Economía

El propio IESS aparece en la lista de patronos morosos

Los impagos a la Seguridad Social también provienen de la entidad, dueña de hospitales. Trabajadores denuncian problemas para acceder a créditos

iess
Estudios actuariales definenArchivo / Expreso

Lady (nombre protegido) lleva desde septiembre del año pasado intentando obtener una novación o un préstamo quirografario que la saque de apuros. Con urgencia, busca obtener un crédito de $ 800 que le permita cubrir parte de una deuda que obtuvo hace más de un año por una prestación médica. No obstante, dice, el trámite ha sido imposible: el sistema le informa que el propio IESS, el ente regulador de los afiliados y sus pagos, dueño del hospital Teodoro Maldonado Carbo donde hoy trabaja, se mantiene en mora patronal.

No ha podido obtener el beneficio pese a que ella sostiene que mes a mes de su rol le descuentan $ 60,34 por las aportaciones que debe hacer al Instituto de Seguridad Social. “Es decir, a nosotros sí nos descuentan, pero claramente se ve que no están pagando las planillas”, dice. 

captura+problemas+quirografarios
Los afiliados del Teodoro, que tramitan quirografarios, se ven impedidos de avanzar con el proceso.Expreso

No es el único reclamo. Decenas de quejas provienen de ese mismo hospital que acoge a 2.970 trabajadores y cuyos casos hoy se receptan en el Observatorio de la Seguridad Social del Guayas. “Es totalmente absurdo que la misma entidad que está encargada de vigilar las aportaciones a la Seguridad Social sea la primera que esté en mora”, dice Manuel Defas, coordinador provincial de dicho organismo.

Este Diario lleva desde el martes pasado esperando una entrevista con Carlos Luis Tamayo, director nacional del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), para abordar este y otros temas. Aunque se comprometió a atendernos, eso no sucedió hasta el cierre de esta edición.

Si a su empleado le descuenta y no paga la aportación, es un delito penal.

Manuel Defas, director regional del Observatorio del IESS

Las autoridades tampoco han contestado el oficio que el Observatorio remitió al Instituto el pasado 2 de febrero, en el que pide explicaciones por esta mora patronal que, según Defas y cálculos de primera instancia, se acerca a los $ 100.000. La irregularidad, advierte, constituye un delito penal, “pues no se han estado pagando los aportes del empleador y los aportes individuales que ya han venido captando”. Esto ha provocado, añade, que los servidores no puedan realizar préstamos y que la misma Seguridad Social tenga que acumular nuevas deudas, por multas.

“Si un empleado tiene la necesidad de una cirugía urgente que cuesta unos $ 2.000, hay que cobrarle al hospital esa suma, pero más el 50 % de multa (por estar en mora). Es decir, $ 1.000 adicionales, dinero que supuestamente también tiene que ser pagado por el IESS”.

La situación preocupa, dice Defas. El organismo ahora mismo lleva a cabo una investigación para ver si la situación se repite con otras entidades. En enero pasado, el Observatorio también denunció un inconveniente parecido. “Aparentemente el IESS estaba al día en sus aportaciones, pero el Biess no registraba eso porque supuestamente la migración de datos no se había actualizado”, situación que también impidió que ciertos afiliados puedan tramitar préstamos.

 618.073 AFILIADOS ACTIVOSprovienen del sector público, versus los 645.823 del 2019.

Este problema se da en un contexto de apretada liquidez de la entidad, producto de los impagos estatales (por deudas por el 40% del aporte de las pensiones) y de los efectos de la pandemia, que en una ola de desempleo hizo que el año pasado lo cerrara con más de 200.000 desafiados.

CASOS DE COVID 19 (32926297)

El IESS pide medidas más duras para prevenir contagios de COVID-19

Leer más

En días pasados, en una entrevista dada a este Diario, Carlos Torres, director de Afiliación del IESS, indicó que entre las medidas que se están adoptando para equilibrar esos ingresos está el reforzar las inspecciones para detectar la desafiliación o la evasión en el pago de aportes. Sobre lo primero, la meta hasta fines de este año, dijo, es poder regularizar a 40.000 trabajadores que hoy no están asegurados.