Economía

Richard Martínez sobre la decisión de Moody's: No recoge los esfuerzos del Gobierno

Luego de que la calificadora de riesgos bajara la nota crediticia de Ecuador, Martínez dijo que explicará al mercado cómo reperfilará la deuda  

richard martínez ministro de finanzas
El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, mantiene el optimismo.René Fraga / EXPRESO

Este 6 de febrero de 2020, la agencia calificadora de riesgos Moody's bajó la nota crediticia de la deuda ecuatoriana de B3 a Caa1. 

descarga

La deuda ecuatoriana tiene una mala calificación en el mercado internacional

Leer más

Si la calificación de la deuda ecuatoriana ya catalogaba a los bonos del país como papeles basura, la nueva nota muestra aún un mayor riesgo debido a los problemas que ha tenido el Gobierno para realizar las reformas económicas, debido a la protesta social o el bloqueo en la Asamblea.    

Una de las preocupaciones de la firma estadounidense es que desde 2022 el Gobierno deberá enfrentar el pago de vencimiento de bonos. 

El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, se pronunció sobre la reducción de la nota. El titular de la cartera de Estado señaló que la decisión de Moody's "no recoge los esfuerzos significativos que el Gobierno ecuatoriano está haciendo para garantizar la sostenibilidad fiscal".

Añadió que, si bien deben ser valoradas las preocupaciones sobre el año 2022, es prematuro que la calificación se afecte al iniciar el 2020.

Martínez anunció que se intensificará el diálogo, tanto con inversionistas como con agencias calificadoras de riesgo, para explicar a detalle el plan de reperfilamiento de la deuda en el mediano plazo, para reducir el servicio de la misma en los próximos años y así superar los desafíos de las amortizaciones en el 2022.

Destacó, por ejemplo, los avances realizados en el Ecuador, al reperfilar parte de la deuda el año pasado, que logró reducir sustancialmente en $ 1.175 millones los vencimientos previstos para este año por los bonos 2020.

Finalmente, el ministro comentó que el Gobierno ecuatoriano continuará avanzando hacia el cumplimiento de consolidación fiscal, protección social y recuperación de la productividad.

La deuda a través de bonos soberanos consiste en la emisión de papeles que son adquiridos por inversionistas en el mercado internacional. A cambio, el Estado ecuatorainao se compromete a pagar intereses semestrales y el capital al final del vencimiento pactado con los compradores. 

5e163a476c9a3

El desorden político golpea a la economía

Leer más

Los papeles emitidos por los gobiernos de Rafael Correa y de Lenín Moreno se comienzan a vencerse desde 2022 y el Estado deberá cancelar su capital. Es decir, deberá disponer de dinero contante y sonante para pagar entre $ 1.000 y $ 2.000 millones anuales hasta 2030. 

La otra opción es recomprar bonos: es decir, emitir nuevamente deuda con mejores tasas de interés y mayor plazo para recomprar la deuda que está por vencer. No obstante, para ello se necesita un riesgo país bajo y al momento Ecuador no goza de buena credibilidad.