Menos ingresos y el costo de la vida al alza

  Economía

Menos ingresos y el costo de la vida al alza

Combustibles y materias primas han encarecido ciertos precios. Los salarios no se recuperan

Puertos
El alza de los fletes también ha influido.Guillermo Lizarzaburo

Si bien en los números la inflación no parece ser un problema en Ecuador, los bolsillos de los ciudadanos dan cuenta de otra realidad..

Al problema laboral y la caída de los ingresos de las familias, tras la crisis agravada por la pandemia de COVID-19, se sumó el incremento de algunos precios de servicios y de productos en las perchas y los mercados.

El efecto dominó explica el aumento de ciertos productos:_la reactivación económica impulsó el aumento de los costos de las materias primas, un fenómeno que ha golpeado a todo el planeta en este año y en Ecuador se ha reflejado en la subida del costo de los combustibles y algunos productos agrícolas más caros. En ese contexto, la especulación ha sido otro ingrediente adicional.

Debido a la pandemia, a Andrea Paredes le redujeron el salario en su agencia de publicidad. Desde julio de 2020 no ha podido recuperar su sueldo completo. Si bien en un principio hubo facilidad para pagar deudas y pedir una rebaja en la renta de su departamento, la situación volvió a la normalidad, pero sus ingresos reducidos se han mantenido.

“He debido cambiar mis hábitos de consumo. Voy a otra cadena de supermercados, acudo a mercados a comprar frutas y verduras, y a veces mis papás también me ayudan”, cuenta la profesional en publicidad.

No ha habido un incremento muy importante en todos los productos o servicios, pero sí ha habido algunos cuantos que han aumentado su costo, asegura Paredes.

En 2020 y en gran parte de 2021 el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se mantuvo en zona negativa, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), lo cual indica que debido a la falta de consumo por la crisis económica los costos bajaron.

Pero la situación comenzó a cambiar en este año con la reactivación económica. Desde enero, la inflación mensual (comparada con el mes anterior) ha sido positiva y desde julio, los números de la inflación anual (comparados con el mismo mes del año pasado) abandonaron el terreno negativo y ya se registran incrementos en precios de bienes y servicios.

“Siempre va a haber una discrepancia entre lo que dice el IPC_y lo que sienten las familias. El IPC_es un indicador macroeconómico general y lo que sienten las familias es lo que consumen de la canasta, que es distinto. Ahí están los alimentos, ahí está el transporte, ahí está la vestimenta. Es decir, es una porción del IPC”, asegura Byron Villacís, exdirector del INEC.

¿Qué es lo que más ha subido en este año? Según el INEC, en el top 20 de productos y servicios que registran mayor incremento en 2020 están los combustibles con aumentos entre el 27 y 36 % respecto al año pasado. Como consecuencia de ello, el precio del transporte urbano subió en 14 %.

También hay productos y alimentos de la canasta básica de los ecuatorianos que han subido de valor: plátano verde, lenteja, melón, margarina, manteca, aceite vegetal, jabón de ropa, entre otros.

Pero no todo tiene que ver con el aumento del precio de los combustibles. Desde el inicio de la pandemia se han presentado dificultades en las cadenas de suministro de diferentes industrias, ocasionando alzas de precio o problemas de disponibilidad en el mundo.

A inicios de octubre pasado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) señaló que esta problemática está ocasionando un aumento en los precios de productos alimenticios. Según su índice de precios de los alimentos, se promedió un aumento del 32,8 % respecto a septiembre de 2020, un alza con un impacto importante en los cereales y aceites vegetales.

Respecto al precio de los aceites vegetales, el índice de precios de la FAO para estos productos subió 1,7 % durante septiembre y alrededor del 60 % anual. A su vez, los precios internacionales del aceite de palma alcanzaron un máximo con respecto a los últimos 10 años, debido a la demanda mundial de importaciones.

La tendencia de ciertos precios al alza se sumó al problema de la caída de ingresos de las familias ecuatorianas que llegó con la crisis económica. Si bien los ingresos de los ecuatorianos se han recuperado en los últimos meses, todavía no han llegado a los niveles previos a la pandemia. En septiembre de 2021, el ingreso laboral promedio en Ecuador fue de $ 309, según la Encuesta Nacional Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu), elaborada por el INEC.

En el mismo mes del año pasado, ese mismo rubro se situó en $ 291, pero en septiembre de 2019 el ingreso promedio era de $ 347. Es decir, el ingreso promedio está $ 38 por debajo a niveles prepandemia.

En ese escenario, las tendencias de consumo de los ecuatorianos se han modificado. Planificar mejor las compras, preferir marca blanca (la línea de productos genéricos que ofrecen los supermercados a menor costo), comer dentro del hogar y dejar de lado los restaurantes son las salidas que los ecuatorianos encuentran para que alcancen sus nuevos presupuestos, asegura Sergio Acosta, gerente comercial de la División de Consumo de Kantar, consultora de datos y análisis de mercado.

“Otra de las tendencias es ir menos al punto de venta, pero adquirir volúmenes más grandes. Marcas más económicas y cazar promociones han sido las maneras de comprar de los ecuatorianos”, dice Acosta.

En el caso de supermercados Tía se ha buscado implementar promociones a través de combos de productos y campañas de ahorro, aseguró Noralva Rengifo, directora de Marketing de Tía.

Además, la cadena de supermercados ha impulsado la compra de marcas propias. Rengifo dice que han registrado un mayor consumo de este tipo de productos por la crisis.

ACEITES ANOTAN UN RECORD. El alza experimentada por los aceites vegetales ha llegado hasta un aumento del 60 % en 12 meses. Su valor ha alcanzado su nivel más alto desde el verano de 2008, según datos de la FAO. Uno de los factores es el encarecimiento de la palma, en máximos de 10 años por la mayor demanda y el temor a la escasez de mano de obra migrante en Malasia, país productor.

LOS CEREALES, OTRO FACTOR. En el último año, el trigo se ha elevado un 41 %, una evolución que la FAO explica por la combinación de poca disponibilidad del producto a escala global y una demanda creciente. El consumo de trigo en Ecuador supera las 450.000 toneladas al año. De ese total, el país importa el 98 % para cubrir la demanda.

LAS SOLICIONES DEL GOBIERNO. “Los hemos escuchado a ustedes y a los sectores sociales y políticos para generar acuerdos para llegar a una situación estable y buena para todos”, dijo el presidente de la República, Guillermo Lasso, tras anunciar que los precios de los combustibles se congelan, el pasado 22 de octubre.

El precio de la gasolina extra y ecopaís se fijó en $ 2,55 el galón, mientras que el diésel para el transporte público, carga pesada y comunitario se congeló en $ 1,90.

El Gobierno ha buscado contener los costos de los combustibles ante un posible escenario de un petróleo aún más caro. Si bien la banda de precios, que estaba vigente hasta semanas pasadas, aumentaba el precio de manera gradual, un crudo más caro prolongaba el incremento de los valores por más meses, hasta igualar a los costos internacionales. Ese era el objetivo de la medida gubernamental.

Bancos estadounidenses como Goldman Sachs y Bank of America han proyectado que el precio del barril de petróleo puede llegar hasta los $ 100 hasta el fin de año.

Otra de las políticas que ha anunciado el régimen es el control de precios. Ante los reclamos de productores y consumidores, el Gobierno señaló que inició una campaña de control de precios desde el lunes 18 de octubre.

Alexandra Vela, ministra de Gobierno, señaló en días pasados que el control aplicará para el precio del arroz, leche y banano. “La campaña tiene dos objetivos fundamentales: primero mantener el precio real a los consumidores internos y, en segundo lugar, que se respete el precio de sustentación oficial fijado para los productores”, afirmó.

¿Qué efectos puede tener el congelamiento de precios? Santiago García, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, señala que las medidas de Lasso pueden frenar la especulación de costos porque ya no habrá la excusa de combustibles más caros.

El economista asegura que la inflación de Ecuador no debería irse de las manos. Actualmente el indicador está entre 1 y 1,5 % y es bastante razonable.

Según los supuestos macroeconómicos de la proforma 2022, elaborada por el Ministerio de Economía y Finanzas, la inflación para el próximo año se proyecta en 1,28 %.

El porcentaje se mantiene como uno de los más bajos comparados con países de la región, como Argentina, Colombia, Perú, Chile, Brasil, entre otros.