El Banco Central del Ecuador prevé mayor crecimiento económico para 2021, pero desaceleración para 2022

  Economía

El Banco Central del Ecuador prevé mayor crecimiento económico para 2021, pero desaceleración para 2022

El plan de vacunación, la entrega de créditos, las exportaciones petroleras, están entre los factores de un mayor crecimiento en este año. 

petroleo-oriente-web-1024x574
El precio del barril de WTI, referencial para el crudo ecuatoriano, superó los $ 75 en este mañana.Cortesía

El Banco Central del Ecuador (BCE) actualizó las proyecciones de crecimiento de la economía ecuatoriana para este y el próximo año. La entidad presenta cifras más alentadoras para 2021, pero prevé desaceleración para 2022. 

1552973663

Goldman Sachs: La gobernabilidad e implementación de políticas siguen siendo débiles e inestables en Ecuador

Leer más

Según la entidad, la economía ecuatoriana crecerá 3,55 %; antes su proyección era de 2,8 %. Mientras que para 2022 estima un crecimiento de 2,54 %; antes se preveía 3,4 %. 

Según el BCE, el crecimiento en este año se debe al "éxito del plan de vacunación"; al aumento del crédito del sistema financiero nacional ($ 4.926 millones en el período enero-octubre de 2021); a la recuperación de las exportaciones petroleras; al buen desempeño de las exportaciones no petroleras y al aumento en el flujo de remesas. "Estos factores impulsaron el consumo final de los hogares y la inversión", aseguró la entidad. 

Mientras que para 2022 se prevé un crecimiento preliminar de 2,54 % ($ 70.406 millones año base 2007), que responde al impulso de la inversión (4,9 %) por mayores inversiones en el sector petrolero y minero; exportaciones (3,3 %) y gasto de consumo final de los hogares (3,2 %). A nivel de industrias, las mayores tasas de crecimiento provienen de la refinación de petróleo (8,2 %); pesca excepto camarón (3,7 %); acuicultura y pesca de camarón (3,1%); otros servicios (3 %) y construcción (2,9 %).

El Banco Central señala que las previsiones de 2022 se revisarán hasta el mes de mayo de ese año, en función de la actualización de las proyecciones de los sectores real y externo de la economía ecuatoriana.