La negociación de precios a la baja ralentiza el despacho de urea subsidiada

  Economía

La negociación de precios a la baja ralentiza el despacho de urea subsidiada

Agripac y Fertisa serán las dos firmas que, inicialmente, venderán el producto desde la próxima semana. Cada agricultor recibirá hasta 20 sacos

arroz
Arroz. Aún se evalúa la entrega de sacos por tipo de cultivos. En este sector podrían recibir entre uno y dos, por hectárea.Archivo / Expreso

Buscar proveedores de urea y negociar con ellos un buen precio que no impacte en mayor medida las finanzas estatales ha sido un reto para el MAG en estos últimos 21 días. Lo que explica, en parte, por qué la venta directa del producto subsidiado no ha podido arrancar a inicios de julio, como se había previsto. La buena noticia es que, tras este proceso, los primeros contratos están por suscribirse, lo que permitiría el despacho de la oferta la próxima semana.

cultivo de piña

Invierten 14 millones de dólares en semillas

Leer más

Eso es lo que espera Eduardo Izaguirre, viceministro del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), tras la firma de acuerdos que en las próximas horas se espera concretar con Agripac y Fertisa. Si bien el proceso podría iniciar con esas dos empresas, la idea es que más firmas puedan participar en el mismo. “Se continuará buscando a más actores del mercado para que haya amplitud en la capacidad de distribución” del producto.

PRECIOS VARIABLESLos acuerdos implican una revisión constante de precios. La idea es    que el valor pactado con el proveedor fluctúe a la baja, semana a semana.

Una mayor participación también generaría competencia y ayudaría a bajar los precios finales. Actualmente, el saco de urea en el mercado se oferta sobre los $ 50, “lo que se busca es que sea por debajo de los $ 43, eso es lo que estamos terminando de negociar, pero esto no afecta (lo dialogado)... los acuerdos están y se van a firmar”. De llegar a finiquitarse en $ 43, el Estado subsidiará ese valor en un 50 %. El resto lo pagará el agricultor en el momento de adquirir el producto. 

No obstante, los precios serán variables, explicó el funcionario. Los acuerdos por firmar implican una revisión constante de precios. La idea es que el valor pactado con el proveedor fluctúe a la baja, semana a semana.

Para este plan se destinarán $ 27 millones que inicialmente beneficiarán a unos 100.000 agricultores que tienen hasta 10 hectáreas. De ese monto, $ 9 millones  se ejecutarán hasta diciembre. ¿Cuánta urea se adquirirá? Ese es un volumen aún difícil de cuantificar, pues variará según el cultivo de cada productor. “En el caso del arroz podrá entregarse entre uno o dos sacos por hectárea. En banano podrán ser de tres a cuatro”. Así, hasta llegar a un tope de hasta 20 sacos por agricultor. “Con eso prevemos se cubrirán las necesidades de cultivos perennes o la necesidad que tengan los agricultores de multicultivos”.

Ha sido un proceso complejo. Buscamos que el fertilizante no sea mal utilizado.

Eduardo Izaguirre
Viceministro de Agricultura

Juan González, presidente de la Asociación de Empresas de Insumos Agrícolas, mencionó que en el mercado existe una veintena de firmas importadoras, de las cuales Agripac y Fertisa tienen el 14 % de participación. “El mercado está abastecido, hay inventario para satisfacer la demanda hasta octubre”, recalcó.

La ayuda estatal, indicó, es oportuna, para paliar el impacto que supone el encarecimiento de este insumo en los costos de producción agrícola. Previo a la pandemia, dijo, la tonelada costaba $ 400, pero tras la reactivación pospandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia, el precio subió hasta los $ 1.100. “Eso hizo que el saco pase de 20 dólares a más de 60 dólares”.

Izaguirre admite que canalizar esta ayuda ha sido complejo, también ha implicado trabajar en la base de datos de los beneficiarios para evitar que el fertilizante sea mal utilizado. "Por eso nos hemos demorado. Hemos querido tamizar muy bien los datos que tenemos para verificar que las personas que están ahí sean verdaderos productores". 

El subsidio, señaló Franklin Torres, presidente de la Federación Nacional de Bananeros(Febane), significará un alivio para los agricultores. La expectativa de ellos es que el beneficio no tarde más en distribuirse, pero también que el MAG abra los parámetros de entrega. “Debe ampliarse el acceso para productores de al menos de 50 hectáreas y no de 10. Los 20 sacos también creemos serán insuficientes. Habría que definir por qué tiempo es ese tope. El fertilizante, al menos en banano, se aplica en 12, 13 ciclos por año”.

Luis Soto, representante de la Asociación de Arroceros de Samborondón, cree también que las cantidades de entrega serán bajas, pero admitió que para su gremio serán suficientes para complementar los fertilizantes orgánicos que los arroceros ahora tienden a emplear. En el caso de ellos, dijo, la meta es tener una producción orgánica, una alternativa que el sector viene probando a raíz del encarecimiento de la urea.

Ministro de Agricultura

Bernardo Manzano: "Hablar es fácil, pero a mi lo que me interesa es ejecutar"

Leer más

  • CÓMO ACCEDER AL BENEFICIO

INSCRIPCIÓN. Los agricultores deben estar inscritos en los registros del MAG, de esa manera se determinará el número de sacos por entregar. Adicionalmente, deberá tener una cuenta virtual en BanEcuador.

HECTAREAJE. Los beneficiarios de la urea subsidiada podrán tener hasta 10 hectáreas, entre cultivos perennes y multicultivos. Se estima que serán unos 100.000 beneficiarios. A ellos, el MAG les entregará hasta 20 sacos.

AUDITORÍA. Estar en la base de datos es el primer paso. Luego, cada agricultor tendrá que firmar un convenio de ejecución, donde se compromete a utilizar el producto en su predio. Para constatar eso, se harán auditorías.