Actualidad

La costa y un extraño feriado sin playa

Los turistas que eligieron los balnearios de Guayas, Santa Elena y Manabí como destino, vieron el mar, pero de lejos. Policías y militares controlaron la restricción

Foto de Sistema Grana (32214528)
Dos agentes de policía desalojan a unos turistas que disfrutaban del balneario de Playas.NESTOR MENDOZA / EXPRESO

Fueron diferentes escenarios, pero con una escena similar: policías, militares e, inclusive, salvavidas, controlando que los turistas no ingresaran a las playas.

Peaje

Salen 8.476 vehículos por el peaje del kilómetro 24.5 de la vía a la costa

Leer más

Las decisiones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, de autorizar la apertura de 40 balnearios en varias provincias y liberar la circulación de vehículos durante este feriado de tres días, se contrapuso a las resoluciones de los gobiernos locales, la mayoría de los cuales prefirió mantener la restricción para evitar un posible repunte de contagios de la COVID-19 en su jurisdicción.

El resultado fue un inédito y extraño feriado en la costa sin ingreso de turistas al mar.

En Playas, Hipólito Meza, cuestionaba que la policía lo retirara a él y su familia de la orilla y les impidiera bañarse. Era uno de los contados turistas que había llegado desde Guayaquil a disfrutar del mar, pero no lo pudo hacer. Su caso se replicó debido a las medidas de control del COE cantonal, que montó un operativo con policías, marinos e inspectores municipales. Esto repercutió en los servidores turísticos que tienen sus cabañas en la playa, quienes hasta el mediodía no habían vendido casi nada porque los turistas se regresaron.

Algunos dijeron no saber que las playas estaban cerradas y cuestionaron que el COE nacional haya permitido la libre circulación vehicular y el feriado de tres días en respaldo al turismo. “Pero con las playas cerradas no puede haber turismo, todo es una contradicción”, dijo Cristian Espinoza, mientras recogía su ropa depositada en la arena para regresar.

En contrapartida, hubo moradores que dijeron sentirse tranquilos, pues temen que entre los visitantes llegue también contagiados de COVID-19 y se produzca un rebrote.

En la provincia de Santa Elena hubo una situación igual.

“Por primera vez veo la playa de Salinas totalmente vacía y bien limpia”, dijo con asombro la visitante Dennis Bajaña, al arribar al mediodía al malecón. La temperatura marcaba 31 grados y el sol brillaba. “Está riquísimo el mar para un chapuzón, lástima que no se pueda”.

Era parte de un grupo que llegó desde la provincia de Tungurahua. Un policía les recordó a ellos y otros visitantes, que debieron mirar el mar desde el malecón, las prohibiciones que rigen en esa jurisdicción.

Las quejas también fueron de comerciantes formales e informales que esperaban mejorar sus ingresos en el feriado.

El control se cumplió también en La Libertad, Ballenita, San Pablo y otros balnearios de la Ruta del Spondylus. “Es por el bien de todos, debemos esperar un poquito, acá hemos resuelto que si no pasa nada, abriremos todos los balnearios a partir del martes 25 de este mes”, informó el alcalde de Santa Elena, Otto Vera.

En la provincia de Manabí, los restaurantes del Malecón Escénico, en Manta, lucieron casi vacíos. La llegada de un comensal significaba una competencia para los enganchadores.

En el sector hotelero el feriado fue calificado como malo. Esteban Fiallo, presidente de la Cámara de Turismo de Manta, indicó que la ocupación no llega ni al 50 %, cuando en esta clase de festivos es del 95 %.

“Las decisiones apresuradas de manera local, autorización de tráfico un día antes del feriado, sin duda afectan: nadie planea un viaje de un rato a otro, se necesita hacer reservas en hoteles y organizarse, las playas cerradas también causan afectación “, lamentó.

En otros lugares como Puerto López, la situación se tornó peor. Santiago Guamaní, presidente de la Asociación de Hoteleros, indicó que la ocupación no superaba el 10 %, considerada pésima para un cantón que tiene una temporada de avistamiento de ballenas vigente.

Feriado- ECU911- Zapata- playas

Feriado: playa que no cumpla las normas de bioseguridad, será desalojada

Leer más

Salen 8.476 carros por el peaje de vía a la costa

Un total de 8.476 vehículos livianos y pesados cruzaron, hasta las 13:00 de ayer, el peaje del kilómetro 24,5 de la vía a la costa, en medio de vendedores de sombreros, petates y bebidas que aprovecharon la salida de los turistas para comercializar sus productos.

Willian Ayala, director de planificación de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), indicó que este volumen de carros es bajo en comparación a otros feriados donde la salida de vehículos es de 18.000 por día.

En los tres días del feriado de agosto de 2019 salieron 50.000 carros;se calcula que ahora no lo haga ni la mitad”, manifestó Ayala al reiterar que este feriado es de poco impacto.