Actualidad

Testimonios del COVID-19: “Si se trata a tiempo, sí puede ser controlado”

Pacientes positivos en COVID-19 cuentan cuánto se sufre con el virus y cómo se recuperaron de los síntomas.

recuperada
Actitud. Jessica Maridueña en la ventana que abría para que el sol, las palomas y el aire le den fortaleza.Cortesía

Los epidemiólogos han sido enfáticos en que todo lo que se haga para luchar contra el COVID-19 es experimental, pero experiencias de pacientes en Ecuador son el ancla que estabiliza este barco nacional en medio de la tormenta del coronavirus, con un sistema de salud desbordado y cientos de muertes en las últimas tres semanas.

ACTIVIDADES SAUCES 2 (31490317)

Coronavirus: Automedicarse, un error con consecuencias letales

Leer más

El testimonio del exministro de Salud y epidemiólogo Francisco Andino se hizo viral en redes sociales. “Soy sobreviviente del COVID-19 por hacer un tratamiento oportuno que evitó que llegue a tener la neumonía grave y sin ocupar una cama en el sistema de salud”.

Andino cuenta a EXPRESO que se contagió mientras atendía a un paciente en una clínica privada, el 14 de marzo. El 19 de ese mes presentó síntomas, se hizo la prueba y entró en cuarentena. El 21 lo detectan como positivo. Allí se suministró un tratamiento con hidroxicloroquina, que bloquea al virus, una medicina desinflamatoria y vitamina C.

Siete días después, los síntomas que él presentó: hormigueos en la pierna, la quemazón en la cara, picazón, la diarrea, disminuyeron considerablemente, por eso insiste en que el virus, “si se trata a tiempo, sí puede ser controlado”.

hospital del guamo (31538224)

Coronavirus: Los hospitales son otro foco de contagio

Leer más

Tener coronavirus tiene manifestaciones diferentes en torno a los impactos sintomáticos que sufre cada persona. Ana Anchundia, por ejemplo, presentó malestar y fiebre antes de los ahogos. Su hija, Tammy, cuenta que “estos la hacían gritar, desesperarse, sentir un traqueteo en la garganta. Esa como que, simplemente, se le cerraban los pulmones”.

Ella también pudo estabilizar su cuadro respiratorio tan solo con gárgaras de bicarbonato con limón y nebulizaciones con eucalipto. Esto tras días de pedir ayuda de emergencia al 171 y no obtener respuesta.

La lucha de quienes enfrentan la enfermedad en casa no es menor. Jessica Maridueña, periodista, para levantarse para cocinar para sus padres, también contagiados, se aferraba a símbolos de ánimo. Teniendo fiebre se paraba y abría la ventana de su habitación con fuerza y desde allí veía las palomas que siempre llegaban a su patio, donde su padre siempre las alimentaba. Entonces pensaba que hasta ellas necesitaban de la recuperación de la familia y ello le daba fuerza.

Coronavirus

Contradicción por la falta de camas en los hospitales

Leer más

Para vencer el miedo cada miembro de la familia aportó con optimismo, se unieron más para trabajar en equipo. “Soy sobreviviente COVID-19 y ahora quiero ayudar para escribir nuevas páginas de optimismo, de fe. A quienes están todavía por superar la enfermedad que busquen sus símbolos de ánimo y luchen con toda su fuerza. El amor ayuda mucho”, destacó Jessica.

Para el comunicador Daniel Solórzano, periodista, todo empezó dos días después de haber asistido a una reunión de amigos. “Por esos días las autoridades permitían si no pasaba de 30 personas. Dos días después de la cita social, cinco amigos empezaron con síntomas y yo a sentir molestias en la garganta. Mi suegro, que es doctor, me recetó y he tomado 4 litros diarios de líquidos, entre agua caliente con jengibre y suero oral”.

El grupo de amigos se ha recuperado, incluso dos que estuvieron hospitalizados. Daniel reflexiona que el detalle fue que el día de la reunión nadie tenía síntomas, “pero ya estamos recuperados, lo más crítico ha pasado”

Hay otras historias con final feliz en medio de la tragedia. Lady Saltos ayer vivió el día más alegre de su vida, su madre Jesús Maritza Arias, ama de casa, de 58 años, salió del hospital. Jesús ingresó el jueves 19 de marzo directamente a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), le faltaba la respiración, diabética e hipertensa. Fue necesario entubarla.

muertos hospital Guasmo

Coronavirus en Ecuador: "Están haciendo un negociado con los cadáveres"

Leer más

Tras pasar una semana sin el tubo le dieron de alta, Jesús está agradecida a Dios y al personal sanitario del hospital del Teodoro Maldonado Carbo, que la atendieron. “Quiero dar gracias hasta a la persona que hacía la limpieza en la sala, porque hasta ellos me dieron ánimo. Ahora quiero decirles que con la bendición de Dios vamos a recuperarnos. Sí podemos vencer a este virus”, dijo Jesús.