Actualidad

Coronavirus: Fuerzas Armadas amplían capacidad del IESS del sur de Quito

Los militares instalaron carpas con 40 camas para las personas que requieran de ese servicio.

Carpas militares
En el Hospital del IESS del Sur de Quito se instalaron carpas para alojar pacientes.Cortesía

En Quito los preparativos para atender a eventuales pacientes contagiados por COVID-19 continúan. En esta ocasión las Fuerzas Armadas contribuyeron en ampliar  la capacidad de Hospital del IESS, ubicado en el sur de Quito.

Este sábado 11 de abril, miembros de Fuerzas Armadas, en coordinación con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) instalaron los módulos que servirán para la atención a los pacientes.

MILITARES PARA GUAYAS

Coronavirus: Nuevo contingente de militares llegará al aeropuerto de Guayaquil

Leer más

Según un comunicado del Ejército, el dispositivo tiene alrededor de 40 camas. En ellas se alojará y brindará atención a los pacientes con coronavirus que requieran tratamiento médico inicial.

De esa forma la institución uniformada colabora con el Ministerio de Salud , para que esa casa de salud amplíe su capacidad de atención a la población afectada por la pandemia. Las carpas son climatizadas (aire acondicionado y calefacción). 

Está previsto que los militares coloquen más carpas como esa durante la próxima semana en coordinación con el Ministerio de Salud.

Mientras tanto, este sábado el Instituto de Seguridad Social de Fuerzas Armadas (Issfa) envió a Guayaquil en un vuelo que partió desde el aeropuerto de Tababela en Quito, 200 kits para toma de muestras de COVID-19 que se destinarán 80 para la Fuerza Terrestre, 80 para la Fuerza Naval y 20 para la Fuerza Aérea. 

Su destino son tres hospitales militares del Puerto Principal. Las muestras serán remitidas a un laboratorio en la capital con los respectivos protocolos de mantenimiento en las cadenas de frío para su análisis y posterior comunicado de resultados. 

Según el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín en las Fuerzas Armadas existen alrededor de 152 casos confirmados de COVID-19 con unos 1.000 uniformados en aislamiento. Al menos tres miembros de la institución militar han fallecido.