Actualidad

Testimonios del COVID-19: “Las desapariciones de cuerpos son crímenes de Estado”

Ciudadanos critican la gestión con los cadáveres, tras saber que hay cuerpos de los que no se tienen noticias.

CEMENTERIO
Personas usan mascarillas en el exterior de un cementerio de Guayaquil,  a la espera de información de sus familiares fallecidosCHRISTIAN VINUEZA / EXPRESO

La desaparición y falta de noticias de decenas fallecidos durante la emergencia sanitaria que vive Guayaquil ha repercutido no solo en el dolor de los deudos que perdieron a sus parientes, sino en críticas desde la sociedad que apuntan a una negligencia absoluta de parte del Gobierno en el tratamiento que se ha dado a los cadáveres en cuestión.

Cementerio

Testimonios del COVID-19: “Pierdo las esperanzas de hallar el cadáver de mi papá”

Leer más

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Después de que el mismo presidente de BanEcuador, Jorge Wated, responsable de movilizar y enterrar a los cuerpos, haya admitido que se perdieron etiquetas y que aún hay centenares de cadáveres por enterrar, la ciudadana Judith Silvia Basantes cree que los cuerpos ni siquiera aparecerán. “El Estado no tomó las debidas medidas. Después de que pase todo esto, deberían hacer un censo para saber las cifras reales de muertos tuvimos”, recomienda.

Algunos, como Denisse Fernández, catalogan esta descoordinación como una tortura psicológica, primero para el paciente, cuando ingresa al hospital y no halla ayuda, y luego para sus familiares cuando muere y su cuerpo no se encuentra. 

Qué horrible estar en esa situación... Y no deberían esconder los cuerpos hasta ver una solución... Eso es un foco infeccioso... Creo que se agrava el problema.

Denisse Fernández

La actriz y catedrática de arte Marttah Viktoria Robles recuerda que existe un protocolo internacional que insta a la cremación. "No se entregan los cuerpos, se queman con lo que usaron al morir. No se vela, no se entierra... La otra opción a la cremación es la fosa común.

En este sentido, se precisa que se ha descubierto que no ha habido protocolos respetados, y que cuando se inició el trabajo de recolección de cadáveres, ya había un atraso de diez días. Glenn Peter Romero apunta por eso a “la falta de instituciones encargadas y entrenadas de poder llevar a cabo dicha tarea". 

wated

Jorge Wated: "Solo se ha sepultado a cerca de 600 cuerpos"

Leer más

El escritor César Eduardo Galarza, en este sentido, analiza que lo grave es que al inicio, el Gobierno estableció ese protocolo de creamación, pero no brindó el servicio. "Entonces, cuando los familiares de los fallecidos quisieron cumplir con aquella disposición, se tropezaron que este servicio no era público sino privado y, claro, casi nadie podía cubrir su alto coste (en el proceso se quema también el ataúd, que de por sí es costoso)...". 

Eso, que el gobierno no ofreciera el servicio de cremación y sin embargo lo ordenase, fue inaudito, una burla... y lo peor, habiendo lugares, públicos y privados, en donde hacerlo.

César Eduardo Galarza

Gianella Alvarado, en cambio, cree que la responsabilidad está en el personal hospitalario. “Los amontonaron. El trámite se alargó. El Ministerio del Ambiente debería intervenir. Hay afectación por contaminación también”.

Dorys Retto, en cambio, entiende lo que pasa. "Es algo que pasa en todas partes del mundo, cuando se atraviesa una crisis sanitaria. Era de esperarse que colapse el sistema de salud. Y, por ende, la entrega de los cadáveres, al ser tantos, era inevitable que eso ocurra".

1

Coronavirus en Ecuador: “Están muriendo en las casas porque no los atienden”

Leer más

Christian Petersen ironiza, en cambio, y dice que si llega a estar al borde de la muerte se tragará un GPS a ver si así lo logran encontrar. "Es inaudito que los familiares tengan que andar rogando por información", piensa.

Jean Franco cataloga el hecho como un crimen de Estado. “Son desapariciones forzosas y violaciones a los derechos humanos. Lo peor que nos puede pasar, además de la impunidad, es el olvido. La memoria histórica deberá prevalecer”.

El suegro de mi hermana murió y le sugirieron del hospital que no se demore de sacarlo, porque si tarda mucho lo pueden confundir, porque la morgue está repleta. Además, tenía COVID-19, pero lo declararon muerto por complicaciones de diálisis.

Nicole Rodríguez