Actualidad

Boeing pierde 300 pedidos de aviones por la crisis de del coronavirus

Aerolíneas como la brasileña Gol, la checa Smartwings y la firma de "leasing" Avalon están entre los clientes de Boeing que cancelaron

boeing-coronavirus-crisis
La fabricación de aviones, otra víctima del coronavirus y sus efectos económicos en el mundo.EFE

El coronavirus también hace eco en las actividades económicas, la fabricación de aviones es una de ellas y se puede reflejar en lo que anunció Boeing. El gigante aeronáutico eliminó más de 300 aviones de su lista de pedidos en marzo, entre ellos 150 aparatos del polémico modelo 737 Max.

Distintos clientes cancelaron sus pedidos en medio de la crisis de demanda provocada por la pandemia del COVID-19.

Aerolíneas como la brasileña Gol, la checa Smartwings y la firma de "leasing" Avalon están entre los clientes que cancelaron sus pedidos de aviones a Boeing, de acuerdo a medios locales.

Nigeria

Coronavirus en Guayaquil: Nigeria, el barrio que le corretea a la pandemia

Leer más

"Estamos trabajando con nuestros clientes, muchos de los cuales afrontan presiones financieras importantes, para revisar sus planes de flota y hacer ajustes donde sea apropiado", informó la empresa fabricante. 

"A la vez, Boeing sigue ajustando su libro de pedidos para adaptarse a una producción más baja de lo planeado del 737 MAX a corto plazo", detalló Boeing en un comunicado de prensa.

De acuerdo a su página web, al cierre del primer trimestre de 2020, Boeing tenía 5.049 pedidos de aviones, la mayor parte de los modelos 737 (el 80%), después de que la firma redujera la lista en 307 unidades por las bajas expectativas de que sean entregados en medio de las dificultades que atraviesa el sector.

coronavirus-amor-sandra-giancarlo

Coronavirus y amor: esposos celebran en la UCI sus 50 años de matrimonio

Leer más

El año pasado, Boeing registró su primer ejercicio con pérdidas en dos décadas a consecuencia de la crisis de los 737 Max. Ello se suma a la suspensión este mes de su producción de aviones comerciales debido a las medidas impuestas por las autoridades en EE.UU. para contener la propagación del coronavirus por todo el mundo y de la enfermedad que genera, el COVID-19.