Coronavirus: La aclaración de contagios permite dibujar nuevos escenarios

  Actualidad

Coronavirus: La aclaración de contagios permite dibujar nuevos escenarios

Las pruebas rezagadas comienzan a dar resultados. La comunicación sigue siendo un problema

Coronavirus
En Guayaquil, el Ministerio de Salud realiza pruebas rápidas por zonas.AFP

La falta de comunicación es incluso interna. El gobierno del presidente Lenín Moreno tiene contradicciones constantes que generan confusión y que tardan varias horas, o incluso días, en aclararse. La última muestra fue la presentación de cifras de contagiados por coronavirus. Los números, que ya son subestimados y con evidentes registros por debajo de la cantidad real, sufrieron cambios drásticos en cuestión de horas. Lo más grave es que ninguna entidad dio la cara ni explicó las modificaciones hasta ayer, 24 horas más tarde.

romo en digital

Coronavirus: La comunicación es otra tarea que superó a las autoridades

Leer más

Pese a los vacíos comunicacionales generados, y al cambio constante de reglas y normas, el gobierno propone al 4 de mayo como la nueva fecha para retomar una nueva normalidad.

Dicha fase de distanciamiento se perfeccionará entre el 27 de abril y el 1 de mayo. En esa semana se diseñará el plan de distanciamiento social.

También se harán los estudios, modelización y reactivación de actividades comerciales y laborales. Las autoridades repitieron que se hará un plan piloto del sector de la construcción “bajo cumplimiento de protocolos sanitarios”. También habrá la fijación de un semáforo.

Ideas que ya se plantearon, pero que se retrasaron una y otra vez.

La propuesta de una nueva normalidad responde, en parte, a la mayor claridad que tiene el país para determinar cuántos contagiados existen en el territorio nacional. Ese paso se cumplió apenas esta semana. Con más concreción, desde el jueves.

lenín moreno presidente ecuador

Moreno decreta cambios en la Secretaría de Comunicación, CIES y Ministerio de Ambiente

Leer más

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dijo el jueves que las causas del aumento responden a una mayor cantidad de pruebas. Limitó, sin embargo, sus explicaciones y aseguró que el resto de cifras no tendría mayor variación. Al referirse a cifras, el ministro habla de enfermos, hospitalizados y fallecidos.

La confusión del jueves, cuando los casos pasaron de 11.183 a 22.160, tuvo una reacción en cadena ayer viernes. Ayer se habló de 22.719 casos positivos.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, salió a disipar las contradicciones creadas por el mismo gobierno. Dijo que el número creció porque ahora tres laboratorios hacen las pruebas en Quito, Guayaquil y Cuenca. Ese paso era fundamental para combatir la enfermedad: hacer la mayor cantidad de pruebas posibles.

Esa fue la recomendación que hicieron sectores privados desde el inicio de la emergencia sanitaria. Sin embargo, apenas comienza a aplicarse.

hv

Coronavirus: Gobierno lanza aplicación móvil SaludEc

Leer más

La confusión, pese a las explicaciones de María Paula Romo y de autoridades del Ministerio de Salud (ayer no estuvo el ministro Zevallos en la cadena nacional), todavía es incompleta. Romo pidió que no se tome al día de publicación de cifras como el día de crecimiento de casos. Que haya más de 22.000 casos no significa que hay un rebrote del coronavirus. Es más, enfatizó, puede que varios de los contagiados reportados apenas ayer ya estén recuperados. La tardanza de la publicación de resultados altera todo el contenido de los reportes oficiales.

¿Qué credibilidad tienen entonces los reportes diarios que entrega el Ministerio de Salud y la Secretaría de Riesgos? Una cantidad cuestionable. La ministra dijo que la infografía de ayer todavía no recoge todos los cambios que arrojaron las pruebas. Apenas hoy o mañana se tendrá el impacto real. Incluso se puede tardar aún más.

El Ministerio de Salud informó ayer que el “personal operativo que está subiendo la información sobre las pruebas en proceso de análisis (denominadas rezagadas) a la plataforma de actualización de datos, ha trabajado de forma ardua y avanzamos en este tema. Como comprenderán, por la cantidad de datos cargados, el sistema está trabajando en su máxima capacidad, por lo que dichos datos se reflejarán paulatinamente en los informes sobre la situación de la COVID, que publicamos diariamente, a medida que los digitadores suban la información al Sistema de Vigilancia en Salud Pública”.

Eso se comentó ayer. Previo a eso, la prensa cuestionó por los datos irregulares al Ministerio de Salud y a la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República, pero nadie respondió. El silencio, como en ocasiones anteriores, fue la manera de comunicar del gobierno de Moreno.

Algo que generó cambios de autoridades en entidades como la Secretaría de Comunicación. Gabriel Arroba fue reemplazado por Gustavo Isch.

¿Qué si se evidencia en la infografía entregada? Que Guayas, y en concreto Guayaquil, duplicó el número de contagiados. Las pruebas rezagadas evidencian que la realidad en las ciudades ecuatorianas es peor de lo que se mostraba en los últimos días.

En Quito, en cambio, no hay una duplicación de resultados pero si un incremento de casi 700 casos.