Coronavirus: Casi 1.000 detenidos por incumplir el toque de queda

  Actualidad

Coronavirus: Casi 1.000 detenidos por incumplir el toque de queda

La mayor parte de casos se registran en Guayas. La Fiscalía reportó hasta las 17:00 del 23 de marzo 861 procesados.

VIGILANCIA POLICIAL
Los controles en las vías y calles del país seguirán en los próximos días para reducir el riesgo de los contagiosCortesía

La emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus no da tregua a la Policía y Fuerzas Armadas que efectúan los controles para verificar el cumplimiento del estado de excepción y toque de queda, decretados la semana pasada por el gobierno.

Hotel que da hospedaj (31460701)

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Leer más

Hasta este lunes 23 de marzo, 947 personas fueron detenidas por incumplimiento del toque de queda. La Policía presentó los resultados de su operatividad y dio a conocer que hizo 524 controles a personas en aislamiento en casas y hospitales y a 1.471 viajeros en aislamiento. Hubo además 1.274 conductores de vehículos y 265 conductores de motos sancionados.

Al igual que con el número de casos confirmados de coronavirus, Guayas sigue siendo la provincia que registra el más alto número de incumplimientos del decreto 1017 con 345 casos. En esa provincia se han levantado 4.492 partes de verificación de aislamiento y siete por violación de la medida. En Manabí y Los Ríos hubo 93 y 91 incumplimientos del decreto.

La Fiscalía, por su parte, informó que hasta las 17:00 del 23 de marzo registró 861 procesados por el delito de incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente en el marco de la emergencia nacional y el toque de queda. También en procesados Guayas está en el primer lugar con 305 casos. Manabí tiene 94, Los Ríos 62, Azuay 57, Sucumbíos 40, Pichincha 38, entre las que registran más casos.

El jurista Carlos Alvear cree que es un tema cultural que va más allá de cualquier política criminal en tiempos de emergencia. "El ecuatoriano es una persona culturalmente indisciplinada que no le gusta acatar normas o prohibiciones, incluso si éstas conllevan una sanción de orden penal", indica.

IMG-20200323-WA0047

Toque de queda: baja a cero el número de detenidos en Guayaquil

Leer más

Para el catedrático universitario Farith Simon hay tres explicaciones para ese fenómeno. Cree que hay mucha gente que considera que es innecesaria la medida, que no se verán afectados personalmente y que lo que está pasando está en el terreno de la histeria y no corresponde a los datos.

Señala que hay un segundo grupo que nunca va a cumplir las reglas porque tienen una forma de vivir cotidianamente que les hace que siempre incumplan las reglas. En un tercer grupo están las personas que por necesidad salen a la calle, que hay gente que requiere salir y necesita hacer cosas en ese tipo de horas en las que rige la prohibición.

Simon añade que en muchos lugares han tenido incidencia las declaraciones de alcaldes, líderes políticos o de personas con influencia pública que desestiman las medidas de aislamiento por considerar que todo es inútil o que no sirve o no es necesario. 

Creo que somos una sociedad con mucha gente tremendamente egoísta, es importante el discurso de los derechos pero creo que en estos años se ha ido acumulando esta idea que nuestros intereses individuales siempre estarán por encima de los intereses de los demás.

Farith Simon, catedrático universitario

Para él eso es lamentable y demuestra la necesidad trabajar en la sociedad en el tema de cumplimiento de las responsabilidades y cumplimiento de las obligaciones frente a otros. .

coronavirus Guayaquil

Coronavirus: No es posible todavía saber cuándo Ecuador podrá convivir con el virus y recuperar su vida normal

Leer más

La jurista Marcela Estrella expresa que la cifra de detenidos versus el de contagiados que, hasta las 10:00 de este martes se colocó en 1.049 casos confirmados con coronavirus y 27 personas fallecidas, es alarmante porque sí refleja la falta de concienciación que hay en todos los grupos de la sociedad. 

Destacó que sí es necesario darse cuenta que todavía hay resistencia para acatar las disposiciones del gobierno, no solo en los sectores más vulnerables, en los que a lo mejor la ley recién va a penetrar y que para ellos a lo mejor resulta sorpresivo que la Policía haga controles. 

Dice que también hay grupos de clases ecocómicas medias y o medias altas que todavía tienen la resistencia a acatar las disposiciones. Revela que en Quito todavía hay clandestinamente hay fiestas que se están programando para el fin de semana. Añade que hay falta de concienciación generalizada sin desmerecer que hay un grupo bastante grande que está dispuesto a cumplir.