Científicos piden cautela a la autoridad en sus anuncios sobre la vacuna

  Actualidad

Científicos piden cautela a la autoridad en sus anuncios sobre la vacuna

La afirmación del presidente Lenín Moreno, de que la vacuna estaría disponible en Ecuador en enero, causa dudas en especialistas locales de ese campo.

Oxford University_Ast (32811662) Vacuna
Imagen de un frasco de vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford y AstraZeneca. El fármaco tiene una eficacia media del 70,4 por ciento en los resultados preliminares.OXFORD UNIVERSITY / JOHN CAIRNS

El anuncio del presidente Lenín Moreno de que Ecuador tendría disponible la vacuna contra la COVID-19 en enero próximo es recibido con dudas por científicos locales, que piden cautela y coherencia a las autoridades al hacer declaraciones públicas sobre el tema.

“Entiendo yo que ya tendremos la posibilidad de empezar a vacunar en el primer mes del próximo año”, declaró Moreno en un programa el lunes.

Investigadores en medicina recuerdan que si bien los medios han publicado los avances de las farmacéuticas en el desarrollo de las vacunas (lo que ha ocurrido en forma acelerada), en la práctica ninguna ha culminado el proceso establecido por la ciencia ni ha recibido la respectiva aprobación de los organismos internacionales.

Es irresponsable aseverar que se va a iniciar con la vacunación en enero sin tener ninguna vacuna aprobada por organismos internacionales.

Daniel Simancas, PhD en Salud Pública

También advierten que una vez que haya una o más vacunas disponibles para importarlas, se requerirá de organización logística para almacenarlas, distribuirlas y aplicarlas, algo que al momento no se ve.

Daniel Simancas, doctor (PhD) en Salud Pública y Métodos de Investigación, explica que se necesitará un plan de contingencia enorme y con varios actores para inmunizar a nueve millones de personas en tiempo récord. “Declaraciones alejadas de la ciencia y sin respeto por los procesos de evaluación de la seguridad y efectividad de una intervención, podrían generar una percepción de seguridad en la población antes de las festividades, que preocupan en la contención y mitigación del virus y el control de la pandemia”, explica al ser consultado por EXPRESO.

En ello coincide la doctora (PhD) en Farmacología, Mónica Tarapués, quien participó en un foro virtual organizado por la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), que abordó el tema de la llegada de la vacuna a Ecuador y su posible eficacia.

Infografía_Muertes en exceso 2020
El gráfico resume el análisis de datos elaborado por Emmanuel Quentin y Daniel Simancas, de la Universidad UTEcortesía

“Debe haber coherencia en los diálogos por parte de las figuras públicas. Debemos aceptar que no sabemos algunas cosas y evitar mensajes equivocados”, pide la máster en Desarrollo, Evaluación y Uso Racional de Medicamentos.

Incluso, dijo que tras culminarse la tercera fase para ser aprobadas, es indispensable una cuarta que analiza los posibles efectos secundarios. “Los protocolos son bastante estrictos, ya que se pondrá la vacuna en personas sanas”.

Franklin Toapanta, PhD en Virología Molecular y Microbiología, acota que aun para la ciencia es difícil predecir qué va a suceder con la pandemia en dos o tres meses. Y anota que muchos países han debido volver a la cuarentena. “Espero que haya más de una vacuna pronto, la población debe tener paciencia. Y cuando esté disponible, que vaya a vacunarse”.

La confianza de la gente en lo que dicen las figuras públicas sobre el virus era del 60 % en marzo y después cayó al 30 %.

Mónica Tarapués, PhD en Farmacología