En Jama se convierte la chatarra en vehículos con pedales

  Actualidad

En Jama se convierte la chatarra en vehículos con pedales

VIDEO. Bicicletas acuáticas y terrestres, monociclos y triciclos toman forma en las manos de Efrén Intriago, un profesor de deportes retirado que se dedica a su ensamblaje con materiales nuevos y reciclados.

IMG_0382
Efren Intriago ensambla bicicletas con piezas de otros vehículosVALENTINA ENCALADA ORTEGA

Quién se imaginaría que de piezas poco comunes, olvidadas y hasta obsoletas se podría ensamblar una reluciente bicicleta. Por ejemplo, que la palanca de freno de un carro pueda ser muy útil para hacer marchar un cuatriciclo, o que una motoguadaña creada para cortar el césped; sea la hélice para que una 'bici' se mueva sobre el agua. Todo esto es posible en las manos de Efrén Intriago, un manabita de 60 años, que ha dedicado la última década de su vida a fabricar su propio arte, por puro hobbie.

IMG_0265

Gustavo, el hombre que hospeda a 248 perros que nadie más quería

Leer más

Sus negocios son un restaurante y una camaronera, crear vehículos -para agua o tierra- con pedales es solo un pasatiempo que nació de una necesidad: dar oxígeno a las piscinas de su camaronera. Mientras que, construir las bicicletas terrestres con material reciclado le surgió luego de ver un video por Internet, y encantarse con esa técnica. Y así, sin necesidad de redes sociales o una tienda, Efrén es popular en el cantón Jama (Manabí), por sus creaciones que hoy le representan un ingreso adicional.

En su historial tiene un triciclo con pedaleador de brazos, que creó para Juan Carlos Medina, un joven con movilidad reducida en sus piernas (usa muletas) y con este medio de transporte pudo mejorar por completo su manera de trasladarse.

No trabaja solo. Él es la mente creativa y, su hijo Emilio, es quien lo ayuda a ensamblar.

En el taller de su casa crea triciclos, cuatriciclos, bicicletas de carga y acuáticas, y desde ahí  le explica a EXPRESO paso a paso como convierte piezas olvidadas y poco comunes, un vehículo necesario y amigable con el medio ambiente.

Fue después del terremoto del 16 de abril de 2016 cuando decidió probar suerte y comenzó a desarmar una bicicleta vieja que tenía el patio de su casa; utilizó las partes que aun servían y armó una nueva con mayor capacidad de carga. Ahí descubrió que era lo suyo.

Alberto

Alberto Sper, el guayaco que enfrentó la pandemia desde la UCI

Leer más

"Primero empiezo a ver las piezas que tengo a la mano, reciclo y poco a poco le voy dando forma con tubos, pedales, catalinas, raches y cadenas", cuenta Intriago. También explica que este trabajo requiere de paciencia y creatividad. 

¿Cuánto tarda? Su primera creación le tomó al rededor de tres meses y ahora, luego de crear más de 7, fabricar una nueva no le demora más de un mes.

En el ensamblaje incluye piezas de motos, carros y partes de vehículos livianos como retrovisores, asientos, llantas, volantes e inclusive otros instrumentos como motoguadañas, amoladoras y taladros; estas tres últimas las incorpora en la bicicleta acuática.

  • IMG_0434
    Efrén y Emilio arman una bicicleta acuáticaVALENTINA ENCALADA ORTEGA
  • IMG_0489
    Juan Carlos Medina utiliza el triciclo debido a su movilidad reducida. Utiliza este medio de transporte para salir a la calleVALENTINA ENCALADA ORTEGA
  • Bicicleta acuática
    La bicicleta acuática puede ser utilizada en la ría, mar o piscinas de camaronerasVALENTINA ENCALADA ORTEGA

Las bicicletas acuáticas, además de servirle en su camaronera, son una atracción turística y una manera de impulsar el ejercicio. Emilio, su hijo, resalta que "son multifuncionales, sirven para andar en la ría, en el mar o en las camaroneras para generar oxígeno a los camarones, pero también sirven para hacer deporte, y están diseñadas para que los niños puedan andar en ellas".

Para Efrén, elaborar bicicletas, es más que un hobbie o un ingreso extra, la satisfacción de saber que puede crear un instrumento de transporte con su ingenio, lo impulsa a seguir innovando sus propuestas.