Se va cerrando el círculo de los sobornos en el caso Isspol

  Actualidad

Se va cerrando el círculo de los sobornos en el caso Isspol

Exgerente operativo del Decevale recibió más de 3 millones de Chérrez. Luis Álvarez decide colaborar con la justicia americana

Bolsa
El Decevale funcionaba junto con la Bolsa de Valores. Agencia (ag-extra)Christian Vinueza

Luis Álvarez, exgerente de Operaciones del Decevale (Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores), se ha declarado culpable de haber recibido sobornos en un proceso criminal que se le sigue en Estados Unidos.

Álvarez salió de Ecuador el 29 de septiembre de 2020 luego de las acusaciones hechas contra él, de haberse confabulado con Jorge Chérrez Miño, presidente de IBcorp Investment y otras empresas, para negociar bonos de deuda de Ecuador en poder del Isspol (Instituto de Seguridad Social de la Policía) usando como supuesto custodio de dichos papeles al Depósito Centralizado.

Según las autoridades ecuatorianas, el Decevale no podía custodiar dichos títulos.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, División Criminal, Sección de Fraude, del Distrito Sur de la Florida, en un escrito del 27 de junio del año en curso, señala que Álvarez Villamar declaró su culpabilidad en el blanqueo (lavado) de dinero.

El demandado comenzó a trabajar en el Decevale en 2003 siendo administrador de operaciones de la entidad ecuatoriana hasta aproximadamente el 2 de octubre 2020. Fue despedido con visto bueno ante el Ministerio de Trabajo.

Específicamente, alrededor de 2014 y 2019, el acusado declara haber recibido aproximadamente $ 3’155.671 de cuentas bancarias controladas por Jorge Chérrez, con base en los Estados Unidos, incluidos los depósitos hechos en el Distrito Sur de Florida, a cambio de usar el nombre de la compañía que trabajaba en contratos en los que se simulaba que esta era custodio de las inversiones del Isspol, cuando en verdad esos contratos le daban la real custodia a empresas controladas por Chérrez.

“La aceptación de culpabilidad de Luis Álvarez Villamar, de haber recibido más de tres millones de dólares en sobornos en Estados Unidos por parte de Jorge Chérrez, durante los años 2014 al 2019, solamente confirma la veracidad de las denuncias realizadas en agosto del 2020 por parte del Isspol y la existencia de una estructura criminal, política y económica transnacional que atracó nuestros recursos”, manifiesta Renato González, actual director del Isspol y quien ha declarado dos veces ante la Fiscalía de Ecuador por procesos contra ejecutivos de Citadel y de la Bolsa de Valores por supuesto delito de falsedad de información bursátil.

Lobo de Wall Street

La historia del 'desfalco' de los dineros del Isspol inspirada por los lobos del Wall Street ecuatoriano

Leer más

El 22 del pasado mes la Fiscalía informó de Rodolfo Kronfle, expresidente de la Bolsa de Guayaquil (BVG), exgerente general Carlos Carbo Cox; así como Oriana Rumbea y Xavier Neira.

El pago de sobornos se hizo en aproximadamente 22 transacciones, todas las cuales fueron valoradas en más de $ 10.000 y de las cuales se realizaron a 9 cuentas bancarias de EE. UU.

Este es el segundo soborno que se confirma en EstadosUnidos, donde también se encuentra detenido John Luzuriaga, exjefe de riesgo del Isspol.

Luzuriaga habría recibido alrededor de 2,6 millones de dólares en sobornos. De ellos hubo tres mecanismos de entrega de 1’397.066 dólares por parte de Chérrez. Según el documento de cargos, se habrían efectuado pagos por 419.226 dólares con cheques girados en nombre de Luzuriaga.

Luis Álvarez rindió también el 23 de junio de 2021 su versión voluntaria ante la Fiscalía de Ecuador donde declaró que muchos de los que dijeron no conocer lo que se hacía en el mercado de valores con las operaciones del Instituto de Seguridad Social de la Policía, sí lo sabían.

Él junto con Oriana Rumbea (gerenta del Decevale); Rodolfo Kronfle, presidente de la entidad, y Carlos Xavier Neira, gerente de Citadel Casa de Valores, aparecen en el informe de auditoría forense de Ernst & Young por sus conversaciones con uno de los principales gestores de inversiones del Isspol, Jorge Chérrez, con quien se cruzaron correos electrónicos sobre los pormenores y las estrategias para realizar las operaciones.

Deja claro en su declaración que todo era realizado por dos personas: Oriana Rumbea -esposa de Neira- y Rodolfo Kronfle, ambos con procesos iniciados por la Fiscalía hace dos semanas. “El abogado Kronfle siempre se ha sentido orgulloso de su forma de trabajar, se lo escuchaba decir con orgullo, aquí en la Bolsa de Valores de Guayaquil y en Decevale no se mueve un lápiz sin mi consentimiento y autorización”, señaló en ese momento Álvarez.

Renato González, director general del Isspol, manifestó a EXPRESO que ahora esperan que la justicia ecuatoriana haga su parte, pero también “requerimos el apoyo político para recuperar los valores que legítimamente le corresponden a la seguridad social policial y que se encuentran en el país y en el exterior”.

“Ahora quisiera que aparezcan los que pregonaban que solo se trataba de un tema técnico que desconocíamos y que era un escándalo con megáfono, orientado hacia otros fines, tiempo al tiempo, decían ellos”.

La reflexión es, ¿cuánto recibieron los demás actores que se han identificado? Recordemos que hay empresas como la panameña Forban Holding que con dinero del Isspol se permitieron dar un crédito por cuatro millones de dólares a Envases del Litoral.

Este no es el único proceso que se sigue. El Isspol también invirtió en papeles de renta fija en empresas nacionales, como Delcorp y Ecuagran, dinero que no ha podido recuperar, por lo cual la Fiscalía realiza investigaciones a otras casas de valores, empresas, bancos y compañías asesoras.

  • El 14 de septiembre de 2016 el acusado recibió un pago de soborno de aproximadamente $ 500.000 en una cuenta bancaria en su nombre con base en el Distrito Sur de Florida de una cuenta controlada por Chérrez.
  • El pago de sobornos lograba acuerdos que establecían que los valores de Isspol administrados por Chérrez y las compañías que controlaba se depositaron directamente a ellas en lugar de un custodio internacional.
  • Estados Unidos señala que Jorge Chérrez pagó sobornos a los exfuncionarios de la Isspol que permitieron y aprobaron las operaciones fraudulentas. Algunos de estos hacían depósitos a nombre de sus familiares en Estados Unidos.

Isspol

Caso Isspol: siete detenidos en allanamientos por falsedad de información bursátil

Leer más

El Isspol también quiere que se rastree el dinero que la compañía panameña Forban, de Carlos Xavier Neira Salazar, su padre el político Xavier Neira Menéndez y otros familiares.

A esta empresa se la acusa de haber recibido parte del dinero obtenido por Jorge Chérrez para invertirlo en empresas como Enlit y otras de Guayaquil. Los recursos eran del Isspol, según varios oficios de la Superintendencia de Compañías.

La declaración hecha por Renato González, director actual del Isspol -Instituto de Seguridad Social de la Policía-, ante la Fiscalía, habla de los 4 millones de dólares transferidos a Enlit y otros montos a distintas empresas. Según dijo, fueron $ 12,4 millones. “Ese dinero, que era propio del Isspol, era supuestamente para adquirir bonos”.

Todo este proceso fue ejecutado por Citadel Casa de Valores, también de Neira Salazar, según oficio de la Superintendencia; el dinero llegó también a Ecuagran y Delcorp a través un “préstamo puente”.

En el caso de Enlit, sus ejecutivos señalan que los préstamos hechos por Forban son legales y que ante la situación consignaron un cheque por 1’054.000 dólares del monto pendiente.

Esta consignación fue inadmitida. La inadmisión de la demanda se da “porque la jueza se declaró incompetente al advertir que el contrato de préstamo con Forban tenía una cláusula arbitral para controversias. Esta decisión se apeló por ser el pago por consignación un proceso voluntario no contencioso. Está transcurriendo el término en que se corrió traslado a la contraparte para que se pronuncie sobre la apelación”.

Forban tampoco tiene registro de cuentas en el Decevale, según la autoridad. Sin embargo, la Super anota que los 4 millones no fueron transferidos desde Forban, sino desde el Decevale, a través de una nota de crédito del Banco de Guayaquil con la descripción “pago nómina SPI-SP”.

Estas, según la Superintendencia de Compañías, habrían sido operaciones extrabursátiles hechas en 2019, y tienen como origen una transferencia hecha por el Isspol desde su cuenta en Banco Central a la IBcorp por $ 32’280.000, de los cuales se transfirió 11 millones a Citadel pero que debían servir para adquirir bonos global. Los valores que empresas como Enlit pagaron en intereses fueron depositados en una cuenta de esa casa de valores en el Banco Central.

Neira Salazar, presidente de Forban y esposo de Oriana Rumbea, exgerente comercial del Decevale y de la Bolsa de Valores de Guayaquil, también es dueño de Citadel, que tiene una larga lista de operaciones con recursos del Instituto de Seguridad de la Policía. Citadel Casa de Valores manejó la operación swap de más de 300 millones para Ecuador High Yiedl Bond Fund, de Jorge Chérrez, según el registro de operaciones del Isspol.

DETRAS DE OTAS EMPRESAS. El Instituto de Seguridad Social de la Policía está detrás de las casas de valores y empresas que compraron papeles de renta fija, títulos y que intervinieron en negociados fiduciarios fraudulentos.

Incluso se analiza demandas por defraudación o evasión fiscal con letras de cambio que colocaron Delcorp y Ecuagran y que fueron intermediadas por casas de valores y empresas de asesoría financiera.

El otro tema que persigue el Isspol tiene que ver con las acciones de Storeocean. EXPRESO conoció que ayer tanto el liquidador de Ecuagran yDelcorp, como un delegado de la Policía, tuvieron un diálogo con delegados de la empresa que hoy es la dueña de la mayoría de las acciones. Isspol considera inválido este proceso.