Actualidad

El avance de la vacunación es muy desigual por provincias

Aunque es el mismo rango de edad, la diferencia es notoria. Salud lo atribuye a mitos. Expertos acotan posibles factores geográficos y sociales.

Plan de Vacunación_Zona rural
Las provincias con zonas rurales de difícil acceso están entre las de menor avance en la cobertura de la vacunación.Nelson Tubay

Si bien es difícil que el porcentaje de población objetiva inmunizada sea exactamente igual en todas las provincias, las cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP) sobre el avance del Plan Nacional de Vacunación 9/100 muestran notorias desigualdades.

Vacunación_Salud_24 de junio

Salud acelera las edades para la inmunización y también vacunará en las empresas

Leer más

Las diferencias se dan tanto en las cifras de población vacunada con una dosis como en las que ya completaron las dos, según muestra el ‘Vacunómetro’, el reporte gráfico del MSP.

Esmeraldas, en la frontera norte, tiene el porcentaje más bajo de avance en el país, con 53 %. La más adelantada, en cambio, está en la frontera sur y es Loja, con 87 %. Entre ellas hay una diferencia de 34 puntos en la cantidad de habitantes que han recibido una dosis.

En términos más simples podemos decir que, mientras Loja ha aplicado al menos una vacuna a 8 de cada 10 de sus habitantes mayores de 65 años de edad; Esmeraldas solo a 5.

Guayas y Pichincha, las dos provincias más pobladas y con mayoritaria población urbana, también marchan a ritmos diferentes, según el cuadro. El avance es desigual incluso dentro de una misma región.

Consultada por este Diario, la ministra de Salud, Ximena Garzón, reconoció esta situación y la atribuyó a los mitos y prejuicios que existen sobre las vacunas y que han causado un ausentismo de hasta el 25 %.

AstraZeneca_Vacuna

Ecuador vuelve a diferir a 84 días las segundas dosis de AstraZeneca

Leer más

La doctora y máster en Salud Pública, Paola Santacruz Ortega, dice que las causas son similares a las que se ven con otras vacunas, como la falta de acceso equitativo a los servicios de salud y que tienen como las más afectadas a las provincias de más población rural. “Pueden ser limitaciones por falta de personal (muchas de esas comunidades cuentan apenas con los equipos de salud primaria) o por falta de material (no todo lugar cuenta con cadena de frío)”, explica.

“Mi recomendación sería seguir los lineamientos de Canadá y vacunar a toda la población (sin límites de edad) en poblaciones de alto riesgo”, agrega la investigadora en vacunas.

El doctor y máster en Medicina Tropical, Hugo Aguilar Velasco, coincide en lo de la incidencia de los prejuicios y la desinformación ciudadana. Pero agrega que la logística, las dificultades geográficas de acceso y la dispersión de la población, “son elementos que juegan un papel importante y siempre en las campañas de salud tienen un peso significativo”.

A ello le suma los problemas de inmigración que sufren las provincias fronterizas como Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos.

Advierte que incluso en las ciudades hay zonas urbanas de difícil acceso debido a la violencia y conflictividad social.

“Es necesario identificar cuáles son los factores para adecuar la campaña de vacunación a los distintos escenarios sociales del país”, recomienda.

Santacruz y Aguilar coinciden en la necesidad de una campaña de comunicación que desvirtúe los mitos y resalte la importancia de la vacunación, no solo como beneficio personal, sino por solidaridad social.

Un tema en que Salud dice estar trabajando. “Estamos desarrollando un plan estratégico comunicacional para poder llegar a todas las etnias, a todos los estratos de edad en cada provincia”, afirmó la ministra.

PREOCUPACIÓN POR LA POBLACIÓN DE ALTO RIESGO

La doctora Paola Santacruz reitera que la vacunación debe priorizar a las personas que ya tienen un estado de salud deficitario (diabetes, obesidad, hipertensión) y que viven en zonas de un difícil acceso a los servicios médicos, como por ejemplo las poblaciones de la Amazonia, de la provincia de Esmeraldas y de las comunidades rurales en general.

"Por eso preocupa que provincias donde se superponen estos grupos prioritarios (Morona Santiago, Sucumbíos, Orellana, Esmeraldas, Cañar) sean las que tienen los índices más bajos de cobertura", expresa.