Recusación tiene seis meses paralizado el juicio de Yunda

  Quito

Recusación tiene seis meses paralizado el juicio de Yunda

El 20 de octubre de 2021 tres preguntas del juez Fabara motivaron una demanda para apartarlo del caso El exalcalde es acusado de posible peculado

WhatsApp Image 2022-04-10 at 17.05.24
Patrocinio. Édgar Molina y Marcelo Icaza son parte de la defensa del exalcalde de Quito Jorge Yunda.Archivo

El Código General de Procesos (Cogep) establece plazos para el trámite de una recusación. Esa figura permite apartar a un juez del conocimiento de un caso.

Tres días para admitir la demanda, tres más para comunicar al juez recusado para que conteste en audiencia que debe realizarse en los siguientes cinco días. “Al final de la misma, la o el juez resolverá la recusación”, dice el Cogep. Además, señala que si el juez resuelve que la demanda tuvo por objeto retardar indebidamente el progreso de la litis, se impondrá la multa de un salario básico para el defensor. Así, una recusación tomaría unos 15 días.

JUECES PICHINCHA

Dos jueces de la Corte de Pichincha aceptan la recusación del exalcalde Jorge Yunda

Leer más

Pero, en el juicio en contra del exalcalde de Quito Jorge Yunda y otros, sospechosos de posible peculado en la compra de pruebas para detectar COVID-19 y que se interrumpió a mediados de octubre de 2021, esa normativa parece no aplicar.

Al menos eso se desprende de la demora en la resolución que está en manos de los jueces Wilson Lema y Patlova Guerra. Ellos integraron el tribunal de juicio junto con el recusado Fabián Fabara. El 20 de octubre de 2021, en el día 15 del juicio, Fabara fue recusado y el juicio se paralizó. En este caso, los cinco días para la audiencia para aceptar la recusación se convirtieron en casi dos meses.

Dos meses más se demoró en notificar la aceptación de la recusación. Fabara no estuvo de acuerdo y apeló la decisión que debían correr trasladando a la defensa de Yunda para que conteste en diez días hábiles. Eso recién ocurrió el jueves.

El juez recusado ha presentado escritos advirtiendo que el trámite está dilatado. Pero no ha recibido respuesta.

En una parte de su insistencia observa que es “aún más llamativo que la providencia a emitirse no supera tres líneas de redacción”. Por eso insistió por tercera ocasión que los jueces fundamenten la apelación para evitar mayores dilaciones.

Les recuerda a los jueces que “están retrasando la sustanciación del juicio principal por peculado y como tal el derecho de los intervinientes a una tutela judicial efectiva”. Pero tampoco recibió respuesta.

Marcelo Icaza es uno de los abogados de Yunda. Confirmó a EXPRESO que está pendiente de resolución de la apelación propuesta por Fabara. Para el caso de los jueces, “ellos deberían seguirse declarando o no competentes porque ya están contaminados, pero esa ya es una resolución que depende de los jueces”.

Icaza aclaró que la defensa del exalcalde no tiene nada contra los otros dos jueces “porque son muy probos, sus antecedentes y su actuar los avala”.

El juez Wilson Lema reconoce que no es usual que el trámite de una recusación demore tanto. Pero justifica las razones.

De inicio, la recusación no estuvo bien planteada y se tuvo que mandar a completarla. El caso de Yunda no es el único que tramita ese tribunal que agenda sus audiencias con dos y tres meses de anticipación.

Solo elaborar el acta de la audiencia tomó casi un mes. Elaborar la resolución al menos dos semanas más, otra semana para la revisión del texto.

Adicionalmente, el juez contó que en el sistema no hay un módulo para notificar esa resolución de recusación. Dice que se notificó a la Judicatura con el problema y no tuvo respuesta en tres semanas. Cuando todo estuvo listo, la jueza Guerra tomó sus vacaciones y hubo que esperar su regreso.

A eso suma que hay inconvenientes en la sala penal porque: dos jueces fallecieron, dos fueron destituidas y dos llevadas a la sala laboral. Hay personal nuevo que recién debe enterarse de los casos y eso demora.

Yunda fue removido de la Alcaldía el 3 de junio con 14 votos. Fue sancionado con dos años de pérdida de derechos políticos que hasta el momento no se ejecuta por una apelación.

Por lo que: sin un juicio concluido, sin sentencia, participar en los próximos comicios seccionales no tendría impedimento, reconoce Jéssica Jaramillo, una de las que impulsó su salida.

  • Cumplimiento. El exalcalde de Quito, Jorge Yunda, continúa yendo a la Corte de Pichincha para cumplir con las presentaciones periódicas.

Sebastián yunda, otro caso estancado

Si el caso de Yunda está estancado, el de su hijo Sebastián también. El hijo del exalcalde fue llamado a juicio con otras tres personas. Está en Argentina. El jueves se enviaron los elementos de convicción a la Corte para sustentar el pedido de extradición. Para él y su tío el juicio está suspendido. Para otras dos personas también, por una apelación.