El Hotel Quito, otra vez en el ojo del huracán

  Quito

El Hotel Quito, otra vez en el ojo del huracán

La compañía propietaria presentó al Cabildo un plano para construir un proyecto habitacional en el ala sur. Expertos indican que no debe intervenirse

HOTEL QUITO(32857153)
Venta. En 2016 el IESS dispuso la venta del Hotel Quito, que se concretó ese mismo año con el único ofertante.archivo

Meses después de que se presentara una denuncia en Fiscalía con respecto a supuestas irregularidades en la venta del Hotel Quito, que tuvo lugar en 2014, el emblemático inmueble capitalino esta otra vez en la mira, tras que una constructora presentara a la Secretaría de Hábitat, Vivienda y Territorio un plan habitacional a construirse en el ala sur del edificio.

La propuesta sonó las alarmas del Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE), que desde hacía varios años pedía que se rectifiquen los cambios a la ficha patrimonial del inmueble. Esta fue cambiada en 2014, antes de su venta. La modificación dejó sin protección al ala sur, en contraste con la previa, que contemplaba el resguardo de todo el edificio.

“Los cambios se hicieron con imprecisiones técnicas que no se podían sustentar. No tiene sentido dejar una parte de un inmueble patrimonial sin protección, porque al intervenirlo se afecta a todo el bien y a la memoria cultural e histórica de Quito”, explicó Yadhira Álvarez, vicepresidenta de la CAE en una entrevista.

La noticia se dio a conocer en el marco de la exposición ‘Hotel Quito, joya de los Andes’, que se inauguró en el Museo Archivo de Arquitectura (MAE) la semana pasada. Ahí, entre fotografías de las distintas etapas de la construcción del emblemático espacio en La Floresta, expertos en patrimonio hablaron sobre la intervención propuesta y lo que esto significará para la urbe.

hotel quito
Proyecto. Hace un mes ingresó una propuesta de construcción para el área sin protección patrimonial del hotel Quito.Expreso

“Hay que preguntarse si la intervención que se quiere hacer cumple los requisitos para este tipo de patrimonio y si no altera o cambia la esencia del conjunto, respeta la estructura y el paisaje del sitio original”, expresó el arquitecto Carlos Espinoza. Este agregó que si bien el Instituto Metropolitano de Patrimonio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) ha hecho un trabajo exhaustivo para proteger los inmuebles coloniales y republicanos, no sucede lo mismo con los bienes modernos.

También se pedirá un análisis del despido de 150 empleados del hotel y su sustento técnico.

Colectivos sociales piden la nulidad de la venta del Hotel Quito

Leer más

“Hay un error en la visión de patrimonio. Se plantea que todo “lo viejo se conserva” pero “lo nuevo”, que no es tan nuevo, pues data de los años sesenta del siglo pasado, es prescindible”.

Pilar Aute, catedrática de arquitectura considera, en cambio, que las alteraciones hechas a la ficha técnica, sin aprobación del Concejo metropolitano, dejan claro que desde la empresa no se piensa respetar las características emblemáticas del lugar, por lo que la intervención se debe negar.

“La decisión de modificar la ficha IBI-17-01-12-000-000001, hecha por el exministro de Cultura y Patrimonio, Paco Velasco, sin siquiera comunicarle al Concejo, muestra ciertas intenciones con respecto a lo que se planea hacer ahí, y justo por eso no se debe permitir, porque no hay garantías”, estableció.

Con ella concuerda María Catalina Tello, directora del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) quien dijo desconocer los motivos por los que se cambió la ficha que otorgaba la protección total al inmueble en 2014. Sin embargo, esta explicó que el catálogo de bienes aprobados en diciembre de 2020, dota de protección inamovible a 7.000 inmuebles adicionales, entre ellos el Hotel Quito, por lo que es su ficha original la que se conservará, y no la alterada.

HOTEL QUITO(32857153)

Una denuncia en la Fiscalía por la venta del Hotel Quito

Leer más

“Esa es la que se tomará en cuenta, pues por separado, las partes de un inmueble patrimonial, pierden valor. La protección tiene que hacerse de manera integral, ahí no hay vueltas que darle”, agregó.

Además, la intervención no es aún un hecho autorizado. Así lo afirmó Vladimir Tapia, secretario de Hábitat, Vivienda y Territorio, quien reiteró que, si bien la propuesta técnica para la intervención ha sido ingresada a la entidad, todavía no ha sido aprobada y se encuentra en proceso de análisis.

“Se ha hecho un estudio de la propuesta de la constructora en primera instancia, lo que no quiere decir que esté aprobado. Pasará a una mesa técnica de su comisión en la secretaría, y luego pasará a la Comisión de Patrimonio del Concejo metropolitano”, señaló.

Tras conocer la noticia, el Concejo indicó que se analizará la situación del hotel y se pedirá documentación sobre las alteraciones a las fichas.

El viernes se declaró patrimonio a La Floresta, barrio donde se encuentra el hotel. Los moradores esperan que la declaratoria ayude a impedir la inversión.

A inicios de semana, EXPRESO solicitó una entrevista a la empresa China Road and Bridge Corporation (CRBC), propietaria del Hotel Quito. El departamento de comunicación de la empresa solicitó que se envíen las preguntas pertinentes sobre el plan, pero el jueves de noche respondió que no se pronunciará.

Cifra

30,8 millones fue el precio de venta del Hotel Quito a la empresa CRBC. Se debía invertir $ 2 millones en renovaciones

El Detalle

En septiembre del año pasado, la Comisión Nacional Anticorrupción presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado con el fin de que se revise el proceso que llevó a la autorización de la venta del inmueble a la empresa China Road and Bridge Corporation (CRBC). Según el organismo, se cometieron numerosas infracciones en la venta del bien, entre ellas el incumplimiento a la Ley Orgánica de Cultura e inconsistencias en el avalúo del inmueble, que derivó en una glosa impuesta por la Contraloría General del Estado. No hay datos sobre los avances del proceso judicial.

Otras polémicas

Un sitio lleno de historia

El Hotel Quito fue construido entre 1956 y 1960. Se convirtió en el principal sitio de hospedaje de la capital. En 1984 fue declarado patrimonio nacional