Quito

La Ferroviaria Alta apuesta por una transformación comunitaria

La asociación cuenta con una ruta por el Camino del Inca, centros culturales y restaurantes del barrio.  Las intervenciones viales están en la mira

BARRIO LA FERROVIARIA(33238441)
Un espacio cultural se abre en el barrio la Ferroviaria la comunidad quiere cambiar la imagen del barrio atraves de los relatosGUSTAVO GUAMAN

Seiscientos años de historia cruzan la Ferroviaria Alta, al sur de la capital. Ahí se encuentran los vestigios del Qhapac Ñan, o el Camino del Inca, que une Ecuador con el resto de los países andinos.

Para los moradores de este barrio, sin embargo, la cercanía con la historia era tan habitual que a duras penas era cuestionada; al menos hasta que surgió la ‘Ruta Turística Ferroviaria’, cuyo fin es atraer a los visitantes a este ‘balcón de la urbe’.

Así lo explica Gabriela Yánez, directora de ‘Líderes de la Ferroviaria’, asociación que surgió con el fin de consolidar al barrio y darle nueva vida.

“Al inicio nos unimos para combatir la inseguridad y disminuir los robos, que en una época se volvieron habituales. Con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que la unión y el aporte comunitario también nos permitía integrarnos e impulsar los aspectos culturales, deportivos y hasta religiosos del lugar”, recordó.

La propuesta tomó fuerza en 2019, cuando abrió sus puertas el Cafecito Cultural con apoyo de la asociación, que se convirtió en sitio de reunión, y eventualmente en un pequeño teatro con programación semanal e incluso un programa radial que hoy se transmite a través de las redes sociales.

Cascadas-Manuelita-Saenz

Los ojos de agua, eje para el ecoturismo

Leer más

Este es históricamente un barrio obrero, pero que ha ido evolucionando. Hemos visto la necesidad de que, con la innovación también se convierta en un actor importante de la ciudad. No nos limitamos a pedir obras”, agregó José Sandoval, asesor del proyecto.

A la par del Cafecito Cultural se sumaron otros espacios, como el centro cultural Pacha Callar, la renovada iglesia San Martín de Porres e incluso un restaurante de alta gama, Mirador Vista Sur, que se inauguró a fines de 2019. La rentabilidad de este se vio mermado por el inicio de la emergencia sanitaria, pero no curvó el interés de la asociación por implementar la ruta turística y capacitar a los guías comunitarios.

Ruta-Ferroviaria-Alta
La ruta de la Ferroviaria Alta inicia en el Camino del IncaTeddy Cabrera

Como tal, la propuesta fue sumando espacios, empezando por el Camino del Inca, en la cima de la localidad sureña, y desde el que se puede observar gran parte de la urbe. Ahí se presentaba una ceremonia ancestral con los visitantes, que de momento ya no se realiza por un tema de bioseguridad, pero que esperan retomar.

El siguiente punto es la Escuela de Lucha Libre EFW, metro más abajo, donde los jóvenes que practican este deporte llevan a cabo una demostración de sus habilidades. Tras ello, la ruta se dirige al Cafecito Cultural, donde los visitantes pueden observar un show de danza o una breve obra teatral.

La ruta concluye en uno de los restaurantes, manejados por afiliados de la asociación, donde se pueden degustar platos típicamente quiteños.

La-Ronda-Vacía

La Ronda busca a la academia para concretar su reactivación

Leer más

Existe un estigma sobre la Ferroviaria Alta, de que es peligroso y lejano. Queremos cambiar esa imagen y fortalecer a nuestros miembros y a los emprendedores que tenemos”, recalca Yánez.

El próximo paso para la agrupación es la aceptación de sus propuestas del presupuesto participativo, para arreglar el mobiliario público y repavimentar las vías del barrio.

Sandoval comenta que han pasado cuarenta años desde que estas se reparan. Así mismo, esperan exigir a Patrimonio la rehabilitación del Camino del Inca, que pese a tener una declaratoria patrimonial de la Unesco, se encuentra con daños y otras afectaciones.