Quito

La Ronda busca a la academia para concretar su reactivación

Un laboratorio urbano espera devolverle la vida al barrio tras fallas en el plan municipal.  El 95% de los negocios han cerrado

La-Ronda-Vacía
Desolación. Restaurantes, cafés y talleres de artesanos conformaban el barrio. Ahora están desocupados.Henry Lapo

El silencio habita La Ronda. Lo que alguna vez fue uno de los barrios más turísticos de Quito hoy luce vacío, con las puertas de sus negocios cerradas con candados y las ventanas tapiadas para evitar que los antisociales ingresen a llevarse lo poco que queda.

La pandemia puso fin al ambiente festivo que a diario le daban cientos de turistas a esta localidad del Centro Histórico. Esto no cambió en los meses posteriores, incluso cuando el Cabildo lanzó el plan de reactivación ‘Nos vemos en el centro’, en octubre del año pasado.

Así lo comenta Adriana Pazmiño, propietaria de ‘Mi dulce recuerdo’, uno de los tres locales que permanecen abiertos durante el día.

“Diciembre fue el único mes en que tuvimos visitantes, y era quizás el 10 % de lo que solíamos recibir. Como los alquileres son altos, y no había ventas, el 95 % de los locales se desocuparon. Lo que nos prometieron no se cumplió, porque los turistas dejaron de llegar y los quiteños temen venir”, dijo.

Puente-LaPampa-Quito

Quito: el estado del puente de La Pampa, está en tela de duda

Leer más

Sandy Campaña, directora de la Administración Zonal Manuela Sáenz, que impulsaba el plan de reactivación, acepta que la iniciativa ha fracasado en La Ronda, y que en ello ha influido temas como el tipo de locales que funcionaban en el lugar hasta la pandemia.

“A diferencia del resto del centro, en La Ronda hubo un mal manejo del uso de suelo, con un gran porcentaje de los locales funcionando como bares y discotecas. Cuando se cerraron, quedaron pocas opciones para los visitantes”, dijo.

Sin embargo, la entidad apuesta por un nuevo plan para devolverle la vida al lugar: un laboratorio urbano.

La-Ronda-Recorrido
Los robos en los locales vacíos incrementaron y los vecinos se organizaron para librar al sector del avance de la delincuencia.Henry Lapo

La iniciativa, desarrollada por la Secretaría de Territorio Hábitat y Vivienda en convenio con la academia a través de instituciones como el Colegio de Arquitectos y la Universidad de las Américas (UDLA), plantea la reactivación turística y económica con estrategias como la pacificación de vías, el mejoramiento del espacio público deteriorado, y la mitigación de la delincuencia barrial.

El año pasado se desarrollaron tres: en Cumbayá, Chimbacalle e Iñaquito, cada uno con un diseño adaptado a las realidades de la localidad.

En Cumbayá, por ejemplo, se priorizó el uso de ciclovías para conectar los dos polos comerciales, mientras que en Chimbacalle se rediseñó el bulevar principal y se usó una ruta de murales.

“El objetivo de los laboratorios urbanos es incentivar el uso del espacio público de una manera consciente, ordenada y segura, y que esto atraiga a los ciudadanos“, explicó en una entrevista previa Claudia Maldonado, docente de Arquitectura de la UDLA, que llevó a cabo el trazado en Chimbacalle.

MOLINOS DEL CENSO(33181256)

La rehabilitación de El Censo se enfrenta a trabas legales

Leer más

En el caso de La Ronda, de manera preliminar se analizan los recorridos a pie desde la plaza de Santo Domingo y las ferias al aire libre.

“Estamos trabajando incluso con organismos internacionales. La idea es que La Ronda se convierta en un sitio donde siempre haya algo que hacer, y que por eso los turistas vuelvan. Lo moradores no quieren que sea nuevamente una zona de bares, sino de restaurantes y artesanos, al que acudan las familias”, agregó Campaña. Añadió que esperan concretar el proyecto hasta junio. 

La seguridad se refuerza tras robos

Durante el periodo de confinamiento, el barrio vivió un repunte de inseguridad, provocado por varios robos en locales comerciales que permanecían cerrados. Alejandro Hallo, dirigente de La Ronda, indicó que desarrollaron brigadas de seguridad entre los vecinos y lograron reducir el índice de asaltos y de la presencia del microtráfico.

 “Logramos que se instalara un punto de vigilancia permanente y estamos conectados con el chat del UPC. Es importante que venir a La Ronda sea seguro”.