Quito

El Cabildo mira a lo privado para mantener el patrimonio

Tras perder 65,2 % de su presupuesto, el Instituto Metropolitano busca alianzas para su plan de intervención.  Sesenta inmuebles están abandonados

Catedral-Quito
Las principales inversiones en mantenimiento este año se harán en la Catedral Metropolitana e iglesias como Carmen Alto y San Francisco.Henry Lapo

Ser Patrimonio de la Humanidad sale caro, más aún cuando lo que menos hay para mantener el estatus es dinero. Y tras sufrir un recorte de 65,2 % a su presupuesto anual, eso es justo lo que aqueja al Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) de la urbe.

En 2020, la entidad recibió $ 27’474.000. Sin embargo, la emergencia sanitaria y los recortes anunciados al presupuesto municipal, dejó el rubro para este año en $ 9’560.000.

Con $ 17,9 millones menos, el IMP debe buscar opciones para continuar las intervenciones y el mantenimiento de más de 20.000 predios patrimoniales de la capital, sobre todo cuando al menos 1.5 millones de este rubro son empleados en gastos corrientes.

Así lo explica Raúl Codena, director del Instituto Metropolitano de Patrimonio del Municipio (IMP). “Estamos buscando alianzas y patrocinios con la empresa privada, que ha tenido mucha apertura con el tema patrimonial a partir de las afectaciones de octubre de 2019. Nos han ofrecido ciertos patrocinazgos con los que trabajaremos proyectos específicos, especialmente para renovar la imagen urbana del Centro Histórico”, explicó el funcionario.

Uno de sus principales rubros de inversión son los bienes privados, que componen un 97 % del catálogo patrimonial, y que se renuevan a través de un 30 % de inversión municipal, y un 70 % de financiamiento de los propietarios de los bienes, cobrado a través del impuesto predial.

capilla de la virgen del pilar jorge yunda

Alcalde de Quito sacará las instituciones municipales del centro histórico

Leer más

Desde 2010, se han invertido $ 10 millones en la recuperación de estas viviendas. El año pasado, por ejemplo, se llevaron a cabo 43 intervenciones en 20 inmuebles, y en 2019, se hicieron 19 intervenciones por $ 1,3 millones. Para esto, no obstante, también se necesitará contar con ayuda externa.

MUSEO ARTE CONTEMPORAN(33127264)
Museo Centro de Arte Contemporáneo, en San Juan se construyó con los fondos del hoy extinto Fonsal que dotaba a la conservación patrimonial con entre $ 70 y $ 80 millones.HENRY LAPO

“Estamos haciendo una inversión en inmuebles privados a través de programas internacionales para poder hacer un levantamiento del archivo, la catalogación de los bienes y el mantenimiento preventivo de las casas, lo que asciende a un promedio de $ 4 millones”, agregó Codena.

No es la primera vez que sucede, pues para la intervención de espacios como bibliotecas patrimoniales, se ha recurrido a este mecanismo desde al menos 2016.

No obstante, la reducción al presupuesto para el mantenimiento patrimonial es una constante, como explica la concejala Luz Elena Coloma, quien preside la Comisión de Patrimonio del Cabildo.

“La situación es preocupante, sobre todo porque el presupuesto se ha reducido de forma paulatina durante cerca de una década. En 2015, por ejemplo, el IMP ejecutó $ 30 millones y el antiguo Fondo de Salvamento (Fonsal), contaba con un presupuesto de más de setenta millones para tareas similares. La inversión actual es pobre y preocupa lo que esto signifique a largo plazo para la ciudad”, señaló.

Y efectivamente es así. Entre 2009 y 2011, por ejemplo, el presupuesto para el patrimonio fue de $ 86 millones, y con ese monto se llevó a cabo la construcción del Centro de Arte Contemporáneo en el antiguo Hospital Militar, la edificación de los teatros Bolívar y Capitol, la renovación del Palacio de Gobierno y del Palacio de la Circasiana, y la transformación de sitios arqueológicos en las parroquias del distrito.

Con la situación actual, hay planes que no se podrán llevar a cabo, como inversiones como proyectos en el espacio público, entre los que se contemplaba la 24 de Mayo, la inversión en patrimonio monumental y la rehabilitación de espacios como el expenal García Moreno

HOTEL QUITO(32857153)

El Hotel Quito, otra vez en el ojo del huracán

Leer más

Para la arquitecta especializada en patrimonio y exdirectora del IMP, Angélica Arias, la falta de inversión podría conllevar a una “tugurización” del centro, pese a los intentos por mantener su imagen.

“Los limitantes presupuestarios hacen que los pocos fondos se destinan principalmente a las grandes obras como las iglesias, y no a las viviendas, que componen el 80 % del catastro, eso debilita y afecta la imagen de la ciudad”.

Esta considera, que si bien las alianzas estratégicas son una solución temporal, se deben recuperar los rubros perdidos a mediano plazo, para evitar que las intervenciones que se hagan en la urbe sean meramente superficiales. “Se necesitan intervenciones a profundidad o en tres años habrá graves consecuencias, porque tampoco existe un énfasis en la corresponsabilidad del cuidado de los predios”, reiteró.

Para la concejala Coloma, otro problema que aqueja a los bienes, es que muchos permanecen abandonados, pese a que ya fueron recuperados.

“La Ley de Cultura impide la venta de los predios patrimoniales de propiedad municipal, y es un problema, porque hay una gran cantidad de ellos. El Municipio tiene 287 bienes a su cargo, entre ellos sesenta viviendas que están listas pero no se pueden vender, ni habitar. Simplemente están cerradas, por esa disposición legal. En esa lista están proyectos como San Diego Cinco, la Casa San Diego y el Hotel Colonial. Se necesitan acercamientos con las entidades culturales para ver qué se hacen con esas casas. Lo ideal sería que las habiten”, estableció.

Al momento están reformando la ordenanza de arrendeamiento para que el procedimiento sea más viable. 

La funcionaria agregó que la idea de que el centro se “desocupe” ante la falta de interés por vivir en la zona es irreal, pues otros barrios colindantes como San Marcos y La Loma Grande se encuentran densamente poblados.

Mientras se definen las alianzas con las que podrán contar, el IMP anunció sus dos grandes proyectos para el resto de 2021: la intervención de la Catedral Metropolitana, que lleva 15 años sin mantenimiento, y la restauración del Templo del Belén y del Carmen Alto. 

Un paso hacia la conservación

En diciembre, y tras varios años de pugna, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural reconoció 7.000 bienes adicionales en el inventario nacional.

La no inclusión hizo que las fichas de estos pudieran alterarse o modificarse, como explicó ayer EXPRESO en relación a la situación del Hotel Quito. Eventualmente se emitieron disposiciones transitorias, que se renovaban anualmente, pero la inclusión formal los convierte en bienes nacionales con protección definitiva.