Quito

73 buses del Corredor Norte llevan siete años sin revisión técnica vehicular

Los articulados no serán regularizados. El secretario de Movilidad dice que se busca una nueva operadora.  El Municipio no cobró multas por $ 127.000.

WhatsApp Image 2021-06-27 at 15.17.41
Vehículos. Los articulados no han pasado la revisión técnica desde que fueron importados.Karina Defas / Expreso

Sin matrícula y sin pasar la revisión técnica vehicular. Aún así, 73 buses del Corredor Central Norte han prestado, desde 2014 al 2021, el servicio de transporte público en Quito, sin transparentar el verdadero estado mecánico.

Una parte de esta situación, específicamente desde el 2014 al 2018, fue analizada por la Contraloría. En el informe DPPCH-0028-2021, hecho público la semana pasada, se establece que la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito debía adoptar medidas para garantizar un adecuado transporte público.

Imagen 9673414261_8456f2303f_o (1)

El cambio a buses eléctricos, una promesa pendiente

Leer más

Esta labor no se cumplió y la razón es que la Empresa de Pasajeros no observó el estado de los vehículos ni cobró multas por $ 127.000 a la empresa privada a cargo de la operación.

La Empresa Metropolitana también tuvo a su cargo la adecuación de las paradas del corredor, que debía financiarse con las multas impuestas entre mayo y octubre de 2017. Sin embargo, el monto de inversión superó en más de $ 277.000 los valores retenidos, “por lo que la entidad municipal tuvo que asumir el costo con sus propios recursos”.

BUSES(33326140)

Las operadoras del transporte urbano en la capital se definirán el 30 de junio

Leer más

La acción de control señala que de agosto a diciembre de 2018 el consorcio a cargo de las operaciones en el Corredor Central Norte no depositó los valores recaudados de los pasajes que ascienden a $ 159.000.

Para corregir esto, la Empresa de Pasajeros informó en mayo que el Municipio se encargará de realizar la revisión técnica vehicular de los articulados. Pero esto no se ha cumplido.

No se pueden regularizar porque nunca fueron homologados. La salida que hemos planteado es que a través del concurso público se delegue ese corredor a una nueva operadora bajo otras condiciones. Mientras tanto vamos a ir cambiando la operación con buses convencionales”, dice Guillermo Abad, secretario de Movilidad de la Alcaldía de Quito.

El funcionario dice que él solicitó la auditoría porque antes de que termine la administración del alcalde Mauricio Rodas se firmó un contrato que extiende por 10 años la operación del Corredor en las mismas manos privadas. “La gran pregunta es, ¿por qué en estos años ninguna administración se preocupó de regularizar (los buses) y más bien se dio fuerza a la irregularidad firmando nuevos contratos en esas condiciones?”, dice.

En un comunicado, la Empresa de Pasajeros dijo que realiza “evaluaciones periódicas de la operación para asegurar que cumplan con los niveles de servicio”. Y anunció que en los próximos meses se habilitará un nuevo régimen de control y sanciones a los operadores, “para prever temas como el respeto a las paradas y el cumplimiento de horarios”.

Pese a que el Municipio asegura que busca mejorar la gestión de este sistema de transporte, uno de los más importantes de la ciudad, ya que moviliza 32 millones de pasajeros al año, el estado mecánico de las unidades, las infracciones de tránsito y las quejas de los usuarios son constantes.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito, las tres infracciones más cometidas por los conductores son el irrespeto al semáforo, es decir no parar cuando la luz se pone en rojo; manejar sin cinturón y con las luces dañadas.

Los pasajeros también se han quejado del mal estado de las unidades. El 8 de junio, en redes sociales circuló un video en donde se observan las goteras que presentaba un articulado en una tarde lluviosa. “Las unidades están muy maltratadas. Por dentro están llenas de basura”, se queja Miguel Valle.