Columnas

Prevenir para no lamentar

'El ser humano por su comportamiento está cavando su propia tumba'.

En América Latina la mayoría de su población trata de prevenir enfermedades pero no comportamientos. Somos hipocondríacos, los hombres en especial; algo les duele y el mundo tiene que parar. Las mujeres tenemos un umbral del dolor muy alto. 

En general no nos gusta la prevención y no tenemos paciencia. Queremos que las enfermedades se curen en un día, por eso cuando el doctor nos prescribe nunca compramos las cantidades completas. La educación en prevención viene desde la casa o la escuela, donde los adultos nos guían para cuidarnos y hacernos entender que nuestro cuerpo y mente son una unidad. 

El problema es que eso no siempre sucede y entonces el ser humano comete errores por no saber o por haber sido mal guiados. Desde no andar descalzo porque te vas a enfermar, o jugar en la cocina y llegar a quemarte. Puede que un adulto nos lo haya comunicado o no. Muchas veces no. 

El ser padre o madre a veces sucede por falta de educación y experiencia. La decisión de quedar embarazada en una relación normal porcentualmente es de las mujeres y algunas asumen todavía en 2020 que el hombre se hará cargo de ese hijo. La mujer quiere un hijo y el hombre sexo. Si la relación entre ambos fuese solo sexual la prevención sería prioridad para los dos. El ser humano por su comportamiento está cavando su propia tumba: por falta de prevención y por sentirse invencible

Otro ejemplo son los memes ecuatorianos, donde fluye nuestra irresponsabilidad y le damos a la vida un toque de sarcasmo con un baño de realidad. Un meme sugirió que lleven al ciudadano chino a la Asamblea para que tosa; y uno del último hielero del Chimborazo decía: “se los ve asustados, nadie quiere ir al chifa”. 

Tenemos una comunidad asiática muy grande y no podemos generalizar, pero sí prevenir y no minimizar la situación mundial; nos puede afectar severamente. Tomemos la decisión de prevenir y enseñar a nuestras comunidades cómo protegerse para que a corto plazo no lamentemos el no haber actuado con responsabilidad. 

Las autoridades de Salud no están preparadas, deben pedir apoyo internacional, cueste lo que cueste. Con la vida de las personas no se juega, ya no es solo un meme.