Cartas de lectores

“Una tradición dañina”

Siguiendo una vieja tradición muy ecuatoriana de quemar las malas cosas a través de años viejos cargados en sus interiores de artefactos explosivos ruidosos, de distintas potencias, como camaretas, silbadores, tumba casas, cohetes, entre otros, últimamente se pusieron de moda los globos de Cantoya, de papel, impulsados con calor, de origen asiático, para atraer buena suerte y prosperidad. 

Pero no se suele medir los peligros, y estos globos pueden caer en cualquier lugar y originar incendios en casas, edificios, árboles, e incluso desencadenar algún incendio forestal, cortocircuitos en transformadores, eventos que fueron denunciados al ECU 911, con un total de 70 quemado, con problemas graves e incluso nerviosos. 

Se da el abuso de los juegos pirotécnicos que afectan a la salud de personas, causándoles molestias auditivas, problemas respiratorios por el humo de las quemas a niños, adultos mayores, y a los animales, ansiedad y hasta la muerte; todo en definitiva es contaminación ambiental. Hay días festivos sociales, cumpleaños, que se celebran con bengalas y cohetes, y también en los estadios de fútbol.

 Hay que recordar que hay leyes municipales que regulan y sancionan a quienes causen daños relacionados con quema de años viejos y uso de pirotecnia indebidamente. La alegría del festejo pasa, pero el daño ocasionado suele ser irreversible en personas, animales y medio ambiente. Debemos hacer conciencia y cambiar de mentalidad, para hacer lo correcto. 

Lic. Robespierre Rivas