Yera, la voz y mente del ‘trápical’

  Ocio

Yera, la voz y mente del ‘trápical’

El productor colombiano es el nuevo mago de la canción. Danna Paola, Morat y Ximena Sariñana han confiado en su trabajo. Ahora le da un empuje a su proyecto solista

Yera Trapical Minds
Miguel Ospina es el nombre real del músico y productor.Internet

Hay gente que nace para lo que se dedica y Yera es una de esas personas. El productor, músico y mánager lleva media vida haciendo canciones o involucrándose en ellas. A los 14 años grabó su primer tema y no hubo nada que lo sacara del camino. Hoy a sus 27 años es uno de las más aclamados productores, y la magia está de su lado. Ha sido partícipe de la creación de un sonido propio, con nombre y banda incluida: Trápical Minds. 

Con esta agrupación como proyecto principal ha logrado grandes colaboraciones, pero ahora lleva en paralelo su carrera de solista. En 2018 publicó su primera canción, Borracha, que tenía una combinación de instrumentos electrónicos con el sabor de varios géneros del Caribe colombiano, de donde es originario. Aunque no puede decidir qué parte de la creación musical es su predilecta, cree que en cualquiera que emprenda tendrá el apoyo de sus amigos, en especial de Lalo Ebratt y Skynny Happy

Su último lanzamiento es Que fluya , junto al artista emergente Andy G. Le explicó a EXPRESIONES que el tema fue “pensado para cantarle al amor y que las cosas fluyan naturalmente”. De hecho, decidieron lanzar la canción para estos tiempos, aprovechando que “la gente está consumiendo mucho Internet” y también porque considera que debido a la situación que se está viviendo en el planeta por el coronavirus, la canción encaja bien con el momento, porque da un “aura de tranquilidad y se hizo no pensada en la rumba, sino más en la frescura y paz”. 

Lady Gaga

Lady Gaga pone en pausa el lanzamiento de su nuevo disco

Leer más

De Yera, el arquitecto musical más top del momento, se puede esperar de todo. Se vienen cosas con Llane y Danny Ocean.

ENTRE YERA Y TRÁPICAL MINDS

Yera cree que el sonido es diferente entre sus proyectos por el alma de las personas con las que participa. Sacar música es cuestión de plasmar la esencia de los artistas, por eso ningún proyecto se parece. “El sonido entre ambos proyectos es casi lo mismo porque yo soy el productor musical de Trápical Minds. Sin embargo, allí se fusiona la esencia de los tres, que es más fiestera. En Trápical Minds somos un tutifruti musical. Nosotros hacemos esa analogía que somos como frutas, yo sería el mango. Happy dice que es la fresa y Lalo dice que es la maracuyá. Mi propia música se basa en mi folclor del Caribe colombiano, la champeta, la cumbia. Es la música con la que creces en el barrio con algo de hip-hop. Yo estoy influenciado también por el anglo, el soul”.

EN POCAS PALABRAS

Trabajar con grandes artistas trae buenas relaciones, anécdotas y aprendizajes. Por eso no pudimos evitar preguntarle qué tiene que decir sobre los cantantes con los que ha trabajo sus últimos sencillos, que por cierto han sido grandes éxitos.

Mike Bahía: Es mi hermanito.

Ximena Sariñana: ¡Artistaza! Me enseñó muchísimo. Es muy tranquila.

Morat: La están rompiendo y nunca paran.

Sebastián Yatra: Es un todo un personaje. Muy comprometido. Buena gente.

Ventino: Eran cinco, ahora cuatro. Unas niñas espectaculares. 

Danna Paola: Nos conocimos en Madrid. Es un monstruo en la industria, también es muy graciosa.

SUS INICIOS

Cuando el destino marca tu vida es difícil alejarse de ese camino. Así lo cree Yera, o Miguel Ospina, por su nombre de pila. A los 14 años ya había hecho su primer éxito como productor y luego, en la universidad, estudió Ingeniería en Sonido, pero no la terminó. “Yo ya estaba trabajando en la industria. Sabía mucho en la práctica de lo que estaba viendo en clases. Además me mudé a Medellín y no pude terminarla”, explicó. Su etapa como intérprete lo tiene entusiasmado y menciona que es gracias a todos sus amigos. “Desde hace dos años para acá se me presentó esta oportunidad de estar sobre un escenario. Siempre había estado detrás de las canciones porque lo mío era crear. Pero en mi intimidad siempre cantaba o tocaba un instrumento. Pero una de las sensaciones que no cambio es cuando las personas cantan más fuerte que yo una de las canciones. Es algo que dice que estás haciendo las cosas bien”.