¿Qué es de la vida de... Alsino Herrera?

  Ocio

¿Qué es de la vida de... Alsino Herrera?

El comunicador era Jack T. Q. Ento., personaje de farándula al que no se le veía el rostro.

A-1-4781624 (14781624)
Se convirtió en el terror de los famosos con sus comentarios de farándula.Archivo // EXPRESO

A Alsino Herrera lo comenzamos a tratar como a muchos otros colegas en el trajinar periodístico. Una de las primeras veces que sostuvimos una conversación con él fue cuando era Jack T. Q. Ento., un personaje que nació a mediados de 1997 en el programa de entretenimiento "Aló qué tal" (Telesistema-ahora RTS) y que se convirtió en el terror de los famosillos.

Ese canal había apostado por dos personajes La voz misteriosa (con el recientemente fallecido productor, Eduardo Holmes) y Beba Veneno (la actriz Mónica Gilly).

Sin embargo, el jefe de programación, Wilson Suárez, propuso el nombre del periodista para crear algo nuevo, y luego de varias opciones presentadas aceptaron que una figura detectivesca, a la que no se le veía el rostro, comentara sobre la vida, amores y desamores de los talentos de pantalla, cantantes, entre otros.

Alsino le adaptó su propia voz acentuando el sarcasmo y lo carrasposo. Nadie se escapaba y nadie (por lo menos en ese momento) sabía quién era la persona que los hacía.

Era imposible que él solo lograra obtener toda la información y para ello recurrió a un equipo humano. Algunos de los comunicadores que colaboraron con Alsino todavía se mantienen activos en diferentes medios. Este se encargaba del contenido final.

Se inspiró en el asesino en serie Jack el destripador y en el detective Sherlock Holmes para crear al personaje. Lo bautizó como Jack y alguien en la producción del canal un día gritó: "Te cuento" y a la productora Roxana Muñoz le gustó y lo aprobó. Así nació Jack T. Q. Ento.

6df646b9-8491-4ebf-b4df-3c44bc644028
Con el atuendo que aparecía en "Aló qué tal".Cortesía

Los presentadores Roberto Begué, Marián Sabaté, Diego Spotorno, Pierina Uribe, La Nena Gutiérrez, Beatriz Márquez de la Plata y María Olivia Cedeño integraron este espacio de variedades.

Hasta abril de 1999 estuvo al aire. Alsino se fastidió. Ya no se sentía cómodo. El personaje se convirtió en un dolor de cabeza y cada vez tenía que inyectarle más malicia para sostener o aumentar su popularidad. No era su naturaleza y no faltaron los que querían lincharlo.

En el umbral de su salida era fuerte el rumor de que el periodista de farándula estaba detrás de Jack T. Q. Ento. Un día decidió marcharse y reveló su identidad en una entrevista que le hizo la autora de esta nota.

thumbnail_IMG-20200114-WA0024

¿Qué es de la vida de... José Antonio Sánchez?

Leer más

Aunque el comunicador partió, otros intentaron seguir dándole vida al personaje pero no fue lo mismo. No pudieron continuar más allá de 3 meses. La productora lo amenazó con demandarlo o duplicarle el sueldo para que vuelva, pero la decisión había sido tomada. Nunca regresó.

¿Qué fue de la vida de... Alsino Herrera? Tiene una empresa familiar publicitaria (Publitienda H&M). Junto a su esposa, Martha Marañón la crearon en 1995 y continúan trabajando en ella.

087b0837-2064-4646-a412-645870e0b855
Con su hija Ilse Daniela.Cortesía

Entre el 2000 y 2005 fue parte de la reciente desaparecida radio Cupido 95.3. Entre 2007 y 2009 condujo "La hora del recuerdo" en el también desaparecido Mundo Canal.

En el 2011 hasta 2012 estuvo en RTS produciendo y dirigiendo el segmento "Como si fuera ayer". Ahora no sabe lo que venga escrito en el libreto de su vida para el 2020.

El periodismo de espectáculos siempre fue parte de su actividad laboral. En 1980 inició esta travesía como corresponsal  del diario Manabita de Portoviejo (hoy se llama El Diario). En esa misma década fue redactor de las revistas Estrellas, Disco Show de España y USA 300 Millones de Miami, además redactor de la Agencia de Noticias del Ecuador y de los periódicos La Segunda y Meridiano.

En 2015 escribió un manual de periodismo de espectáculos llamado "Prensa rosa". Tiene tres hijos: Fabián, fotógrafo publicitario que vive en España; Leonardo e Ilse Daniela, quien también sigue sus pasos y estudia Periodismo en la U. Casa Grande. Conoció el dolor de perder a un vástago, Christian, cuando este tenía 25 años.

c9602708-875a-460c-83e4-e16339d24ab6
"Prensa rosa" el libro que publicó.Cortesía

Fanático del cantante argentino Sandro (intérprete de temas como "Penumbras" y "Te propongo"). Siempre Alsino contaba esta anécdota: "Después de entrevistar a Sandro, lo esperé hasta que terminó la conferencia de prensa. Corrí hasta la puerta para acompañarlo y le dije que en el transcurso de la entrevista no pude confesarle que toda la vida lo había admirado. Entonces se paró, me miró a los ojos, me agarró de los hombros y me comentó: 'Ché, ¡me alcanzaste!'".

En 2018 lo vimos llorar cuando su hermano del alma, el locutor, Gabriel El Juri, quien laboraba en Canal Uno, falleció (el 7 de marzo) debido a complicaciones luego de que contrajera la gripe AH1N1, enfermedad que afectó sus pulmones. Siempre estuvo a su lado, organizó campañas para ayudar en su recuperación, pero lastimosamente poco se pudo hacer.

A1-5741393 (15741393)
Con su esposa, Martha y Gabriel El Juri.CORTESíA

Gabriel fue el amigo que le dio la mano cuando en un accidente con un cable de alta tensión (en su casa) se quemó parte de su cuerpo el 2 de febrero de 2010. Ya casi 10 años de ese suceso.

Con el fallecido presentador Bernard Fougeres (de "El Show de Bernard" del que Gabriel El Juri fue el productor) siempre existieron diferencias de criterios. Meses antes de la muerte (en mayo de 2018) del francés recordó en redes sociales sobre esos desencuentros. Sorpresivamente recibió un mensaje personal en el cual él se disculpaba por si acaso le había hecho daño alguna vez. Su respuesta no la alcanzó a leer porque nunca le dio clic al envío.

Alsino el próximo 6 de marzo celebrará un año más de una movida vida. Tiene dos nietas Sofía y Mileska a quienes no ve, pero le produce mucha alegría saber que en estas pequeñas su existencia se prolonga.

thumbnail_IMG-20200121-WA0005
Con la pequeña Sofía, su nieta.Cortesía