TV

Adrián Lastra cruza el charco para tocar puertas en América

Tras el triunfo de la serie Velvet, el actor español debuta en el canal latino Univisión, de Estados Unidos.

adrian-lastra-apertura
Adrián Lastra vive su mejor momento como actor. Ahora se dispone a conquistar al público latinoamericano con el reality Mira quién baila All Stars.Instagram

Él no se lo esperaba pero lo cierto es que su interpretación en Velvet y Velvet colección, lo hizo conocido mundialmente. En América, el actor español Adrián Lastra (35) ha llegado a tal nivel de popularidad que no solo fue el encargado de despedir el año en el Times Square de Nueva York, sino que el primer día del 2020 aterrizó en Miami, para ensayar y ser uno de los concursantes del programa Mira quién baila All Stars, de la cadena Univisión. “Me lo ofrecieron hace como un mes, mientras estaba en el teatro haciendo Perfectos desconocidos, en Madrid”, explica el actor, que revela que siempre había querido participar en un concurso de talentos, pero nunca había podido por temas laborales.

Josdy González, exparticipante de Calle 7.

Exparticipante de Calle 7 habla acerca del abuso sexual del que fue víctima

Leer más

Este espacio lo ve como una plataforma para darse a conocer y mostrar quién es realmente: “Si se enamoraron de Pedro, que se puedan enamorar de Adri. Que puedan decir ‘Adri me cae muy bien’, ‘Adri me gusta’ o ‘Adri no me cae bien y no me gusta’”, dice riéndose. El actor se define a sí mismo como una persona cercana, divertida, bromista y bonachona, sin ningún reparo a que la gente se le acerque en la calle a pedirle una foto o charlar con él. 

También admite que le “gusta gustar a los demás”. Algo clave en un programa en el que “el público se tiene que enamorar de esa persona, de cómo baila y cómo es” porque luego son los que le votan para que permanezca en el concurso. 

Al respecto, dice: “No puedo decir que soy bailarín porque me parece una falta de respeto hacia quienes sí lo son”. No obstante, hubiese rechazado participar en el concurso si no tuviera unos conocimientos básicos de baile. Afirma que la primera semana de ensayos fue muy dura, pues “caminaba por aquí por la habitación como si fuera un pingüino. No exagero. Me dolía todo, sobre todo, los pies y los gemelos”.

“Yo había decidido ser cantante, pero cuando vi el musical We will rock you, dije: ‘Hostia, yo quiero hacer esto, cantar, bailar e interpretar a la vez’".