Teresa Arboleda: "No he recibido ningún ofrecimiento de TC"

  Ocio

Teresa Arboleda: "No he recibido ningún ofrecimiento de TC"

La expresentadora de noticias de Ecuavisa compartió con EXPRESIONES anécdotas y aclaró mitos y verdades en torno a lo que se ha dicho de ella.

Teresa Arboleda
La comunicadora destacó que no sabe lo que hará ahora y no tiene tiempo para pensarlo.Miguel Canales León

Los homenajes no han cesado desde que se supo de su salida, este viernes recibirá un reconocimiento por parte de la Gobernación del Guayas. Hablamos de una de las periodistas más queridas y representativas de la televisión nacional, quien la semana pasada dejó Ecuavisa, su casa por 42 años.

Teresa Arboleda (60) compartió con EXPRESIONES anécdotas y aclaró mitos y verdades en torno a lo que se ha dicho de ella dentro y fuera de cámaras.

Cuarenta y dos años suenan bastante, ¿cómo ha sido ese trayecto?

Pensando ahora que tengo 60 años me parece que ha sido en una autopista a 200 kilómetros por hora. El tiempo pasa volando, pero claro que ha tenido sus altos y bajos.

Se ha dicho que su salida ya se hablaba desde la pandemia del año pasado, ¿ya venía planificada?

Dolph Lundgren

Dolph Lundgren, el enemigo de Rocky vendrá a Guayaquil

Leer más

Siempre tuve la idea de que a los 40 años debía jubilarme. Es la edad en que lo haces en el Seguro Social con las aportaciones completas. Es bastante tiempo, lo pensé antes de la pandemia y las cosas se fueron dando. Todas las empresas necesitan de innovación y renovación, uno cuestiona a los políticos que se eternizan en el poder, entonces... ¿por qué debemos hacer lo mismo?

Era el momento...

Me parece que había señales y yo lo venía pensando. Estoy contenta con la decisión.

Entonces fue oportuna.

Ha sido tan así, que estoy conmovida por la cantidad de mensajes cariñosos y cargados de aprecio que he recibido. Me parece que el tiempo es tan perfecto y me ha tocado ver en vida estas manifestaciones tan bonitas que no me esperaba, es algo bonito.

También la gente que estaba acostumbrada a verla todas las noches y desde el año pasado, solo los sábados, como que también se la extrañaba.

Los que se daban cuenta (risas), había gente que me decía que me veía todos los días. No los corregía, pero me daba cuenta de que no veían.

Teresa Arboleda
Teresa vivió en la televisión la transición de la era analógica a la digital.Miguel Canales

¿Es cierto que se va a TC Televisión?

¿Y con 32.000 dólares? Qué buena oferta (risas). Esos montos aquí no se manejan y no he recibido ningún ofrecimiento. Ecuavisa me ha tratado maravillosamente durante todo este tiempo y al salir también, tengo la mejor de las relaciones con el canal.

¿Y ahora qué va a hacer?

No lo sé, no tengo la menor idea y ni el tiempo para pensar.

De pronto un año sabático para viajar.

Eso sí, pero acuérdate que tengo el trabajo de ser abuela, mi principal oficio y el más hermoso.

Vivió la era analógica de la televisión y la transición a la digital, ¿fue fácil adaptarse?

Había que hacerlo. Son cuatro décadas y puedo decirte que Ecuavisa ha sido un puntal para el desarrollo de la televisión y el periodismo. No solo es el aspecto técnico. Salíamos con unas cámaras y caseteras gigantescas, estaban los camarógrafos y asistentes. No había la facilidad y la movilidad de la que se goza ahora y el tipo de temas que se trataban cuando yo empecé, se tenía una agenda casi oficial. Empezamos a introducir temas de problemática social y a evidenciarlos.

Residente y J Balvin

Residente y J Balvin, una pelea con trasfondo político

Leer más

De la formalidad de las noticias se pasó a un estilo coloquial y temas serios se abordan hasta con cierta comicidad.

La comunicación se ha abierto, existen muchas formas de comunicar y plataformas, y eso ha logrado que personas con diferentes maneras de informar lo hagan.

Como hablar de un asalto y graficarlo con humor...

A mí me parece de mal gusto, pero es mi punto de vista. Hay personas que se informan así, les agrada y les llama la atención.

Es impensable verla a usted con una metralleta narrando un hecho violento.

No sería yo, no me da el estilo.

Teresa Arboleda
La comunicadora es amante de las aventuras al aire libre. En octubre subirá el volcán Cotopaxi.Miguel Canales

¿Sus compañeros más queridos que se hicieron amigos?

Uno está en el cielo, Ángel Sánchez (pausa). A mí me hace falta, él era un maestro en el periodismo, pero gracias a Dios tengo a mi amiga Tania (Tinoco), mi comadre.

Una de las cualidades que la gente más destaca en usted es la tenacidad.

Mi mamá me educó así, siempre me repetía esa frase de ‘la constancia vence lo que la dicha no alcanza’.

Su tenacidad se pone de manifiesto en hechos como el de su último cumpleaños cuando se fue a Galápagos y visitó en grupo un volcán de la isla Isabela. Tomó un trayecto de ocho horas y dejó a los jóvenes atrás.

Marcela Aguiñaga

Marcela Aguiñaga: "Soy una melcocha detrás de la mujer de hierro"

Leer más

Sí, es verdad, ¿cómo sabes eso? Los primeros kilómetros no son tan duros, hay un poco de lodo y mal tiempo, pero los últimos son rocosos con algo de lava, entre subidas y bajadas. Me quedé fascinada al llegar.

Definitivamente es una mujer de aventuras. Se lanzó no hace mucho de un paracaídas y ahora en octubre se va al Cotopaxi con un andinista.

Bueno, eso hay que hacerlo con personas especializadas como Karl Egloff. Cuando vi la foto del volcán Cotopaxi sabía que debía estar ahí. Por eso lo estoy planificando.

Determinante hasta en el momento de dar noticias. No tenía una buena visión y leyó el prompter sin problema.

¿Cómo sabes que soy un poco ‘bizca’? (risas). Muchos años lo hice sin lentes de contacto y sin ellos me muero, enseguida se me inflaman los ojos y tengo un montón de problemas. Es otra señal de que me tengo que retirar (risas).

Temática con la limpieza y el orden.

Sí, es verdad.

Y una mujer guapa y talentosa está abierta al amor.

De toda la vida, yo giro alrededor del amor.

¿Espera a ese galán que puede tocar otra vez su corazón?

No.

¿Y si es Florentino Pérez?

Solo para que me lleve al palco del Real Madrid y ver los partidos desde ahí (risas).

Claro, tampoco está para ser enfermera de nadie.

Vianna Maino

Vianna Maino: "Quien acceda a mi vida, encontrará un torbellino"

Leer más

No, para nada.

¿Se aplicaría el colágeno con un galán más joven?

¿Qué galán? No, no estoy para esas cosas.

Cuando ha visto su nombre como tendencia en Twitter, ¿cómo lo ha tomado?

Como lo que es, algo que sube o baja, volátil. No alcanzo a leer los comentarios y los negativos los desecho, jamás respondo.

¿Qué queda de aquella niña que se trepaba al árbol de almendras del vecino en Miraflores?

Quedan muchas cosas, la inquietud, la curiosidad. Pero ya no tengo la agilidad de subirme al árbol de almendras (risas), pero todavía me encantan.

¿Y aquella que confundió un cilindro de gas con el baño?

Eso es mentira, tú has hablado con mi hermana. Confundo todo, pero nunca confundí el cilindro de gas con el baño. No es verdad.

Es una leyenda urbana entonces.

Residente y J Balvin

Residente y J Balvin, una pelea con trasfondo político

Leer más

Es una leyenda, pero no urbana, sino de mi hogar, chismes familiares de los ‘arbolitos’.

¿Mujer de pecados veniales?

Uy, montones.

¿Y capitales?

Pido perdón por esos, me confieso los domingos.

DEBE SABER QUE...

Es temática con la limpieza y el orden. No puede ver restos de comida en un plato.

A sus compañeros del noticiario de Ecuavisa les llevaba volcanes de queso, negritos y empanadas.

Odia las moscas.

Es hincha de Emelec. Alguna vez, con sus hijos, sorprendió en su camerino al Cuqui Juárez, de quien era admiradora.

Le gusta explorar el maquillaje de otras personas y alguna vez confundió una crema facial de María Teresa Guerrero con un tratamiento capilar. Así salió a dar las noticias.

Se hace eco y lo toma con humor cuando alguien se refiere a ella como “católica, apostólica, romana, recalcitrante, beata y con olor a naftalina”.  Al mismo tiempo acepta y respeta a las personas con diferente credo bajo el principio y mandamiento de “ama al prójimo como a ti mismo”.