Ocio

Roberto Manrique: "Viajé solo conectado con el aquí y ahora"

El actor ecuatoriano dejó su carrera actoral en‘stand by’ para dedicarse de lleno a su labor ambientalista en Juntos x la Tierra.

Roberto Manrique
Roberto Manrique estrenará su serie web este 4 de abril.Juan Faustos

Christopher McCandless fue un joven hombre que se deshizo de sus pertenencias y emprendió un viaje por varios lugares de Estados Unidos, incluyendo Alaska, con el afán de reencontrarse con él mismo. En su camino, la gente le da hospedaje y comida, pero su final no fue nada feliz. Su vida fue retratada en la película Into the wild (2007); y al hablar con el ecuatoriano Roberto Manrique nos recuerda a ese nómada solo que, a diferencia del californiano, el actor de Sin senos sí hay paraíso siempre tuvo claro su propósito y una meta por alcanzar: plantar un árbol por cada persona que le ofreciera ayuda para su travesía a lo largo de los 6.986 kilómetros: ahora debe 33.494 árboles. EXPRESIONES conversó con el artista acerca de esta nueva hazaña.

¿Su periplo inició en la Mitad del Mundo y la idea fue terminar en Chile?

Correcto, comenzó en Catequilla (zona del valle de Pomasqui).

¿Nunca fue asaltado ni se vio amenazado?

Ninguna calamidad de ningún tipo, la magia para que eso suceda es que viajé con un número de teléfono nuevo que solo tenía mi productora y sin redes sociales. Yo le enviaba el material a ella. Viajé solo conectado con el aquí y ahora, que es clave para escuchar tu instinto e ir por la vida guiada por esa voz interior.

Evelyn Vanessa Calderón.

Evelyn Vanessa Calderón: "He intentado ser bochinchera y no me sale"

Leer más

¿Jamás se sintió en peligro entonces?

No sentí miedo durante el viaje. Pero confieso que antes sí estaba aterrado porque cuando ya lo había planificado, tres semanas antes de salir, se dieron en Quito las manifestaciones (octubre de 2019) y luego ocurrió lo mismo en Bolivia y Chile. Toda la región estaba de locos. Pero una vez que empecé, el foco que se encendió fue el de sobrevivir con mi propósito ambiental. Y eso hice que se disipara mi miedo. Tenía 28 días y sin tiempo que perder.

Roberto Manrique
La última producción de Roberto fue El final del paraíso (2019).Juan Faustos
”.“En este camino de mi vida he aprendido que todo está conectado, las fronteras no existen, todos somos hermanos y los ambientalistas somos imperfectos"

¿De los lugares que visitó fue el que más lo cautivó?

Cuando llegué al Titicaca, me puse a llorar. Conocer esta masa de agua tan impresionante fue muy conmovedor.

¿Y la gente le dio sin problema hospedaje y comida, así de fácil?

Hubo de todo. Me identifiqué con esa persona que llega a un lugar y cuenta su historia de que salió de un pueblo y tiene a su esposa enferma y carga un certificado médico con una enfermedad que le diagnosticaron.

¿Y usted cómo se presentaba?

Tenía el logo de Juntos por la Tierra y les decía: “Disculpe que lo interrumpa, estoy en esta campaña por la cual viajo solo y sin dinero, intercambiando casa, comida y transporte con la promesa de sembrar árboles”. Hubo quienes me reconocieron y decían que era chiste y se iban; otros no me creían y me manifestaban que yo tenía plata, pero en general, la mayoría me ayudó y esta era la que no me conocía.

Roberto Ayala Vasco

Roberto Ayala: "No sé lo que es volar con 'brownies', mis vuelos son comprobados"

Leer más

¿Alguna regla que se impuso?

No hacer dedo, es decir no parar carros en la noche. Si veía que el pueblo siguiente quedaba a cinco horas y era las cuatro de la tarde, me quedaba donde me encontraba en ese momento.

Roberto Manrique
Roberto está centrado en la promoción de su serie dentro y fuera de Ecuador.Juan Faustos
“Mi primera cita en este viaje fue con los cañaris y se dio una conexión increíble y maravillosa. Sin embargo, percibía prejuicios de separación, del campo a la ciudad, mestizo e indígena. Entendí que antes de llevar a cabo un proyecto sostenible es más importante llevarnos bien entre nosotros y hacer algo por los demás”.

¿Anécdotas con la comida?

Un par de veces desayuné en la tarde, lo que me hizo perder la vergüenza de pedir café, sin esa bebida no vivo. Fue una experiencia de forjar carácter. No pasé hambre, yo he hecho el ayuno intermitente. Lo que sí te confieso es que un par de ocasiones no me bañé en 48 horas por que no había de otra, hubo tramos de 10 kilómetros que caminé y con la maleta pesada. Las fronteras fueron muy duras.

Asumo que se topó con migrantes venezolanos en alguna carretera...

Claro que sí, fue curioso, ocurrió en Perú. Escuchar sus testimonios en los que me decían que nunca pensaron en pedir ayuda. Me daban consejos como que la vergüenza se va. Y eso me ocurrió, empezando con el café (risas).

¿Pudo concluir su meta al final?

Yo llegué a Santiago de Chile a pagar mi ‘deuda’ que era una mega reforestación, pero por las manifestaciones se canceló este propósito. Debía 33.494 árboles. Entonces, como mi propuesta quedó pendiente, pensé en la serie web Juntos por la Tierra, revelaciones del camino que resumen los mayores aprendizajes cargados de verdad y muchas revelaciones en once capítulos que se podrán ver de este domingo 4 de abril de manera gratuita en juntosporlatierra.com.

Juan José Duque

Juan José Duque, el cirujano de las estrellas, es detenido en México

Leer más

¿De qué manera la gente se suma a su proyecto?

Por cada persona que se sume y se inscribe, se siembra un árbol en su nombre y se descuenta mi deuda y además participa en premios como cruceros y hospedajes en Galápagos, Quito y concursos que también se llevarán a cabo en otras partes de América.

PING PONG

¿Qué cosas han sembrado?

Grandes amigos...

¿Qué tan importantes son?

Un pilar fundamental en nuestras vidas.

¿En qué ha basado su carrera?

El deseo de impactar positivamente en los propósitos que he emprendido.

¿Qué ha cosechado? 

Muchas alegrías, dentro de la fórmula de la felicidad, si haces algo que impacta fuera de ti es increíble.

Resuma su vida en el último año...

Sería por diferentes etapas, me quedé 86 días en un hotel en Guayaquil y fue lo máximo, porque venía de Juntos por la Tierra, un mes en la India, una película en Los Ángeles y de un recorrido por el sur de España. Tres meses conmigo mismo fue lo mejor que me pudo haber pasado. Fue un romanticismo apocalíptico al inicio, luego experimenté la normalidad y llegó algo de ansiedad... pero aquí estoy.

“Desde enero estoy radicado en México, es mi sexta planeación de mudanza y la primera que se concreta. La verdad es que no he movido ni un solo dedo en el campo actoral porque estoy metido de lleno en Juntos por la Tierra. No tengo apuro por volver a actuar”.