Premios Platino: Javier Bardem se bajó de su pedestal de estrella

  Ocio

Premios Platino: Javier Bardem se bajó de su pedestal de estrella

Es 'El buen patrón' y el mejor actor de cine de los premios platino 2022. Se dudaba de su asistencia, pero cumplió, aunque a Penélope Cruz la dejó en casa.

El actor Javier Bardem y el director Fernando León de Aranoa en los premios Platino  2022, en Madrid.
El actor Javier Bardem y el director Fernando León de Aranoa posan juntos a su llegada a la ceremonia de entrega de los Premios Platino, este domingo en el recinto IFEMA de Madrid.Efe

Javier Bardem mide 1,81 metros de estatura y su piel es muy blanca. Aunque su contextura es mediana, tiene una pequeña pancita. A la IX edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano llegó sin su esposa, la actriz Penélope Cruz. 

Lució saco negro, pantalón azul marino, camisa blanca y zapatos deportivos. Estaba algo despeinado y en su barba ya aparecen algunos cabellos blancos. Nos dio la impresión de ser descomplicado. Así lo demostró. Fue prácticamente el último en desfilar por la alfombra roja instalada en el Palacio Municipal de la capital española.

Carmen Maura

Premio Platino de Honor: Carmen Maura quiere volver a Ecuador

Leer más

Por esta ya habían caminado otras celebridades, como su hermano Carlos Bardem (también actor y guionista). Tal vez por ello la limpiaron antes de que ponga ahí sus pies el actor español, ganador del Premio Platino a mejor interpretación masculina en el cine por El buen patrón.

La prensa esperaba ansiosa por él. Inicialmente la organización dijo que no estaría. Sin embargo, cuando agradeció a través de un video por el reconocimiento obtenido por el filme de Fernando León de Aranoa, que le dio el público, confirmó que iría a la gala. Les tapó la boca a quienes dudaban de su presencia.

El primero de mayo fue el gran día de Bardem. No solo porque su cinta, en la que da cátedra de actuación se llevó cuatro galardones; además porque era el Día de la Madre en España. Su logro se lo dedicó a su fallecida progenitora Pilar. Lo que provocó muchos sentimientos encontrados, ya que comentó que, a pesar de estar muerta, la tiene en su mente y en su corazón, y la echa de menos. Con ello demostró su lado humano. Fue su maestra, ya que era una gran actriz.

Javier Bardem se bajó de su pedestal para compartir, bromear y responder sin complicarse preguntas por la alfombra roja. Cuando ganó el premio volvió a reunirse con la prensa. “Penélope se quedó en casa, con los niños”, dijo con esa voz grave que lo caracteriza. 

Y cuando se le consultó “¿Qué tal patrón es él en la vida real?”, haciendo alusión al premiado largometraje, movió la cabeza, se rio y contestó: ¿Yo? ¡Qué va!. No había tenido tiempo de revisar su teléfono celular y no sabía si la madre de sus hijos le había enviado un mensaje de felicitación. Seguramente, ella lo vio desde casa.

El buen patrón

'El buen patrón' logró cuatro premios Platino

Leer más

Al salir del salón donde estaba con los periodistas iberoamericanos regresó al auditorio.

Todavía no se había entregado el reconocimiento a mejor película iberoamericana de ficción (que obtuvo El buen patrón). Por el camino se encontró con unos empleados del Palacio Municipal que llevaban muchas bebidas. No dudó en acercarse y pedirles una. Se decidió por una Coca Cola. Entonces se subió al ascensor y mientras sostenía la lata con una de sus manos para beber el líquido, en la otra llevaba la estatuilla que minutos antes le habían entregado.

El protagonista de cintas como 'Mar adentro', 'No es un país para viejos' y 'Ser los Ricardo' todavía no tenía claro dónde iba a poner su nuevo trofeo. Tal vez en casa.

Algunos los deja ahí, otros los mueve porque dice que son un recordatorio bonito “por el significado que tienen”. Tampoco imaginó recibir el Platino, porque considera que es mejor no hacerse expectativas, ya que a última hora se dan sorpresas y decepciones. Seguramente es lo que sintió cuando no consiguió el reciente Óscar por 'Ser los Ricardo'.

“Es una de las pocas profesiones en las cuales se dan premios. El Platino es especial por el día en que lo entregaron y además porque es una gala que reúne al talento iberoamericano”.

Cuando las luces del escenario se apagaron, lo vimos subir por una larga escalera y perderse entre el grupo de invitados para seguir celebrando en una fiesta. Uno de sus acompañantes de esa noche fue el director y amigo Fernando León de Aranoa, otro de los grandes ganadores de la velada, con quien conversó mucho e hizo bromas. 

Bardem le agradeció al director: “Me dio la posibilidad de interpretar al personaje Julio Blanco. El actor hace lo suyo, sin él no habría podido hacer lo mío. Es brillante, además es un gran escritor. Esta fue una historia divertida con ironía. Es una película que ha estado mucho tiempo en cartelera, más de seis meses en España. Aquello es un milagro. Ha llegado al corazón por lo que dice, al humor y también al estómago”, aseguró.