Ocio

Paola Cabezas: "A la vida hay que ponerle tumbao"

La candidata a la Asamblea ama bailar salsa, escuchar reguetón y el café sin azúcar. Arreglar su pelo le toma casi una hora

paola
Nació hace 42 años en Esmeraldas, provincia de la cual fue su Gobernadora.Gerardo Menoscal / EXPRESO

Se crio en una zona de invasión de Esmeraldas. Llegó a Guayaquil para cumplir su sueño de convertirse en comunicadora. Sus amigos en RTS, canal del que formó parte en un segmento de la comunidad, recuerdan a Paola Cabezas como una joven delgadita, muy alegre, que llegaba siempre con el pelo alisado. Pero aquello es cosa del pasado. 

Actualmente, la candidata a la Asamblea Nacional por Centro Democrático y la Revolución Ciudadana, es una mujer empoderada y defensora de su raza que decidió alejarse de las pelucas, los alisados y las extensiones. Para hablar de sus inicios y trayectoria, se sometió a El Cuestionario de EXPRESIONES.

Salió de la tv hace 10 años y fue un paso gigantesco a la política. Pero cuando un periodista se mete a los cargos público como que pierde un poquito la credibilidad...

No, no lo creo. ¿Por qué cuando un abogado se hace político y luego que se retira vuelve a litigar? ¿Por qué un médico que es político deja por un momento su profesión y luego vuelve a lo suyo? Pasa lo mismo con el periodismo. No veo nada incongruente.

¿Volvería a pararse frente a las cámaras para dar noticias y tener contacto con la comunicación dentro de un medio privado?

Totalmente. No he hecho otra cosa en mi vida desde que tengo uso de razón. A los 15 años empecé a hacer radio, soy mujer de radio. He pasado por la tv, la comunicación comercial. Me especialicé en comunicación política. No me veo haciendo otra cosa.

Paola Godoy, defensora de su raza afro, me comentaba que estuvo atrás suyo para que mantuviera su pelo original. Usted llegó a usar una peluca color castaño...

(Risas) Sí. El tema no pasa solo por mi cambio de look. Hace dos años llegué a la casa y mi sobrina me dijo: “Tía, a mí no me gusta mi pelo, quiero tenerlo como el tuyo”. Quería alisárselo. Le dije que era linda, pero ella me respondió que se veía fea. Ese día entendí que no estaba generando referencia dentro de mi casa, ese día me corté el cabello. Le dije que le iba a demostrar que mi cabello era lindo y empecé el proceso de transición.

¿Cuánto tiempo le toma arreglarse el pelo?

Entre lavado y definición me toma de 45 minutos, a una hora. Procuro lavarlo de día, para que se seque al aire libre, pero cuando estoy en el corre, sube y baja, lo hago en la noche, lo seco y se toma su tiempo.

“La televisión te marca. ¿Has encontrado a una mujer negra en Ecuador presentando noticias con su cabello natural? No, porque ese cabello representa pobreza. El cabello afro no es como muy formal, es como que no tuvo plata para alisarse el cabello, pobrecita”.

Una vez en una reunión dijeron que Paola Cabezas baile marimba y Paola destruyó el baile. ¿No sabe bailar marimba?

(Risas) Sí bailo marimba. De niña lo hice de manera profesional en la escuela de Quinindé. Mi primer viaje internacional fue por la marimba. Uno pierde la práctica, pero empecé a bailar y, en lugar de marimba, fue reguetón y me hicieron pedazos.

¿Qué baila mejor, marimba, reguetón o salsa?

Todo, hermana. Este cuerpo está preparado para todo, todo lo que suena, lo bailo.

Fernando Villavicencio

Fernando Villavicencio: “Soy triste como una mixtura de pasillo con rock”

Leer más

Una gran amiga suya, del barrio de San Martín de Porres bajo, en Esmeraldas, me dijo que era una ‘negra trucha’, porque le corre al sol...

(Risas) Esa es la Paola Farías. Toda la vida me dice que soy trucha porque en la época en que trabajábamos juntas en RTS, yo era flaquita, y me decía, ‘esta man no tiene nalgas, no tiene no sé cuánto, ¿cómo es posible que te definas negra?’. Una vez hicimos un programa en vivo para una temporada playera. Lo hice cubierta y todo el mundo me decía ‘pero, negra, ponte traje de baño’. Pero ya es un tema que no he podido resolver. He ido a todos los dermatólogos, y es que cuando mi piel toma contacto con el agua salada empiezo a enroncharme y me pongo roja, roja... por eso me dice que soy trucha. Soy la primera negra roja. ¡Te lo juro!

¿Le gusta el café sin azúcar?

Desde que empece a estar más tiempo en la política, me hice adicta al café, no lo tomaba, pero es evidente que cuando lo mezclas con otras cosas como que pierde algo. Sin azúcar es otro nivel.

Y es un as en el volante, para manejar va a la par con los buseteros...

Yo creo que en algún momento en mi otra vida, fui busetera, volquetera. Aprendí a manejar en Guayaquil. Entonces háganse responsables del peligro que soy al volante. Amo manejar. Me he recorrido el país así. Me lo he manejado todo.

Conducir la relaja...

Muchas de mis ideas se han generando mientras viajo. Eso sí llevo un litro de café. Mi relación con el café y el volante es única. Amo viajar sola, no debería hacerlo por seguridad, Los mejores viajes los he hecho sola.

De jovencita recorrió Perú mochileando durante 20 días. En el camino uno no sabe a quién se va a encontrar.

A veces hay esos riesgos, pero yo disfruto mucho de mis espacios de soledad. Los proyectos más importantes de mi vida o las cosas más relevantes que han pasado han sido cuando he estado sola y hasta sin novio. Dedicada cien por ciento a mí. Me amo mucho, me quiero mucho, disfruto de esos espacios de soledad. 

Sus amores

Cuando regresó de Argentina luego de seguir una maestría se trajo un novio de allá...

Sí, fue una relación bonita, pero hasta ahí.

¿Y el de ahora? Ese modelo guapo, esa sonrisa que tiene, es estilizado...

Sí, pero mira, quizá uno aprende en la vida a no fijarse en el físico...

Ya, pero el hombre es guapo y punto.

Lo único que tengo que decir en mi defensa es que el tipo se esforzó. Galanteó, se puso hecho el coqueto, en realidad hay que reconocer que en muchas de las cosas que han pasado en estos meses que estamos juntos, él se ha esforzado mucho. Es muy maduro para su edad y compartimos una historia de vida y es que somos hijos de madres solteras. Eso me hace quererlo, respetarlo, el mismo hecho de ser de la misma provincia. Nos complementamos, se ha esforzado mucho para estar donde está. Tiene sobrados méritos. En algún momento va a poder trascender en otras áreas, porque es brillante y en todo lo que hace le va bien.

Bueno... ¿y esta negra tiene o no tumbao?

Pero por supuesto. ¡Azucaaa!

El infarto

“Hace tres meses me dio un infarto, pensaba que era por COVID. Soy sana, activa, pero ese momento me hizo reflexionar sobre muchas cosas, sobre el rol que uno cumple en la vida. Seguramente estaba muy estresada, pero creo que hay que vivir y a la vida hay que ponerle tumbao. A partir de ese momento decidí tomarme las cosas con mucha calma, porque soy muy obsesiva, perfeccionista, quiero que todo salga bien, no me gusta perder. Me he planteado ser una mejor persona, pasa mucho que hay cierto nivel de incomprensión de la sociedad sobre los negros, los afrodescendientes”.

Ping Pong

¿Encocado o encebollado?

Encocado. Tienes que ir al del Cristo del Consuelo.

¿Salsa o reguetón?

Salsa, pero le hago al reguetón de vez en cuando.

¿Quito o Guayaquil?

Guayaquil. A esta ciudad le debo todo y mi carrera comunicacional. Llegué como migrante. Hice radio a los 22 años. Estudié en la Facso, trabajé en varios medios.

¿Radio o TV?

Soy mujer de radio, pero a la TV le debo mucho.

¿Pelo lacio o extensiones?

Ninguna de las dos. Esta corona (señala su pelo).

FRANCISCO JIMÉNEZ

Francisco Jiménez: "Nunca he sido el alma de la fiesta"

Leer más

Más de ella...

* Nació hace 42 años en la ciudad de Esmeraldas, pero se crio en Quinindé. Fue gobernadora de esa provincia.

*Vivió 17 años en Guayaquil.

*Trabajó como reportera de la comunidad en RTS.

*Fue la primera afroecuatoriana escogida como presentadora de noticias en Ecuador TV.

* Tiene maestrías en Comunicación Política.

* Es la mayor de 7 hermanos.

* Le encanta el karaoke, su tema favorito es El cigarrillo, de Ana Gabriel.