Niels Olsen: "He sido desde mesero y vendedor de jeans hasta encuestador"

  Ocio

Niels Olsen: "He sido desde mesero y vendedor de jeans hasta encuestador"

Dejó su vida apacible en una hacienda del Guayas para volcarse a la función pública. Hoy enfrenta uno de sus mayores retos como ministro de Turismo.

Niels Olsen
Niels, desde niño,  es amante de los sabores y olores del campo.Cortesía Wolf Estudios

Toda la vida ha sido amante, de la naturaleza, el diseño y el turismo. No en vano fue designado como ministro de esta cartera en el presente Gobierno. Por muchos motivos, era justo y necesario abordar a Niels Olsen Peet para que responda El Cuestionario de EXPRESIONES.

Su amor por el campo fue cultivado desde pequeño...

Yo crecí en una hacienda, fui a un colegio situado entre San Antonio y el ingenio San Carlos. Luego nos mudamos a la ciudad por mi hermana, quien tenía que estudiar la secundaria.

¿Es cierto que ha sido buen montador desde pequeño?

(Risas)

Hablo de que iba en caballo a la escuela...

No solo en caballo, a veces en moto o en el camión cargado de maracuyá. Quiero que mi hijo (Oliver) crezca con las mismas bondades que ofrece el campo. Se lo comuniqué a mi esposa (Romina Miraglia). En eso estábamos, pero luego llegó la oportunidad y el momento de servir al país y aquí estoy. Cuando termine mi gestión, volveré a la hacienda y haré nuestro sueño realidad.

Retomando sus años de ‘pelado’, ¿qué recuerdos tiene del condominio Castillo del Mar en Salinas?

Carolina Piechestein

Carolina Piechestein: "Soy una dramática actriz de comedia"

Leer más

Increíbles recuerdos. Yo pasé de la hacienda a pasar temporadas en la playa con mis primos y mis amigos. Cada vez que voy a Salinas, huele a la niñez y a ese olor característico de la playa y sus edificios.

¿Es cierto que usted era la sensación en aquella época y que le tocaba espantar a las chicas porque solo tenía ojos para Romina?

(Risas) Lo de los ojos para Romina es cierto, el resto no. Yo tenía 14 o 15 años y la veía a ella como la mujer de mi vida. Y para mí era inalcanzable, hasta que volví de la universidad a los 22 años. La encontré en una fiesta, tomé valor, me tomé una cerveza y me quedé como una estatua hasta que me parara bola y lo conseguí (sonríe). Soy un hombre valiente.

Valiente desde niño. Superó varias adversidades y así lo ha hecho en otros ámbitos.

Quiero creer que sí. Cuando uno quiere algo, lo consigue.

Niels Olsen
Niels dejó su apacible vida en su querida hacienda para ser ministro de Turismo.Cortesía Wolf Estudios

¿Es verdad que siendo todavía un muchacho llegó a tener tanto dinero trabajando en una cadena de cafeterías, que le decían el Jordan Belfort de Guayaquil y que un día lo dejó todo por irse a Australia y empezar de cero?

(Risas) Te lo cuento con mis palabras. De adolescente sabía que lo mío era Hotelería y Turismo, quería estudiar en una universidad de Suiza donde se habían formando grandes profesionales, pero al final del día no se logró porque estaba fuera del presupuesto de mis papás. Me fui a Estados Unidos para estudiar Marketing y Administración de Empresas y, a mi regreso a Ecuador, laboré en esta empresa que mencionas. Estaba tan cómodo y contento que ya se convertía en peligroso. Me dieron rienda suelta y total liberad, ¿pero qué pasaba con mis sueños? Entonces renuncié y me fui a Australia a perseguirlos.

Y para costear sus estudios allá tuvo que conducir carrozas para turistas...

Si, es verdad. Estoy impresionado con tus fuentes. Allá también laboré como mesero, vendedor de jeans y hasta terminé en el Museo de Deportes de Australia. Fui también investigador en las islas Fiyi, llené encuestas y las tabulaba para entender el impacto de los mochileros en las islas del Pacífico Sur.

Usted lleva el nombre de un actor de cine. ¿Nunca ha tenido inconvenientes en el aeropuerto?

Romain de La Mar

Romain de Lamar: "Cualquier buen plato funciona como afrodisíaco"

Leer más

No. Lo que pasa con este actor que vive en Dinamarca, es que cada vez que sale una nueva red social o un correo electrónico, el primero que lo agarra es el que aparece en la web.

Y usted se considera un buen actor de la vida.

No, soy muy malo mintiendo, se me nota en la cara cuando pretendo ser algo que no soy. Mantener los pies sobre la tierra sabiendo quién eres es lo mejor.

Y al momento de trabajar, ajusta con ‘correa’ y estrecha ‘lazos’

Nuestro presidente ajusta como él solo y estrecha también. Tenemos un buen líder.

Me dicen que usted es buen amigo y alguna vez salvó a una chica que tenía problemas de bulimia. Le escribió una carta junto a un video para evitar que pierda la vida. ¿Recuerda ese capítulo?

Lo recuerdo.

Niels Olsen
Niels junto a su esposa Romina, su hijo Oliver y sus mascotas Lacey y Dylan. Su hija Vittoria nacerá en dos meses.Instagram

¿Qué se siente cuando alguien tiene presente lo bien que le hizo sentir una persona en un momento crítico de su vida?

Cualquiera lo haría por un amigo. No hay nada para sorprenderse. Es lo que hay que hacer.

Que no crean los lectores que es tan bonachón como pinta. Como jefe me dicen que es perfeccionista y quiere todo para ayer...

(Risas) No creo que sea perfeccionista. Quien lo es no logra ejecutar nada, esperando la perfección, pero sí me gusta que sea todo para ayer. En la industria del turismo hemos perdido tanto tiempo y espacio que llegó el momento de recuperarlo. Mi equipo sabe que conmigo se trabaja a modo flash.

Usted nunca había trabajado en una función pública. ¿Qué tal la experiencia hasta aquí?

image

Allison Mack ingresa a la cárcel y estará presa por tres años

Leer más

Es una oportunidad maravillosa para servir y ejecutar proyectos, pero hay cosas que me frustran, como los tiempos; pero en la función publica hay que cumplir con los procesos administrativos. En estos 100 días hemos logrado puntos importantes. Vamos por buen camino, aunque entiendo que hay frustración en cierto sector y que hay gente que, como yo, quiere las cosas para ayer.

¿Y le gusta que le digan ‘señor ministro’ o Nikito?

Cuando escucho ‘señor ministro’ siento que no es conmigo. Mi equipo cercano me dice Niels, Niky. Solo la familia me dice Nikito y algunos amigos.

¿Qué guarda de ese Nikito valiente que venció una enfermedad y tomaba cola en funda?

Tuve muchos problemas de salud, con doce cirugías encima. Eso pasó hace mucho tiempo. Tenía 10 u 11 años y ya está todo superado.

Y si a la adversidad la acompaña una sonrisa, ¿mejor todavía?

A mì me ha funcionado de esa manera.