Una muestra basada en plástico diluido

  Ocio

Una muestra basada en plástico diluido

La exposición ‘Morfologías del compromiso’ cuenta con diez obras.  Su autor emplea el reciclaje para crear nuevas estéticas.

DSC03280
Muestra. La exposición está disponible hasta el 15 de marzo de 2020.Juan Daniel Ponce.

Una propuesta artística que coge fuerza. El reciclaje del plástico tiene un sinnúmero de fines, tanto para su reutilización como para la fabricación de nuevos productos; pero en el caso del artista visual machaleño Danny Narváez, aprovecha el plástico diluido para elaborar creaciones de gran formato.

La técnica contemporánea se denomina “plásdil” y Narváez lleva experimentándola hace más de diez años. Bajo esta propuesta ha presentado diversas exposiciones en algunas ciudades del país y, hace unos días, inauguró la muestra ‘Morfologías del compromiso’, en el Museo Nahim Isaías de Guayaquil.

  • DSC03268
    La inauguración se realizó en el Museo Nahim Isaíasexposición
  • DSC03292
    Los visitantes se fotografiaron junto a los cuadrosparticipación
  • DSC03277
    Las obras son de gran formatotécnica

A juicio del artista, los lienzos evocan lo ecológico y fomenta al reciclaje del plástico como una nueva alternativa artística. La exposición cuenta con diez obras, pero seis de ellas fueron ejecutadas durante la tesis de maestría que el artista realizó en Cuenca.

En el día de la inauguración, la sala principal del Museo lucía copada por artistas, educadores, estudiantes y transeúntes, quienes, de inmediato, sacaron sus celulares para tomarse fotografías junto a las obras. Durante la actividad se desarrollaron presentaciones artísticas y se dictó una charla educativa.

Muestra.

Una muestra acoge cuatro ‘lugares inquietantes’

Leer más

Para Hernán Pacurucu, curador de la muestra, la propuesta del artista aborda una manera de moldear que “nos lleva a establecer un reuso de elementos nocivos en bien de una hermenéutica visual sostenida en una pragmática discursiva que nos encamina a pensar que definitivamente otro mundo es posible”.

Acota que hay tres aristas conceptuales que resaltan en el trabajo de Narváez. La primera es el tratamiento ideal de la técnica a la que define como la idea de lo reciclaje para crear los follajes intensos.

“Hay un doble discurso interesante que es el tema de usar lo reciclable para hablar algo que está matando: el plástico”, argumenta.

La segunda es el enredo visual que causa al espectador, donde al acercarse se observa el plástico, las formas abstractas, pero que al alejarse se puede apreciar la realidad en toda su dimensión.

No obstante, Narváez explicó que uno de los objetivos de la muestra es que los visitantes hagan conciencia sobre el cuidado ambiental, y apunta a que se desarrolle en el país la creación de nuevas estéticas a través de la basura plástica.