Ocio

Juliana Alvarado: “Me satisface ver mujeres con belleza real”

A raíz de que le diagnosticaron problemas con la tiroides, su carrera de cosmetología tomó un plus y durante la pandemia se animó a emprender.

Juliana Alvarado, cosmetóloga
Esta emprendedora ha sabido sacar provecho de los momentos difíciles que le ha tocado atravesar.Cortesía.

Mensajes día y noche a su Instagram, videos del antes y después de la rutina skincare y fotos de envases vacíos que se tornan como un trofeo tras culminar el tratamiento, son los que emocionan a diario a Juliana Alvarado.

Ante los obstáculos que han traído a su vida las afecciones por la tiroides, el camino fue fortaleciendo su conexión con en el cuidado de la piel y el cuerpo.

“Me diagnosticaron esta patología hace tres años. Ya estaba capacitada como cosmetóloga. Y ahí fue que mi carrera tomó un giro”.

Se volcó a la elaboración de productos con ingredientes naturales que, al inicio, fueron para sí misma y eso marcó el rumbo de su emprendimiento.

  • En pro de lo natural

No siempre se dedicó a sumar seguidores y dar consejos. Fue en el 2020, cuando los días de cuarentena llevaron a muchas mujeres a aprovechar el tiempo para cuidarse a sí mismas sin tener -ni poder- que salir de casa.

Juliana empezó a compartir sus rutinas skincare. Subía videos de su piel sin retoques ni filtros y cada vez más chicas se sumaban para reproducir sus consejos y elaborar las mascarillas con productos naturales que podían tener varios pasos o no.

Marketing

Emprendimiento: Tips de marketing para impulsar tus plataformas digitales

Leer más

Sin embargo, los días puertas adentro también le vinieron bien fuera de Instagram. “Antes de la pandemia, ya venía desarrollando productos para el cuidado de la piel pero fue el año pasado cuando empecé a dedicarle más tiempo”, cuenta.

En su casa fue preparando lo que llama su ‘laboratorio’. Allí prepara desde exfoliantes y cremas reductoras hasta snacks de frutas deshidratadas para tomar té.

En ese lugar explaya lo aprendido en su trayectoria como cosmetóloga y aplica las tendencias de las que hablan los congresos internacionales a los que asiste.

“Fue una odisea encontrar proveedores. Creo que ese es el primer desafío que tenemos las emprendedoras. Hasta encontrar el ideal, se suele perder tiempo y dinero. En mi caso, fue con los envases. Cada producto debe ser almacenado en materiales distintos por el tipo de ingredientes. Por ejemplo, no es recomendable presentar un reductor en plástico. Opté por el vidrio, se almacena mejor y lo pueden reciclar”, explica.

Cuando llegó el momento de sacarlo a flote, su primera inversión fue en lograr una imagen para el emprendimiento. Desde la creación del logo, selección de proveedores, hasta sesiones fotográficas. “Noté que a muchas les comenzó a gustar el hecho de que los productos sean hechos con ingredientes naturales y en Ecuador. Creo que ha ido cambiando el consumo; si antes en las redes solía verse a influencers subir marcas que a veces ni se comercializan acá, ahora miran más a lo local”, agrega. Ahora sus días van al ritmo 24/7 -e incluso madrugadas- haciendo productos que ya van tomando rumbo fuera de Guayaquil.

  • Una lucha contra la tiroides

Desde principios de 2021, en febrero, vivió un proceso que tuvo que sanar puertas adentro. “Estaba embarazada y perdí a mi bebé. Caí en depresión profunda y eso desencadenó que se inflame la tiroides. En esa recaída llegué a pesar 158 libras”

Irina Abad, emprendedora

Irina Abad: “A la inspiración no la detiene ni la pandemia”

Leer más

Su esposo e hijo se convirtieron en su motor. “Me levanté más fuerte. Y aproveché para hacer un video, que subí a Instagram, en el que mostré cómo he ido pasando esta etapa para que el resto se identifique”.

Consumir antioxidantes ha sido una de sus claves. Sin embargo, esta patología hizo que investigara ingredientes con más principios activos para ponerlos en sus productos.

“Todo lo fui probando en mí. Los reductores, por ejemplo, surgieron a raíz de mi problema con la tiroides, que me afectó mucho en la retención de líquidos. Las cremas tienen ingredientes naturales que sirven para drenar”, dice.

Para esto también fue trabajando en conjunto con otros profesionales. “Yo combino lo mío con la medicina homeopática. Mi doctora de cabecera es especialista en algunas ramas, entre esas la homeopatía. Entonces todo este proceso ha sido de la mano con ella”, explica.

En ese proceso ha bajado 32 libras, lo que la lleva a compartir su interés en ayudar a más mujeres y también hombres.

“Si lo pude lograr yo que tengo problemas de salud, el resto también puede. De todo este proceso, lo más satisfactorio para mí es ver a una mujer que cree en sí misma, que se quiere, se cuida, que sea real. Y sobre todo, que apueste por una belleza saludable”, concluye.

Daniela Dapelo y Ovra

Daniela Dapelo y su 'Ovra' de arte de exportación

Leer más

  • Sí a los snacks saludables

“Si necesita comer algo dulce entre horas o cuando siente ansiedad, las frutas deshidratadas son ideales. Son una alternativa antes que recurrir a azúcares refinados, galletas o golosinas, alimentos que debemos evitar a toda costa”, comenta.

Explica que las puede utilizar para preparar té, de esta forma calma el hambre -pues produce sensación de saciedad- sin consumir demasiadas calorías.