Daniela Dapelo y su 'Ovra' de arte de exportación

  Ocio

Daniela Dapelo y su 'Ovra' de arte de exportación

Con ocho años de trayectoria, la diseñadora guayaquileña abrió un taller en España con el que logra internacionalizar más sus sofisticadas carteras.

Daniela Dapelo y Ovra
Esta guayaquileña de 37 años supo darle un giro a su vida y adaptarse a lo que tanto le ha llamado la atención: la moda.Cortesía.

Se sabe que una buena cartera completa y cierra el look. Y nada mejor que hacerlo con un diseño con toque nacional. La guayaquileña Daniela Dapelo lo sabe y por eso ha logrado marcar presencia dentro y fuera del territorio nacional. El trabajo a mano y la alta calidad de los materiales se han convertido en el sello de sus productos. Tras su llegada de Europa, dio un espacio en su agenda para conversar con EXPRESIONES sobre su trayectoria y la manera en la que logró introducir su propuesta en España.

El 2021 es, hasta el momento, el año en el que más alto pisa los escalones de su carrera. Y en ese éxito que va abrazando, comenta que su ancla es la fe. “Dios es mi pilar y el que me abre las puertas a todas las cosas”, afirma. De ahí viene toda su fortaleza, aquella que plasma en su trabajo, en el día a día del que nos permite ser parte en esta entrevista.

  • Sofisticación étnica

Cuando estudiaba diseño de interiores, Daniela se dio cuenta de que lo que más le gustaba era trabajar con sus manos y de manera artística. Cuenta que desde muy joven tuvo fijación con la moda y le parecía interesante la idea de diseñar un objeto en el que la mujer pudiera guardar sus cosas.

A modo de prueba, lanzó algunos modelos de carteras. “Pintaba muñecas de los años sesenta sobre lona y luego las enviaba a una costurera. Les empezó a gustar a mis amigas. Fue entonces cuando mis padres me impulsaron a montar mi propio negocio”, recuerda.

De algún modo estos bolsos eran su lienzo. Pero la lona quedó desplazada y empezó a inclinarse por el cuero, en el que el sofisticado gusto de Daniela se convertiría en protagonista.

Aquello fue hace ocho años, el mismo momento en el que surge su marca bajo el nombre Ovra Hand Made. “Comencé a trabajar los diseños con cuero de vaca prensado con el print del cocodrilo, pitón y lagarto Elisabeth. Ese material, así como el resto de piezas étnicas que incorporo, como la tagua, son importados y trabajados en Ecuador con técnicas artesanales”.

El boom del Instagram en ese tiempo fue su principal plataforma, la que le dio la posibilidad de romper fronteras para que sus diseños sean apreciados por mujeres de otros países.

A lo largo de los años ha sido invitada a eventos privados a nivel nacional y en el exterior como el Verano Suite, en Miami, donde se congregó con otras diseñadoras latinoamericanas para vender sus colecciones en tiendas exclusivas.

Estefanía Villacís nació en Calceta.

Estefanía Villacís: “Soy feminista desde que nací”

Leer más

Mientras seguía expandiéndose, quiso incorporar más materiales representativos de la zona, lo que la llevó a poner su mirada en Barranquilla. “Allá conseguí que algunos de mis diseños sean tejidos con palma de Iraca. Una vez que me las envían, mi equipo las fusiona con el cuero”.

  • 2021 con taller en Madrid

Esa impronta que le pone a los diseños hizo que Daniela piense en exportar. “En el camino me he ido encontrando con gente que me ha dado la mano en el momento perfecto. Entonces se han ido abriendo las puertas, sin hacer presión, solo trabajando y viviendo el día a día que es parte de mi esencia”.

Y como así se dan las cosas en su vida, un viaje de vacaciones que hizo en enero de este año a España se convirtió en un sueño de seis meses. “Me hicieron una entrevista para una revista digital y de ahí las cosas se fueron dando poco a poco. Pude conocer proveedores de Italia, lo que me motivó a conseguir un taller en Madrid, donde ya tengo trabajando un artesano que laboró más de nueve años en la casa de moda española Loewe. Así que, de ahora en adelante, estaré entre Madrid y Guayaquil”, dice y agrega que una de sus grandes satisfacciones es poder seguir generando trabajo a su equipo.

Sofía Baquerizo, diseñadora

Sofía Baquerizo, una visión latino-europea en la moda

Leer más

Estando en la ciudad europea, se percató del boom que tiene el e-commerce. El paso siguiente era crear su propio sitio web. Lo hizo de la mano de un amigo colombiano. Los resultados fueron exitosos, pues logró abrirse paso en el mundo de las ventas online.

“Tuve la oportunidad de entrar a muchas tiendas y también estar en una feria en Serrano para ver qué es lo que le gusta a las mujeres de allá. En esa sencillez que caracterizan sus looks, me di cuenta de que les atraen diseños pequeños que dé un toque étnico al outfit, pero con un aire sofisticado”.

Por eso, desde mayo, a raíz de que llegó de su viaje, ha trabajado producciones fotográficas para subirlas a su página web y vender de manera virtual en otros países.

Andreína Velásquez

Andreína Velásquez: "El yoga como la maternidad son servicio"

Leer más

“Cuando llegué de Europa me comuniqué con Fabrizio Célleri. Él tiene un gusto impecable y es muy artístico. Entonces, en ese reciente editorial, lo que podrán ver en el estilismo de la modelo, son las carteras de Ovra sobre las prendas de Célleri. Mi finalidad fue hacer una campaña en la que se vea mucho profesionalismo y con él lo logré”, afirma.

Al momento su marca ya está en Barranquilla, Miami, Los Ángeles, California y Madrid, además de Ecuador, donde conquista a mujeres con su ‘ovra’ de arte.

Créditos: Fotos cortesía Jarol Nelson (IG@jarooldn), G7PRO (IG@daolver).