Ocio

Fer Santamaría lo dejó todo por amor

El exvocalista de La Suprema Corte hace de Ecuador su casa para despegar musicalmente. Ya tiene lista su primera melodía como solista: 'Quien la ve'.

Fer Santamaría
El salsero ya tiene una vida en Guayaquil, junto a su pareja que ya está embarazada.Cortesía.

Es amante de los camarones ecuatorianos, “como sea, en ceviche, apanados, al ajillo”, dice con su acentito caleño el cantante salsero Fer Santamaría. Pero a Ecuador está atado por algo más: Mariuxi Ponce, una bella mulata guayaquileña que lo ‘volvió loco’ apenas la conoció, en 2019, durante una presentación musical de la orquesta La Suprema Corte en el colegio Guayaquil.

Hoy en día él ya no es más vocalista de la agrupación salsera colombiana reconocida por canciones como 'Un amante como yo', 'Quiero quedarme en ti', 'Porque te fuiste', 'Escombros' y otras que han puesto a bailar a toda Sudamérica y a miles de migrantes en Europa y Estados Unidos.

“Me vine a Ecuador por amor, me vine por ella”, admite con orgullo mientras mira a su actual pareja que, durante la entrevista con EXPRESIONES, confirma una noticia: “Y ya vamos a ser papás”.

  • Fer Santamaria y Mariuxi Ponce
    La pareja vive en la zona conocida como Mall del Piso, donde ha establecido su hogar.Cortesía.
  • Fer Santamaria y Mariuxi Ponce
    Se conocieron en un concierto, el flechazo fue instantáneo.Cortesía.

Él sonríe. Lo dejó todo en su país para venir tras la mujer con la que, cuenta, pasaba horas tras horas en conversaciones por Whatsapp mientras él estaba en una de sus últimas giras con el grupo por Europa.

La historia de amor que lo trajo a Ecuador nació en el colegio Guayaquil, en 2019. “Trabajaba en el área de marketing de una empresa de comunicaciones y estaba como parte de la organización del concierto. A él lo estaban entrevistando de un canal de TV y cuando me vio hasta se distrajo. El periodista seguía preguntando y él respondía, pero me veía a mí y no a la cámara”, relata Mariuxi.

Y él lo corrobora. Hasta la hizo subir al escenario como parte del show y al final intercambiaron números. Él se fue y se centró en sus ensayos para su gira. Y desde España, un mes después, él le escribió y retomaron las conversaciones. “Pasábamos horas hablando y dormíamos con el teléfono al lado. Lo silenciaba para que no escuchara mis ronquidos... al final, me vine a Ecuador porque no aguanté estar sin ella”, dice con sabrosura el artista caleño.

Hoy, el cantante de 38 años es un vecino más del sector de la 26 y la J, cerca al llamado ‘mall del piso’, en pleno suburbio de Guayaquil, pasando el puente del estero Mogollón, donde la salsa y la música tropical se viven con intensidad. Él ha hecho de este sector su casa y su punto de partida para despegar musicalmente como solista.

Con Mariuxi como su ‘marketera’ y un primo de ella, Omar Ordóñez, como promotor, Fer se hace espacio para darse a conocer como solista su nueva producción musical, grabada en esta ciudad. Se trata de 'Quien la ve', con arreglo musical del maestro Andrés Viáfara, el Humilde, reconocido director de La Suprema Corte y quien fue por muchos años el trombonista del grupo Niche. Es una salsa con mucho ritmo que promete pegar fuerte en el país”, asegura Santamaría.

Y en el ‘horno’ está también 'Te quiero a ti' que, según Fer, es ‘otro temazo’ que cuenta con el arreglo del maestro Ramón Sánchez, radicado en Francia y quien ha trabajado con artistas como Víctor Manuelle, Tito Nieves, Andy Montañez, Gilberto Santa Rosa y Elvis Crespo.

  • Ni los pasos le enseñaron

Fernando Santamaría comenzó en la música desde muy joven. En el colegio entró como bajista al grupo de salsa del plantel. “Pero como que me sentía amarrado. Quería brillar como lo hacen los cantantes”, pensaba.

Años después pasó, entre otros, por las agrupaciones de los hermanos Lebrón, la Octava Dimensión y la orquesta de Julio Cortez y Kike Harvey. Pero aún seguía sin brillar como quería.

Ya con el ‘bichito’ de ser cantante y recomendado por Cortez, llegó hasta donde el maestro Viáfara, director de La Suprema Corte. Ahí la cosa no fue fácil. Estaban ya los tres cantantes del grupo y él tuvo que ganárselas como pudo. “Mis nuevos compañeros no me querían compartir las letras de las canciones, a la hora de cantar colocaban solo tres micrófonos y a mí me dejaban en el aire y tenía que bajarme de la tarima y hasta tuve que aprenderme los pasos solito porque nadie me quiso enseñar”.

Pero él no es de los que se deja. Es terco, admite. “Los celos de mis compañeros desataron ‘un animal feroz’. Salí a la calle y me compré un DVD de la presentación del grupo en Guayaquil. Ahí comencé a practicar y en una de los shows donde solo estaban los tres micrófonos le dije a un asistente que colocara uno más. Cuando me vieron en el escenario bailando y cantando a la par de ellos, la pegué”.

daddy

Daddy Yankee lanza tema salsero con Marc Anthony

Leer más

Lo demás ahora es historia. Con el grupo hizo cinco giras internacionales por Europa (Italia, España, Bélgica, Suiza) y Sudamérica.

En este último, Ecuador era el país donde más golpeaban. Con su voz, en La Suprema Corte quedan marcadas canciones como 'Marioneta', 'Una inocente' y 'Corazón de fuego', que fueron éxito en Colombia y otros países de la región.

  • De su boca

¿Qué es la salsa para Fer Santamaría?

Es un estilo de vida. Han venido muchos géneros a cambiar la esencia de la salsa, pero no han podido. Soy de los que gustan de la vieja escuela salsera.

¿Cantaría o combinaría la salsa con los ritmos de moda, por ejemplo con reguetón?

Estaría dispuesto a hacer alguna combinación musical, pero que sea algo así como una salsa urbana.

¿Qué tal es Fer para el baile?

Ufff, ni te cuento. Era un palo para bailar. El único caleño que no sabía bailar, así que tuve que contratar un profesor... hoy soy todo un trompito, una chimba, ya bailo bien.

María Fernanda Chaco y Carlos Sánchez.

Al ritmo guayaco de la Sonora Sae-Ké

Leer más

¿Cómo quedó su relación con Viáfara al salir de la Suprema Corte?

Bueno, hubo algún encontrón porque decidí promocionarme en Ecuador y eso le molestó. Pero todo bien, a Andresito lo respeto y lo quiero mucho, él es mi padre musical.