Ocio

Una defensa a los efectos especiales

Es fascinante cuando la tecnología de punta se pone al servicio de una gran historia.

Husband Birthday Card (6)
Trabajos cinematográficos con efectos especialesinternet

En sus orígenes, el cine era un espectáculo de feria. A comienzos del siglo XX, los hermanos Lumiere exhibían este gran suceso de las imágenes en movimiento como algo que fascinaba a los curiosos espectadores.

Luego de esto, George Melies (a quien Martin Scorsese le rinde homenaje en la cinta ‘Hugo’ del año 2011), arma una compañía de actores y comienza a utilizar los primeros efectos especiales en el cine. Sus filmes como ‘Viaje a la Luna’, son quizás los primeros del género ciencia ficción en toda la historia.

Robert Pattinson

'Batman', el desafío de Robert Pattinson

Leer más

Con estos antecedentes podemos asegurar que los efectos especiales son más antiguos que la propia utilización del sonido. ‘Viaje a la Luna’, por ejemplo, es del año 1902, mientras que la primera película sonora de la historia fue ‘El cantante de jazz’ estrenada en 1927.

Por eso, resulta peculiar que las producciones que trabajan estos aspectos técnicos sean muchas veces tratadas de ‘inferiores’ por un sector de la crítica. Como si la sorpresa o la ilusión tuviese menos valor que la risa o el llanto.

Los efectos especiales están en la esencia misma del séptimo arte. Tienen la virtud de hacer visibles mundos que jamás hubiéramos podido imaginar. Son los principales artífices de las poderosas ilusiones a las cuales somos inducidos cada vez que entramos a una sala de cine.

Tratar estos aspectos por encima de cuestiones narrativas no necesariamente transforma a ese trabajo en menor calidad. Los elementos que se abordan, a la hora de realizar una cinta, son muchísimos y a priori, ninguno es superior a otro.

Lo que sí es fascinante es cuando la tecnología de punta se pone al servicio de una gran historia.

Abundan los ejemplos, pero podemos tomar 1917, uno de los filmes ganadores en esta última edición de premios Óscar. Sus proezas técnicas le valieron la estatuilla a mejores efectos especiales y a nivel narrativo, es una pieza impecable y de enorme profundidad.

Uncut gems

‘Uncut gems’: La venganza

Leer más

Con más de cien años de historia y una veloz evolución, podemos exigir que las historias sean convincentes, mas no es un pedido inferior que el tratamiento de la imagen o los efectos especiales sean buenos.

Después de todo, los espectadores van a sumergirse en un mundo nuevo cada vez que se disponen a ver una película. Y los efectos especiales son los cimientos principales para que esa enorme estructura de ilusiones se alce sobre nosotros con éxito.