Daniela Quiñones: ponchos y shigras que cuentan historias

  Ocio

Daniela Quiñones: ponchos y shigras que cuentan historias

Desde las comunidades indígenas se tejen las prendas que esta emprendedora posiciona en más de veinte países del mundo.

Daniela Quiñones, emprendedora quiteña
El terremoto de 2016 fue el comienzo de un emprendimiento que busca dar a conocer la cultura ecuatoriana en el exterior.Cortesía.

Con sus fuertes y hábiles manos, mujeres indígenas tejen los elegantes ponchos y shigras que luego son lucidos por fashionistas en diferentes rincones del mundo. Viven en comunidades de la Sierra y, desde ahí, dan forma a las ideas de Daniela Quiñones, una quiteña que decidió emprender en el rubro de la moda con identidad.

Ya son cinco años desde que nació Armardillo Stores y Shigra, con el fin de que se valore esta herencia ancestral no solo en Ecuador sino a nivel internacional.

Por doce años, el día a día de Daniela fue 24/7 en oficina. Vivió gran parte de esos años afuera del país, entre España, Colombia y Estados Unidos, desempeñándose en las carreras que había estudiado: Finanzas y Administración de Empresas.

Hasta que un día decidió virar la página y empezar de nuevo. “Yo quería emprender, pero no sabía en qué. Traté de hacer otros negocios, pero no logré sacarlos adelante porque necesitaba inversionistas”.

El terremoto en Ecuador, en 2016, marcó un antes y un después. Daniela vivía en Colombia y decidió recaudar donaciones para ayudar a los afectados. “Me trasladé a la zona del desastre y conocí a tejedoras de sombreros de paja toquilla. Luego de un tiempo, las llevé a una feria en Nueva York para levantar fondos. Pero me di cuenta de que estos accesorios ya tenían mucho tráfico y era mejor potenciar textiles y tejidos”.

Motivada por el deseo de brindar su ayuda, pero además guiada por el gusto que le despiertan el arte y la cultura, regresó a Ecuador en busca de mujeres indígenas que pudieran innovar en diseños. Cotopaxi, Chimborazo y Guaranda fueron algunas de las provincias que recorrió. “Llegaba a las ferias a las cinco de la mañana porque me habían dicho que a esa hora las encontraría”, recuerda.

Alejandra Abboud, hace cuadros

Alejandra Abboud: “Los cuadros son mi fuente de inspiración”

Leer más

En ese camino, Daniela fue conociendo uno de los tejidos más importantes que hay en el mundo, la Shigra. Pero también empezó a investigar toda la cadena que debe participar en la elaboración de accesorios como bolsos, ponchos, cobijas, mantas.

Actualmente genera empleo a cerca de ochenta mujeres tejedoras, en la que hace prevalecer el bienestar. Ella asegura que en eso consiste la moda sostenible, en ser socialmente responsable.

Este es su principal ingreso económico. Son mujeres llenas de amor, con ganas de trabajar más que cualquier persona que yo haya conocido. Algunas no tienen celulares, no han salido ni de sus pueblos y para ellas, el solo hecho de venir a Quito, ya es un sueño hecho realidad. Sueñan con superarse y mi objetivo es que lo logren”, dice orgullosa.

  • De Ecuador para el mundo

Aunque no es diseñadora de modas, Daniela reconoce que es muy creativa y es ella quien en la mayoría de veces elige los modelos que luego dan forma sus tejedoras. Si bien al inicio empezó con cobijas y ponchos bajo la marca Armadillo Store, desde hace tres años está Shigra, cuyo nombre hace alusión a los bolsos.

A fin de dar a conocer ambos emprendimientos, optó por colocarlos en tiendas multimarcas. “Una de mis tácticas ha sido hacer producciones a gran volumen para entrar a más de veinte países. Hasta el momento hemos podido vender a China, Italia, Francia, Holanda, Suecia, Marruecos, Tailandia y Estados Unidos, entre otros”. Experta como es en finanzas, ha sabido armar estrategias para ser competitiva al momento de exportar.

Instagram también ha sido una muy importante plataforma de venta. “La idea es transmitir toda la cultura ancestral que tenemos y dar a los productos un toque urbano y fashion. Eso es lo que nos permitió entrar a todos los mercados”, asegura.

  • Parar no es opción

Cuando se le pregunta cómo fue el tiempo de pandemia, queda claro que para Daniela la palabra derrota no existe. “Tengo una gran responsabilidad con estas mujeres. Ellas comen gracias a este trabajo. Entonces, no paramos”, sostiene y agrega: “Imagínate que en marzo del 2020 logramos exportar a Asia. La línea de cobijas fue la más vendida porque la gente comenzó a redecorar sus casas”, recuerda.

A fin de innovar en los diseños, ha hecho colaboraciones con artistas. “Con el pintor Irving Ramó hicimos un poncho que, de hecho, se lo regalaremos al presidente Guillermo Lasso en las próximas semanas. Ahora estamos lanzando otro diseño con la diseñadora de moda Lía Padilla, que consiste en ser cero desperdicios, entonces hasta el último retazo de tela se va a usar. Y va rumbo a exportarse”.

Y aunque también trabaja con artistas internacionales, ella asegura que la mano de obra siempre es ecuatoriana. El gusto de la gente por consumir moda con identidad es tal, que entre sus clientes constan algunos famosos como Karen Martínez, esposa de Juanes, quien luce sus shigras y ponchos.

Mónica Villegas, diseñadora de joyas cuencana

Mónica Villegas: “La joya cuencana es digna de exportación”

Leer más

Hacemos prendas que cuentan una historia, lo que hay detrás de nuestras etnias, nuestros ancestros. Las shigras por ejemplo, te cuentan las montañas, los ríos. Son prendas para siempre”, concluye.

  • Para saber

Elaborar una Shigra (bolsa), puede tomar desde un mes hasta cuatro meses mientras se hace el tejido.