Cultura

Niña tsáchila se vuelve youtuber para enseñar su lengua nativa

Graba vídeos con frases sencillas para que puedan aprenderlas. Se muestra preocupada ante la inminente desaparición el safiki, el idioma de su etnia.

NIÑA
Traje. A sus siete años, Yoshili Calazacón conserva la vestimenta y accesorios con plumas y semillas como utilizaban sus antepasadosEVELYN CENTENO / EXPRESO

Yoshili Calazacón, una niña tsáchila de 7 años, que aunque por herencia ancestral habla el tsafiki, domina el español. En la escuela ha compartido con menores de otros pueblos, lo que la motivó a aprender shuar y kichwa.

Matilde Hidalgo

Guayaquil, clave en la lucha feminista de Matilde Hidalgo

Leer más

A su corta edad, es amante de la cultura y un orgullo para su familia, que siempre le inculcó la importancia de preservar sus tradiciones ancestrales. Aprende y enseña su lengua ancestral a otros niños. Yoshili quiere compartir con la mayor cantidad de niños posibles su conocimiento, para lo que emplea las redes sociales más populares, dando clases de tsafiki.

Para realizar su labor, recibe ayuda de algunos parientes, entre ellos su tía Dolly Calazacón, quien es su soporte para grabar los videos y manejar Facebook, Youtube e Instagram, donde la pequeña tiene sus propias cuentas como Yoshili Calazacón, donde cada día suma nuevos seguidores.

YOURTUBE 2
Enseñanza. Su padre Freddy Calazacón le enseña a tocar la marimba.EVELYN CENTENO / EXPRESO

La inspiración de Rayito de Sol, (que es el significado del nombre tsáchila Yoshili), proviene de sus seres queridos, quienes se preocupan por la inminente desaparición de la lengua nativa. La niña contó a EXPRESO que muy pocos de sus compañeros de etnia hablan tsafiki, la mayoría solo usa el español para comunicarse. Eso la preocupa, porque desea mantener su propia identidad.

Ella misma revisa todos los comentarios de quienes la siguen en las redes sociales y se emociona

Dolly Calazón, tía de Yoshili

“Hoy aprendamos tsafiki”, es como denominan a la iniciativa que arrancó hace varios meses. Al principio sus videos eran publicados desde los perfiles de la familia. La idea de la pequeña es que sus videos se hagan virales y que su contenido cultural sea un aporte positivo, no solo para su etnia, sino para el país entero.

Freddy Calazacón, padre de la niña, cree que ella se enfocó en enseñar tsafiki como una forma de seguir sus pasos, pues cuando era más pequeña lo veía asistir a unidades educativas donde él enseñaba el idioma. A la pequeña le gusta usar el tunán y chumbillina, que es la falda de colores tradicionalmente usada por la mujer tsáchila. “Me gusta mucho porque tiene varios colores”, refirió la menor.

Según sus allegados, siendo bebé la vestían con la indumentaria tradicional y la llevaban a recorrer el Ecuador, a sitios donde eran invitados a compartir su cultura, lo que Yoshili disfrutaba. “Ella es muy feliz con lo que hace, y tratándose de nuestra cultura tiene todo mi apoyo”, concluyó su progenitor. 

La música y la danza son su pasión

Su padre Freddy Calazacón dijo que es una niña muy talentosa. Es apasionada por la música y danza de la nacionalidad. “Sus primeros pasos fueron en el escenario, donde participamos como grupo cultural”, sostuvo . Cree que desde que estaba en el vientre de su madre María Calazacón ya era parte de la agrupación cultural. Su progenitora danzó con ellos hasta su octavo mes de gestación. “Pensamos que desde el vientre de la madre le nació el instinto de valorar lo que los ancestros nos dejaron como cultura”, agregó Freddy.

Su madre le enseñó a danzar y su padre a tocar instrumentos de percusión, como el bombo, que domina a la perfección. Ahora avanza en el aprendizaje de la marimba. Su padre le hizo una, especialmente para ella y le enseña a tocarla. Ahora es integrante de la agrupación familiar Tradición ancestral Tsáchila (Tradiantsa).