Valdivia respira arte e historia en sus calles

  Cultura

Valdivia respira arte e historia en sus calles

Con coloridos murales se busca atraer más turismo. Artistas que visitan la localidad se unen al proyecto ‘Tejiendo Memorias’

VALDIVIA FOTO
Obras. En la primera pared se muestra la cara de la Valdivia y en la segunda figura, uno de los artistas plasma la figura de un niño, una canoa y el mar.CORTESIA / EXPRESO

Con enormes y coloridos murales, la comuna Valdivia adorna las fachadas de las casas y calles, como una iniciativa para incrementar el turismo. Esta población está ubicada a algo más de media hora desde la ruta del Spondylus, de la capital Santa Elena, perteneciente a la provincia del mismo nombre.

El grupo de danza ‘Las Niñas Amazónicas’ muestra sus coreografías en el evento

Con danzas y deportes se conmemoró el Día de la Amazonía

Leer más

El proyecto es parte de la tercera edición del festival muralístico ‘Tejiendo Memorias’, en el que se pintan personajes y gestores culturales de la localidad, además se evidencian los vestigios de las culturas que habitaron durante la prehistoria estos parajes.

Con esta iniciativa se busca potenciar el turismo a través del arte, contando su historia y propone el rescate de la identidad cultural. En esta edición, los artistas están trabajando en el barrio Virgen del Carmen, en la avenida 10 de Agosto, en las calles Guayaquil, 16 de Julio, Mariano Merchán y Malecón; además en el barrio La Tola, sector donde está ubicado el museo de la localidad.

PINTOR VALDIVIA
El artista Jorge Guaranda realiza los trazos con el pincel formando la figura ancestral de acuerdo al proyecto, solicitada por los comuneros de la localidad.CORTESIA / EXPRESO

Los artistas que han apoyado este trabajo son de diferentes partes del país, entre estos se mencionan aquellos que llegaron de Guayaquil, Manta, Jipijapa, Machala, Huaquillas, Otavalo, Latacunga e Ibarra.

Amber Arias es una guayaquileña que decidió colaborar con el proyecto en su paso por la localidad. Del mismo modo Dalton Burgos, oriundo de Machala, es uno de los artistas que plasmó su arte acogiendo a la idea del proyecto. A través de los murales se busca exponer la riqueza que tiene la comunidad y que de alguna forma cuando pasen los viajeros por Valdivia esta no pase desapercibida. “Valdivia se ha convertido en el lienzo histórico del país. Una riqueza cultural que es patrimonio de nuestros ancestros”, dice Alberto Suárez.

En la primera edición se homenajeó la memoria de Honoria Alejandro, una de las últimas artesanas alfareras que se dedicaban a elaborar aún cazuelas o tiestos de barro. Otro de los murales que se pintó está dedicado a la última de las parteras que asistieron a las mujeres de la comunidad. 

Además una de las obras que resalta de esta primera edición es la cabeza de una Venus partida por la mitad, y de cuyo centro sale una mujer. Esta representa a los habitantes de esta localidad, como herederos directos de la Cultura Valdivia, cuya famosa figurina representada a la mujer.

Se pintaron también las paredes del museo del mismo nombre. “Lo que se busca es recuperar la memoria e historia a través del arte, y que no se olviden las futuras generaciones de dónde provienen”, manifestó Suárez.

Visitas reducidas

El museo Valdivia fue descubierto en el año 1978 e inaugurado en el 1985. En el lugar reposan piezas originales y réplicas de la cultura Manteño Huancavilca, Machalilla, Las Vegas, Guangala, Chorrera y Valdivia. El museo comunitario no recibe apoyo por parte de las autoridades. Según Alexander Vivero, coordinador, utilizan los valores de las entradas al lugar, para la limpieza del sitio y los recorridos en la casa cultural, y así los visitantes pueden apreciar las piezas con las medidas de bioseguridad.