Cultura

La mujer del Chota: exclusión, racismo y migración por ganarse la vida vendiendo frutas

La obra ‘La Carga’, de la artista y escultora Alice Trepp, se muestra en la galería de arte del Municipio de Cuenca.

carga vale
Arte. Los visitantes observan a la mujer afrochoteña con varios frutos que venden en los mercados, como el verde, zapallo, entre otros productosJaime Marin / EXPRESO

“Están voceando frutas frescas, verduras y alimentos”, expresó Carlos Martínez, refiriéndose a diez mujeres del Valle del Chota, mientras recorría los cuatro espacios de la galería de arte de la Municipalidad de Cuenca, donde se exponen las esculturas.

CAJAS 1

Conoce El Cajas, un 'tesoro' oculto en el Austro

Leer más

“Es el día a día de la mujer afro de la frontera ecuatoriano-colombiana”, dijo Carlos, al admirar las diez obras en tamaño real, tres de ellas incluso sobrepasan la estatura normal de las mujeres. Ocurrió durante la visita a la obra escultórica de la artista ecuatoriano-suiza, Alice Trepp, bajo el nombre de ‘La Carga’, que se mostró en Cuenca.

El color de la piel de las esculturas, el montaje, las frutas frescas y la mercadería que llevan sobre sus cabezas con gran habilidad “hacen sentir como si se estuviese en el Chota, viviendo su realidad”, opinó Jolima, una mujer afrodescendiente que formó parte de un grupo de personas que visitó la obra.

13
esculturas
en tamaño natural se exponen en la galería de  la Alcaldía de Cuenca.

‘La Carga’ aborda la exclusión, el racismo y la migración interna de las mujeres que se ganan la vida mediante el comercio de frutas, verduras y otros artículos traídos desde la frontera. De acuerdo al curador de la obra, Patricio Esteves, es una muestra que recorre Europa y América, siendo la próxima exposición en Roma. Se representa y muestra las condiciones de vida de las mujeres del Chota.

muestra la carga
La artista Alice Trepp conservó cada detalle de sus costumbres. La muestra expresa el equilibrio de las mujeres afrochoteñas para cargar cosas sobre la cabeza.Jaime Marin / EXPRESO

Es una zona deprimida, donde el acceso a la educación es limitado. Las mujeres son el sustento de la familia, viven del comercio informal. Es una obra comprometida que pretende mostrar la actitud de vida de la mujer del Chota para enfrentar su cotidianidad.

Junto a cada escultura, estaba el relato de la historia de vida de cada una de las mujeres representadas. Unas de pie, otras simulaban caminar con su mercadería en las manos, llevando en sus espaldas una criatura. Sus rostros denotaban la realidad emocional de las féminas, “producto de los estragos de la exclusión socioeconómica”, dijo la artista Alice Trepp.

“Las obras fueron elaboradas en una estructura que soporta el peso de una gran cantidad de arcilla que revela las proporciones, la fisonomía y los elementos que distinguen a quien posa, con estricto apego a su anatomía, centímetro a centímetro y al tamaño natural”, detalló Trepp.

La idea es establecer un diálogo visual con la historia en femenino, vinculada además al relato migratorio actual, ese éxodo rural que todavía tiene lugar en la zona y que refleja cómo viven las personas afrodescendientes en Ecuador y las raíces de la discriminación. Los pesares de unas y otras a nivel individual, acaban tejiendo lo que chilla todo un colectivo, refirió Alice Trepp.

Es un llamado para que “luego de la exposición los visitantes se lleven como un recuerdo, no olvidar que hay gente diferente, pero al final somos todos iguales”, concluyó la autora de ‘La Carga’. La obra se expondrá hasta el 19 de abril en la ciudad de Cuenca.

Arte. Los visitantes observan a la mujer afrochoteña con varios frutos que venden en los mercados, como el verde, zapallo, entre otros productos.

Forma parte de actos culturales.- La exposición tiene gran acogida, con la presencia principalmente de jóvenes, quienes tienen la oportunidad de conocer la vida de la mujer chotense a través de la obra. El evento forma parte de los actos culturales con motivo del Bicentenario de Independencia de Cuenca, que se conmemora el 3 de noviembre. Los visitantes, maravillados con la propuesta, al final del recorrido por las salas de exhibición dejan en el libro de comentarios mensajes de fortaleza hacia las mujeres representadas en ‘La Carga’.