Cultura

Juana Guarderas: Libre e irreverente

Por más de 30 años ha cautivado a miles de espectadores, mas su mejor interpretación, es la que dirige fuera del telón.

JUANA GUARDERAS
De su padre, Raúl Guarderas, heredó su capacidad de ser irreverente, de reírse de sí misma y las estructuras. De María del Carmen Albuja, su madre, la fortaleza y tenacidad para sostener un sueño.  Karina Defas - Expreso

Con el pelo alborotado y energía desbordante, ha transitado, por los chispeantes caminos del humor y el dramatismo, a través de las tablas -en una clara sinergia de talento y corazón- por más de 3 décadas, marcando hitos en la historia del teatro ecuatoriano.

Con ‘La Marujita se ha muerto con leucemia’ -de Luis Miguel Campos y la dirección de Guido Navarro- realizó junto a Martha Ormaza (+) y Elena Torres, más de 2.800 funciones en el país, adaptando los personajes a una suerte de ‘spin off’, en varias versiones de la obra (‘Las Marujas entre tereques’, ‘Las Marujas asambleístas’, entre otras).

Pamela Jalil

Pamela Jalil: Una caminante resiliente

Leer más

Además, Juana ha producido y dirigido otros proyectos, siempre superando taquillas. ‘Papakuna’, la primera obra que dirigió a profesionales -sobre la diversidad de la papa nativa de Ecuador-, y ha participado en festivales fuera y dentro del país. En 2019, ganó el premio ‘Francisco Tobar García’, otorgado por el Municipio capitalino, como ‘la Mejor Producción Teatral 2019’.

En febrero reestrena ‘Las Marujas entre violetas y braguetas’, junto a Elena Torres, honrando la memoria de su compañera, la actriz Martha Ormaza. Paralelamente, prepara una temporada de su monólogo ‘La Venadita, un poema a la memoria y a la accesibilidad’, que contará por primera vez a nivel latinoamericano, con 10 medidas de accesibilidad universal, para que personas con discapacidad auditiva, visual y cognitiva, puedan disfrutar de la obra. La propuesta se realiza en alianza con Aptent Soluciones Teatro Accesible de España, y se planifica su difusión en Guayaquil y en otros países de la región.

40 años del Patio de Comedias

Fue de su padre, el inolvidable Raúl Guarderas, de quien heredó su inmensa capacidad de ser irreverente, de jugar, de tomar la vida con descaro, reírse de sí misma y de todas las estructuras. Mientras, de su madre, María del Carmen Albuja (83), heredó la tenacidad, perseverancia y fortaleza que se requiere para sostener un sueño: El ‘Teatro Patio de Comedias’ es uno de los anhelos de mis padres que se hicieron realidad”.

Juana, actriz por gusto y convicción, empezó su periplo a los 17 años, y, desde entonces, su vida ha girado en torno al teatro, convirtiéndose en la gestora y programadora del ‘Patio de Comedias’, hace 28 años: “Soy afortunada de hacer lo que más amo: ‘jugar’, y eso es el teatro. Vivir muchas vidas en una sola es un delite. Además, me ha permitido ver la realidad desde diversos frentes, entendiendo las emociones, el humor, la ficción desde el corazón. Y el humor me ha dado la licencia de poder decir lo que siento con naturalidad, aprendiendo a ser irreverente hasta conmigo misma”.

La tarea, sin embargo, no ha sido fácil, considerando la ausencia de políticas públicas que fomenten espacios destinados al arte. Afirma que, la existencia prolongada del ‘’Patio de Comedias’, ha sido también una trinchera de “resistencia”, un oasis de arte escénico en medio de una convulsionada ciudad, un espacio para la expresión de muchos grupos de teatro nacionales e internacionales, y un lugar imprescindible para que el público, cómplice del juego, pueda compartir un poco de la ficción, fantasía, imaginación y pasión.

Ximena Aulestia

Ximena Aulestia: “Nunca he pedido nada, todo ha llegado a mí”

Leer más

Altamente mediática, reserva su vida privada, pero logra soltarse y hablar sobre sus hijos, Maié y Gabriel. Su relación se basa en el respeto y el amor sin prejuicio alguno. Los apoya cien por ciento, pero, ‘sine quanon’, debe saber su paradero exacto cuando no están en casa. Mientras, el amor de pareja es una asignatura pendiente que espera aprobar alguna vez.

Detrás de las bambalinas está una mujer en total equilibrio, remarcada por una autenticidad que ha sabido sortear el mundo actoral con firmeza y valentía.

JUANA GUARDERAS
Impuntual, desordenada, caótica, estresada, despeinada, imprudente, fosforito, peleona, histérica, exagerada, histriónica, así se describe la artista.Karina Defas - Expreso

¿Qué metas profesional tiene?

Seguir difundiendo el teatro a sectores vulnerables. Y lograr visibilizar temas ambientales y de defensa de la vida.

¿Qué es lo que nadie conoce de usted?

Disfruto mucho del anonimato, pero agradezco el cariño del público, y eso alimenta mi corazón.

Describa la aventura de ser madre...

Ser mamá me enseñó a ser mejor hija, mejor ser humano. Mis hijos son maestros, aprendo cada día de ellos.

¿Sola?

Me he acostumbrado a mi independencia y autonomía y eso le resulta difícil a muchos caballeros. Me saco el sombrero a quienes logran ejecutar y sostener semejante empresa.

¿Qué piensa del matrimonio?

No funcionó. No me gusta que me ‘esposen’ ni ser ‘esposada’… Sino, pregunten a los que llevan “grillete” que están de moda. Debe ser turrazo…

sonnia orellana

Sonnia Orellana: Su trabajo habla por ella

Leer más

¿Cuáles son sus defectos y fortalezas?

Impuntual, desordenada, caótica, atrasada, estresada, despeinada, imprudente, fosforito, peleona, histérica, exagerada, histriónica... Pero reivindico el error. Y las fortaleza, me recupero fácilmente para continuar. Soy creativa, persistente, comunicativa y divertida.

¿Qué prejuicios ha vivido y superado?

El machismo. Pesa en la sociedad ser una mujer libre, autónoma, independiente, líder, y además, actriz. Por eso mis historias de pareja han sido difíciles. Resulto ‘muuuy’ incómoda.

JUANA GUARDERAS
Junto a su hija Maié.Karina Defas - Expreso

Personal:

- Trabajo: Directora ejecutiva de la Corporación Cultural ‘Teatro Patio de Comedias’.

- Profesión: Actriz profesional.

- Edad: 55 años

- Hijos: GabrielPatiño (20) y Maié de los Ríos (16).

Soy afortunada de hacer lo que más amo: ‘jugar’, y eso es el teatro. Vivir muchas vidas en una sola es un delite.

Juan Guarderas, actriz y directora de teatro