Cultura

Comuneros impulsan el consumo de limón

Para reforzar las defensas en la emergencia sanitaria. Entre Sinchal y Barcelona producen alrededor de 250 sacos diarios

FOTO 2 LIMON
Cosecha. Freddy Reyes, en la comuna Sinchal, tiene listos los sacos que venderá a los comerciantes.Joffre Lino / Expreso

En tiempos de pandemia se debe recurrir a métodos ancestrales para reforzar las defensas y así hacerle frente al coronavirus.

juegos plamtas

Coronavirus: Jugos e infusiones que ayudan a bajar el estrés

Leer más

El nutricionista David Batallas indicó que el limón, por su alto contenido de vitamina C, es uno de los productos aconsejados para el consumo desde tiempos remotos. Hoy más que nunca, el cítrico se ha convertido en un producto fundamental para la canasta básica de las familias en la emergencia sanitaria.

“En procesos infecciosos con inflamación en el sistema respiratorio, el limón o la vitamina C logran equilibrar y regular el sistema inmunológico del cuerpo. Para combatir el virus es una fruta necesaria y efectiva”, dijo Batallas.

foto de limon
Uso. Los niños aprenden a preparar los jugos naturales.Joffre Lino / Expreso

Varios estudios realizados al fruto coinciden en que se trata de uno de los más completos para curar resfrío y otras enfermedades respiratorias, por lo que los ciudadanos en estos días en la Península lo compran en gran cantidad.

Lo llevó para hacer limonada y tomar todo el día, así se previene todo tipo de males, mis abuelos decían que el limón lo cura todo.

María Borbor

La septuagenaria Rosa Suárez, quien conoce de medicina ancestral, dijo que en caso de fiebre se aplica jugo de limón en la cabeza para bajar la temperatura.

A una taza de agua caliente se le exprime un limón y luego una pizca de sal, se mezcla y se hace gárgaras por varios minutos. Eso ayuda a eliminar cualquier virus, según las creencias ancestrales.

La receta que dan consiste en poner a hervir un poco de agua, agregarle el jugo de dos limones, una rama de canela, y dos cucharadas de miel, y tomar una taza tibia al acostarse. Eso ayuda a eliminar el resfrío y refuerza el sistema inmunológico, aseguran.

A un kilómetro de la finca Reyes, está la de Nazario Borbor, en la comuna Barcelona, el campesino junto a sus hijos acuden a laborar en sus fincas hasta el mediodía, “ sí respetamos el toque de queda”, expresó Borbor.

Acá también estamos muy preocupados por la pandemia, pero es verdad que en esta emergencia en algo hemos salido favorecidos nosotros, Dios quiera que el coronavirus se vaya pronto”, dijo Borbor.

La tarea de los citricultores es ardua y consiste en tener sus plantaciones en buen estado, para ello el riego es permanente, se limpia la maleza y se fertiliza cada planta para obtener una mejor producción.

En la población de Sinchal existen unas 200 hectáreas del cítrico, mientras que en Barcelona unas 100. El promedio que produce esta zona es de 250 sacos por día.

La mayor parte de la producción se vende en los mercados de la Península y Guayaquil. Según Néstor Orrala, ingeniero agrónomo, quien labora en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Estatal de Santa Elena, el limón que se cosecha en Sinchal y Barcelona es de la variedad ‘criollo’, resistente a plagas y enfermedades.

Los comerciantes en camiones acuden a estos dos lugares a comprar la producción en las fincas de los comuneros. “El precio ha mejorado, es verdad que a nosotros nos está yendo bien, tenemos para algunos meses”, dijo Freddy Reyes, oriundo de Sinchal, quien vende diez sacos por semana.

En las comunas Bambil Collao, Manantial de Colonche y Bajada, han empezado a sembrar y se estima en poco tiempo empezar a cosechar. En los comuneros de Sinchal y Barcelona, al norte de Santa Elena, producen gran cantidad de limones, que en estos días venden al por mayor a buen precio, debido a la emergencia sanitaria que se vive en el país. Una de las ventajas de este tipo de la fruta es que dos años después de la siembra empieza a producir la planta. “El tipo de suelo y el clima son óptimos en esta franja de la Península, solo cuando las garúas son intensas disminuye la cosecha, porque la flor se cae”, refirió Orrala.