Cultura

27 mujeres afroesmeraldeñas producen cacao y sus derivados en la zona norte

En Timbiré, la ‘pepa de oro’ y el plátano son los productos típicos de la zona. Le dan valor agregado, elaborando pastas y balsámico o miel de cacao.

CACAO 1
Asesorías. Los técnicos visitan las fincas para impartir conocimientos sobre las buenas prácticas agrícolas.CORTESIA / EXPRESO

Saidy Angulo Ayoví, a los 65 años, conserva intacta la vitalidad y su esfuerzo emprendedor. Fue la primera de su zona a quien se le ocurrió darle valor agregado al cacao, elaborando pasta de manera artesanal.

WhatsApp Image 2020-01-24 at 6.55.43 PM

Una universidad guayaquileña dio la bienvenida al Año Nuevo Chino 2020

Leer más

Hoy, 27 mujeres afro de la parroquia Timbiré, al norte de la provincia de Esmeraldas, inspiradas en la labor de Angulo, formaron una asociación, compuesta en su mayoría por madres solteras, quienes se dedican a sembrar y cosechar productos, para luego venderlos a la misma asociación.

CACAO 3
Una de las familias contempla sus plantaciones luego de realizar la cosecha.CORTESIA / EXPRESO

El trabajo que realizan las comuneras en el campo esmeraldeño les sirve como sustento y aporte para la construcción de una planta procesadora de cacao de fino aroma, que proyectan realizar.

La Asociación de mujeres Afroecuatorianas Timbiré está ubicada en la cabecera parroquial del mismo nombre, a orillas del río Santiago.

Las socias habitan a pocas cuadras de donde está ubicada su sede; cada comunera tiene un colino, (una hectárea y media de terreno cultivable), donde las familias tienen sus plantaciones y siembran sus productos. Los principales cultivos con que mantienen a sus hogares son plátano y cacao.

Cada familia recibe un porcentaje de las ventas finales, por la entrega de sus cosechas a la asociación. La ‘pepa de oro’ (cacao) es procesada y convertida en pasta, otra parte es secada y vendida a otros proveedores.

Grub Kitchen

Grub Kitchen, el restaurante que sí aprovecharía la invasión de grillos

Leer más

Las plantaciones existen desde la época de los abuelos de estas mujeres, fueron ellos quienes les legaron las tierras como herencia, pues el cacao siempre fue el producto tradicional en la zona del norte. Las socias han tenido el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y de ONG, dándoles asesorías técnicas, con lo que han logrado un espacio para poder entregar cerca de cinco quintales mensuales, a una fábrica de chocolate en Mindo. Realizan el proceso para vender el cacao seco.

La Fundación Maquita Cushunchic, dirigida por el padre Graciani, les brinda apoyo y asesoría, tanto en la comercialización como en la administración del emprendimiento.

“Las empresas que nos compran cacao seco representan un apoyo, porque a través de esas transacciones pudieron entregar alrededor de 100 kits de útiles escolares, al inicio de la temporada de estudios”, comentó Lorena Valdez, presidenta de la asociación.

CACAO 2
Diez de las 27 comuneras exponen sus productos en las ferias que se realizan en la provincia.CORTESIA / EXPRESO

La asociación fue creada en el 2007, cuando había solo dos socias que siempre estuvieron dedicadas a la molienda del cacao y a producir harina de plátano, productos que se han consumido tradicionalmente en la zona y que son utilizados en la gastronomía típica de la localidad. “El cacao es vendido seco y fermentado, sin embargo nos dimos cuenta de que era mejor darle valor agregado, para poder generar una mejor ganancia”, dijo la presidenta.

La asociación realiza constantes ferias para promocionar sus productos, entre ellos la pasta de cacao, harina de plátano, balsámicos de cacao y mermeladas.

“Creemos que este emprendimiento nos va a permitir salir adelante, pues tenemos como fortaleza a las plantaciones del mejor cacao de la zona, como es el fino de aroma. Quienes cultivan sus hectáreas en el sector no utilizan ningún tipo de químicos, es decir, es un cacao orgánico”, acotó Valdez.

cerro

Casitagua: ¿cuál es la importancia de este cerro?

Leer más

Construyen una planta procesadora.- Con el dinero recaudado especialmente por la venta de las pastas, la institución está construyendo una planta procesadora de cacao, que tiene un avance del 75 %. Tienen las máquinas propicias para un procesamiento moderno y tecnificado de la pasta de cacao, producto que en la actualidad comercializan. Con estos avances aspiran a poder colocar su producto en mercados internacionales. También pretenden distribuir a los autoservicios locales, a buen precio y evitando a los intermediarios. Con la finalidad de conservar la calidad de la especie, en el patio de la asociación han sembrado un vivero con 15 mil plantas de cacao fino de aroma, realizando una rigurosa selección de las semillas de las socias.