CODA, señales del corazón: Hollywood se inspira en el cine francés

  Ocio

CODA, señales del corazón: Hollywood se inspira en el cine francés

La Familia Bélier  (2014) es la cinta de la que toma referencia este nuevo título dirigido por Sian Heder

Coda
Still de CODA.Cortesía

Bajo todo concepto, pese a sus fallas, CODA (por sus siglas en inglés Child of Deaf Adult que significa hijo de adultos sordos), señales del corazón es una película hermosa y si le hubieran quitado la obsesión sexual que ahora prevalece en el cine o el chiste sobre flatulencias hubiera completado estrellas.

Basada en una película francesa del 2014, exhibida con el título de La familia Bélier, esta segunda versión es loable por la belleza de su fotografía, lo habilidad del diálogo extraído del lenguaje a señas y las actuaciones que sus intérpretes regalan.

Su directora y guionista (Sian Heder) crea los momentos de ternura necesitados para determinadas secuencias pero sin olvidar la agresividad que experimentan los Rossi frente a su sordera.

Alejandro Sanz

Alejandro Sanz, una leyenda que no se apaga

Leer más

El montaje, especialmente en la audición de canto, es encomiable por su agilidad y el arte de unificar la letra de Feliz Cumpleaños con la voz siguiente sin pérdida de tiempo. El vestuario, en su modernidad, mantiene elegancia y el color del filme tiene sabor de juventud.

En el campo de las actuaciones, la sorpresa llega a través de Eugenio Derbez. Comediante por naturaleza, ahora se impone ritmo diferente y con ello otorga vida a un ser neurótico, sincero, tenaz y exigente. Su presencia inyecta al filme con una ráfaga de frescura que bien necesita la trama. Emilia Jones, bien. Troy Katsur, excelente. Daniel Durant, acertado y Marlee Matlin, cambiando totalmente a los personajes que usualmente acostumbra realizar es todo fuego y demuestra, una vez más, lo buena actriz que es.

La secuencia de Ruby en su prueba musical hará recordar a Louise Fletcher, la actriz que tuvo igual gesto para sus padres sordomudos en el momento de lograr su Oscar por Atrapados sin salida (1975). Si no lo vivió abra You Tube y admírela.

NOTA AL MARGEN.- Marlee Matlin, Troy Katsur y Daniel Durant son intérpretes realmente sordomudos y han ganado innumerables premios por sus actuaciones, lo cual es toda una lección. Debe señalarse que el pre-estreno de este largometraje fue con la presencia de un público que experimenta la misma sensación. Interrogada una de sus maestras respondió: “Es un bello filme, aunque el lenguaje en señas esté en inglés por tratarse de una película estadounidense”.

  • CALIFICACIÓN: **** ½

Sinopsis:

En Gloucester, Massachusetts, los Rossi trabajan como pescadores. Ruby (Emilia Jones, de la serie Netflix Locke & Key), su hija, tiene 17 años y es el único miembro oyente en esta familia de sordomudos. Frank, su padre (Troy Katsur, de la serie Mandalorian) es un sujeto aparentemente agresivo pero en realidad en un ser humano que ama a su progenie. Jackie, su esposa (Marlee Matlin, Oscar 1986 por Te amaré en silencio) es desinhibida. Leo, su hijo (Daniel Durant) es de pocas pulgas y adora a su hermana. En el colegio, Ruby es objeto de burlas pero se inscribe en el Club del Coro al sentirse atraída por un muchacho (Stone Martin) que también se une al ateneo y descubre su pasión por el canto. Bernardo Villalobos (Eugenio Derbez), el profesor de música, la anima a considerar la posibilidad de estudiar canto y tendrá que decidir entre ayudar a su familia o seguir sus propios sueños.

Helian Evans

Helian Evans: Cuando las redes impulsan tu carrera musical

Leer más