Ocio

Caterina Costa: "Salimos exclusivamente para comprar alimentos o medicinas"

La presidenta de la Cámara de Industrias trabaja desde casa hasta muy tarde y comparte además responsabilidades del hogar con el resto de la familia.

costa
Caterina afirma que el teletrabajo le demanda gran parte del día.Cortesía

La presidenta del Comité Empresarial Ecuatoriano siempre se ha destacado por su sentido común, objetividad y visión crítica de las cosas que suceden en su entorno. Caterina Costa (52), en diálogo con EXPRESIONES, compartió sus experiencias desde que empezó el confinamiento  por el coronavirus igual que el resto de ecuatorianos hace casi dos meses. 

Para ella, lo más importante es haber podido extender la organización de las necesidades de la casa y las responsabilidades que esta conlleva a los distintos integrantes de la familia. “Con cariño y entrega (junto a su esposo, Luis García) las llevamos a cabo conforme a los días y horas preestablecidos, saliendo exclusivamente para hacer las compras de alimentos o medicinas”. Añade que ha logrado aprovechar este tiempo en su hogar para disfrutar de las personas que quiere tanto y con quienes comparte el día a día, como de forma remota con aquellos hijos que no están en casa (tiene tres, dos de ellos fuera del país), al igual que con sus padres y demás miembros de la familia.

En el aspecto laboral, la también presidenta de la Cámara de Industrias explica que desde el principio acató la cuarentena, procediendo con respeto total a las disposiciones del COE nacional tanto en lo personal y familiar, así como de las instituciones que dirige.

Indica que la llamada Cuarta Revolución Industrial o Revolución Digital tenía un rezago de alrededor de cinco años para nuestro país, sin embargo, esta crisis ha forzado y obligado la utilización de herramientas tecnológicas que están disponibles principalmente para hacer reuniones virtuales, tales como Zoom, Microsoft Teams y Skype. “En estas circunstancias cabe destacar la gestión de las empresas telefónicas que han podido responder al nivel de lo que las necesidades han requerido”.

Para esta abogada guayaquileña y máster en Leyes, estas opciones le permiten aprovechar al máximo el tiempo, y ampliar la participación no solo a nivel nacional sino también internacional. “Esto ha enriquecido los debates y la efectividad de las acciones que se van definiendo en esos espacios; llenando la agenda desde temprano”.

Como mujer organizada y disciplinada que es, ha establecido una rutina efectiva. “En las mañanas atiendo principalmente entrevistas tanto de radio y televisión, para luego poder iniciar las actividades gremiales y empresariales, las cuales se alargan hasta horas avanzadas”, así la ejecutiva guayaquileña deja claro que el teletrabajo no es tan idílico como muchos creen.