Ocio

Bianca Benavides: "Enseñar mi arte al mundo es lo que más me llena"

La bailaora ecuatoriana cuenta con un estudio y grupo de baile de flamenco. además es modelo de varias marcas del país

Bianca Benavides
Bianca también muestra su versatilidad ante la luz del flash, modelando para campañas de moda, centros comerciales y más.Cortesía

Bianca no necesita tener sangre gitana para bailar flamenco. Sabe moverse al ritmo de la guitarra y de la voz intensa de las cantaoras.

La energía que le pone hace que el espectador sienta y fluya en la historia que cuenta a través de su taconeo.

Dice que baila desde hace 23 años. Con ese bagaje, se animó a emprender en su propia academia y ya lleva dos años en ese camino. Sin embargo, las expresiones artísticas no son lo único en su hoja de vida.

Verónica Arévalo.

Verónica Arévalo: “El éxito no se debe medir a través del dinero”

Leer más

Puede leer también: Una noche de flamenco por Juconi

Es licenciada en Administración de Empresas, trabaja en relación de dependencia en una entidad y, en sus ratos libres, muestra su versatilidad ante la luz del flash, modelando para campañas de moda, centros comerciales y más.

Así de movidos van sus días, en los que no deja de llevar a Camarón de La Isla en la guantera, al igual que a Rosalía. O de escuchar a Miguel Poveda... y más.

En diálogo con EXPRESIONES, esta guayaquileña con alma flamenca cuenta cómo con su emprendimiento va formando una comunidad cada vez más grande que gusta de este arte, y sobre los retos que tuvo para sacarlo a flote.

ENTRE BAILAORA Y MAESTRA

Cuenta que 2021 fue el año que comenzó a tomar forma su anhelado emprendimiento, al que llamó Bianca Benavides Estudio de Flamenco.

Todo fue a raíz de que una de sus mejores amigas le pidió que le diera clases a su sobrina. “Comencé en la sala de mi casa con un espejo pequeño. Subía historias en mi Instagram y así, poquito a poquito, empezaron a recomendarme o pedirme que las apunte a mis clases”.

Llegó un momento en el que la sala comenzó a quedar pequeña y le tocó definir las cosas con su mamá. “Yo tenía que balancear mis tiempos con el trabajo de la oficina, el de modelo, las clases y los shows que me salen con contratos. Entonces, necesitaba tener el estudio de flamenco en casa. Mi mami, como es mi mayor fan, dijo: ‘Hagámoslo’. Y lo hicimos”.

Mariela Rojas

Mariela Rojas “hay que perder para ganar”

Leer más

La sala quedó sin muebles. Hoy las paredes están revestidas de espejos y el piso cubierto de tablas.

El paso siguiente fue armar el cuerpo de baile Almas Flamencas, conformado por quienes fueron sus compañeras de aula mientras aprendía este arte. Ellas ofrecen shows en eventos o fiestas de la ciudad. Están, por ejemplo, los del aniversario del centro comercial Policentro y el que coorganizó con la Fundación Juconi, Aires de Sevilla. “Este fue inspirado en la famosa feria, para que los asistentes no solo se adentren en esta cultura flamenca, sino que se unan a una noble causa que trata Juconi, la de vencer la violencia en los niños”.

A modo de confesión, dice que su mamá también está detrás de eventos y shows. “Todo el vestuario es diseñado por mi ‘santa madre’. Ella los bocetea, busca las telas y luego se los da a una costurera... El día que ella no esté en el backstage, no sé qué pueda pasar”.

Así, entre bailaora y maestra, divide los tiempos de sus emprendimientos. No niega que para darlos a conocer fue importante la forma en que manejó su imagen años atrás, pues su nombre no es nuevo en la esfera pública. Bianca viene sonando desde que pisó escenarios de certámenes de belleza. Concursó en Reina de Guayaquil 2016 y en Miss Ecuador 2017, en el que quedó Miss Continentes Unidos.

Carla Arcentales

Carla Arcentales “mi estilo es formal pero a la vanguardia”

Leer más

Puede leer también: Los miércoles son para el flamenco en el teatro Sánchez Aguilar

“Siempre digo que todo es constancia y disciplina. Cuando encuentras tu propósito empiezan a aparecer personas que son luz y empuje para que salgas adelante”, sostiene.

CON SANGRE ANDALUZA

Esta danza la atrapó desde chica y lo sigue haciendo hasta ahora. Cuenta que empezó a los cuatro años, motivada por su mamá.

“Ella me contaba que desde chica le gustaba mucho todo lo que tenía que ver con España. Escuchaba mucho a Rocío Jurado, Camilo Sesto... Y resulta que este año, mi abuela nos revela un secreto que nos tenía bien guardado a ambas: su papá y su abuelo eran españoles, oriundos de Andalucía. Entonces entendí por qué tengo el flamenco en las venas”, cuenta emocionada.

La revelación se la hizo en abril de este 2023, luego de que Bianca visitó por primera vez España. Fue como invitada a la Feria de Sevilla, una de las más populares en el mundo en lo que tiene que ver con flamenco.

“Cuando yo tenía seis años y bailé por primera vez en las tablas, me dije: ‘Para esto nací’. Por eso cuando viajé a Sevilla, no pude dejar de llorar. Sentía una conexión muy fuerte”.

Su emoción era tal, que al llegar a Ecuador su abuela decidió darle tremenda noticia: “Has estado en la tierra de ellos”, recuerda que le dijo.

Más allá de que tiene el gusto en los genes, su aprendizaje vino de la mano de maestros como Olga Valdez y Néstor Balbuena. Con el tiempo tuvo la oportunidad de recibir clases de otros muy talentosos, como Farruquito, Antonio Canales y Luciana Carlin.

Annabella Azín Lavinia Valbonesi

Annabella Azín y Lavinia Valbonesi el poder de la imagen más allá del parecido

Leer más

Lea también: El choker está de regreso

Su talento en el tablado le permitió abrir el concierto de Gipsy Kings en Ecuador en 2022. “Aprendí las rumbas con ellos, así que conocerlos en persona fue espectacular”, expresa.

Toda la experiencia ha hecho que esto se transforme en su pasión y se muestre cada vez más curiosa por este arte.

“En las tablas me transformo, soy Bianca Emilia”. Y añade: “Me identifico con los ‘palos’ (géneros) de alegrías”. Por lo general, los baila en medio del canto en vivo al son de la guitarra. “Enseñar mi arte al mundo es lo que más me llena”. 

VERSATILIDAD A UN CLICK

Un día puede estar bailando flamenco sobre las tablas y al siguiente modelando ante el clic de cámaras. Al momento trabaja como modelo para unas cinco marcas de Guayaquil y Quito. Pero eso no le impide cumplir con las tareas de oficina para la organización donde trabaja bajo dependencia. Bianca no se queda quieta.

Futbolistas y Chito Vera

Entre penas y glorias

Leer más

"Antes era muy tímida, pero el baile, el modelaje y los reinados me ayudaron a forjar el carácter”, afirma. Eso hace que hoy pueda ser multifacética.

“A veces la gente solo nos mira y no se da cuenta del trabajo y sacrificio que cada una lleva detrás de sí”, dice hablando no solo por ella sino en nombre de más mujeres. 

Lee sin límites y ¡SUSCRÍBETE HOY!