Guayaquil

El vicealcalde Josué Sánchez también rechaza las críticas sobre Guayaquil

La investigación de Contested Cities, que afirmó que Guayaquil es excluyente y neoliberal, hizo reaccionar al funcionario Josué Sánchez. 

socio viviente
Habitantes de socio vivienda 2, en una de las manifestaciones para reclamar mejoras en dicho sector. que también fue parte de la investigación de Contested Cities.JIMMY NEGRETE VERA / Expreso

Tras el artículo en que EXPRESO difunde los resultados de una investigación internacional sobre ciudades, que concluye que Guayaquil tiene un sistema de desarrollo excluyente y neoliberal, el vicealcalde Josué Sánchez criticó el estudio y describió como seudoanalistas a los investigadores.

Lo hizo a través de su cuenta en la red social Twitter,  en donde contestaba a un medio que entrevistó al coordinador de la investigación de Flacso, Manuel Bayón, sobre el citado estudio publicado por este Diario.

No es la primera vez que las autoridades de Guayaquil rechazan las críticas de la Academia. En otro momento lo hizo el exalcalde Jaime Nebot, quien incluso mandó a los expertos a postularse a las elecciones a la Alcaldía, luego de que este medio le cuestionara sobre la exclusión de la academia en proyectos municipales.

Yo pensé que la gente votó por un plan que hice y exhibí, pensé que hay apertura en el Municipio. ¿Que no hacemos lo que quieren ellos? ¿Por qué lo haríamos? Si quieren, que ganen las elecciones y hagan lo que desean. Tan sencillo como eso. (...) ¿Especialistas en qué? Cuando uno es especialista exhibe lo que ha hecho, no lo que ha pensado.

Jaime Nebot, exalcalde de Guayaquil.

También el gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal, Andrés Roche, ha rechazado las críticas de los expertos del grupo Selectivo, quienes criticaron la aerovía, entre otras cosas, por cruzar el río por el aire y desaprovechar el afluente como medio de transporte. En esa ocasión, se refirió a los críticos como "supuestos expertos".

aerovía

La aerovía, 20 años de deuda sin rentabilidad

Leer más

Trabajar en equipo de la mano de la academia para el desarrollo urbanístico de Guayaquil no es una línea característica del Municipio, al menos no en los últimos años. Los proyectos ejecutados por catedráticos e investigadores han sido puntuales y esporádicos, a diferencia de otras ciudades de la región y el país, que, en cambio, incentivan la participación de las entidades de educación superior, incluso a través de concursos. 

En una entrevista anterior, Filiberto Viteri, urbanista y catedrático de la Universidad Católica, explicó que "el académico no tiene aspiraciones políticas. Es un científico con un rol de investigador que descubre datos a veces no agradables de la situación actual de un territorio". 

Un verdadero líder tiene que saber escuchar a la población conforme e inconforme. Ellos creen que los que están inconformes son sus enemigos.

Liliana Carbonell, arquitecta

Guayaquil y la academia registran trabajos mancomunados que pueden contarse de forma fácil. En el periodo de León Febres-Cordero, por ejemplo, hubo un emblemático estudio de vulnerabilidad sísmica en el que participó la Universidad Católica. Y, en la administración de Nebot, esa entidad hizo una lectura del reforzamiento estructural de la terminal terrestre, recordó entonces Walter Mera, vicerrector de Investigación y posgrado de la Universidad Católica, quien hoy dirige otro proyecto sísmico. 

Con el respeto que merece el señor vicealcalde, le recomiendo que debe comprender etimológica y conceptualmente el término 'desarrollo'.
Lamentablemente en nuestro medio local y nacional abundan los "seudopolíticos", aupados coyunturalmente y votados por el apoyo de la maquinaria electorera y populista.

Felipe Huerta, urbanista

El coordinador de Contested Cities, sobre las declaraciones del vicealcalde,  recuerda que los cargos electos y la academia tienen roles distintos en la sociedad. "La falta de agua potable no se mide en votos, sino en usuarios. De hecho, nuestro análisis es sobre la estructura de la ciudad y la implementación de proyectos desde el Estado central, por lo que no es un examen de una administración o partido en concreto. Los análisis de la academia facilitan visiones no electorales y de largo plazo", señala.