Guayaquil

Vecinos prefieren la bulla a la oscuridad y delitos en el centro de Guayaquil

Según un dirigente de los dueños de bares clausurados llegaron a un acuerdo con el Municipio. El Cabildo dice que la apertura se dará con condiciones.

BARES CLAUSURADOS CENTRO
El pasado 3 de enero, 20 bares fueron clausurados en el centro de Guayaquil.Miguel Canales León / expreso

Sarita Merchán se siente encerrada en su propia casa. Dice que si desea salir por las noches, ningún taxi quiere avanzar hasta la calle Alejo Lascano, por temor a la delincuencia y la oscuridad. “Imagínese si cierran esos bares, vamos a estar más abandonados”, dice la adulta mayor que ha vivido en el centro de Guayaquil durante más de 45 años.

Colapso vivienda

La caída de una casa alerta el peligro de otras 350 casas en estado de vetustez

Leer más

Se refiere a los 20 centros de diversión nocturna que fueron clausurados el pasado 3 de enero por el Municipio de Guayaquil, por estar ubicados en zonas no autorizadas para estas actividades en las calles Luque, Junín, Pedro Moncayo, Riobamba, Rumichaca, entre otras.

Su casa está a un par de cuadras de dichos locales y, asegura que, aunque generan bulla durante las noches, ella prefiere eso a lo que vive en su cuadra: un área sin iluminación, donde reina la prostitución, el microtráfico y los consumidores de drogas.

Roberto Hernández es su vecino. Él no se atreve a salir de su casa. Prefiere hablar detrás de las rejas que lo resguardan de la delincuencia que, asegura, no los deja vivir tranquilos.

Aunque sí está de acuerdo con que cierren estos negocios, para que el centro se convierta en una zona residencial y familiar, no cree que sea la solución pues son los que le dan un poco de vida a esta zona, cuyo movimiento se ‘esfuma’ cuando llega la noche. “Deberían mejorar la iluminación, de dar más seguridad a ciertas calles”, sugiere.

Antes aquí podíamos ir al parque (De la Madre). Ahora, no podemos salir porque aquí todo es oscuro y abunda la delincuencia. Ni los taxis quieren ingresar.

Sarita Merchán
​moradora del centro

De acuerdo a un comunicado municipal, los centros fueron clausurados en cumplimiento con un acta firmada en septiembre de 2019 por los propietarios de los bares ubicados en el entorno de la avenida 9 de Octubre.

En dicho informe, el director del departamento de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez, indicó que las clausuras se cumplieron de acuerdo al marco legal y no fueron arbitrarias, pues el Municipio les concedió prórrogas para que se trasladen a los sitios autorizados: las calles Rocafuerte, Córdoba y Panamá y el área del parque Chile.

Sin embargo, Germán Bustamante, encargado de la directiva provisional de los bares y discotecas de la calle Rumichaca y aledañas, dijo a EXPRESO que tras una reunión con autoridades municipales, han “logrado la reapertura de los locales y la creación de la ordenanza respectiva a la ubicación de la calle Rumichaca para que sea un sitio autorizado para estos negocios”.

Indicó que la mayoría de establecimientos clausurados tienen más de 25 años de antigüedad y por este motivo no deberían de ser trasladados. Según Bustamante, el 8 de enero estarían laborando con normalidad.

Narváez confirmó a este Diario la reapertura de los centros de diversión nocturna. “Sí van a abrir, pero hay condiciones para unos más antiguos, y para los nuevos”. Anunció que hoy 8 de enero también se reunirían con los propietarios para “resolver su situación”.

Deben haber más controles porque hay mucha delincuencia. Hay mucha drogadicción, pero estas irregularidades no se generan por la presencia de los bares.

Roberto Hernández,
​morador del centro

Bustamante precisó que cada uno de los dueños de estos negocios han invertido más de 20 mil dólares y que la reubicación no era una vía factible. “Además, en las zonas donde están ubicados los bares no hay prostitución, no hay espectáculos, no hay delincuencia, droga”, mencionó.

calle Eloy Alfaro

Desde esta noche cambian carpeta asfáltica de la Eloy Alfaro

Leer más

Celso Campoverde vive junto al Cabo Rojeño, la emblemática salsoteca que tiene más de 36 años en la calle Rumichaca. En los 20 años que tiene junto a ese local, ha visto entrar y salir a futbolistas, cantantes, actores, y decenas de amantes de la salsa, pero rara vez, algún acto delincuencial.

Víctor Villacrés, en cambio, trabaja junto al local y teme que, si se mueven, la oscuridad que caracteriza a otros rincones del centro, reemplace a la música que ‘sazona’ las noches de este sector.

Bares clausurados
Hoy 8 de enero se levantaría la clausura de los bares del centro.Miguel Canales León / expreso