Guayaquil

Un sentido adiós al menor de 11 años, víctima del crimen

En el Guasmo hay rabia e indignación Joaquín, quien solo había salido a comprar una cola, recibió 37 impactos de bala

Niño asesinado
Despedida. La tarde de ayer fue velado Joaquín, una de las víctimas colaterales de la balacera del Guasmo.EXPRESO

Como inquieto, pero amoroso, describe doña Liliana a Joaquín, el menor de los cinco hijos de una de sus hijas. El niño, de 11 años, fue asesinado a tiros el 7 de septiembre en la cooperativa Guayas y Quil 2, en el Guasmo sur de Guayaquil. Él fue una de las 10 personas baleadas por criminales que llegaron en cuatro motocicletas y dos carros.

IMG-20230908-WA0065

Encuentran sin vida a un hombre secuestrado en Quevedo

Leer más

La adulta mayor recuerda que aquella mañana el pequeño llegó de la escuela, se quitó el uniforme y se puso ropa de casa para salir a comprar dos colas personales, una para él y otra para su hermana, de 17 años, quien es una persona con discapacidad intelectual.

“Le dije: ‘Mijito, no salgas, quédate adentro, anda a dormir, qué va a hacer a la calle’, pero a él le gustaba sentarse afuera de la casa y conversar con sus amigos, lo reté y le dije que entrara, pero no me hizo caso, a los pocos minutos ocurrió la balacera que hoy nos tiene destrozados como familia. Mi nieto quedó con su colita al lado, no alcanzó a tomársela”, contó la señora, quien por una discapacidad para caminar permanece en una silla de ruedas.

CrimenEl 8 de septiembre, en el Guasmo sur, fueron baleadas 5 personas, 3 murieron. Entre los heridos está un adulto mayor. 

Los restos de Joaquín, quien cursaba el quinto año de educación básica y que soñaba con ser futbolista, eran velados en el portal de la casa de sus familiares, a escasos 10 metros de donde fue asesinado por individuos que portaban armas de fuego de grueso calibre y pistolas.

Lea también: Guayaquil: Una nueva balacera se registró en el Guasmo Sur

Las otras víctimas mortales fueron Erlin Steven Muñoz Cusme, de 29 años, Carlos Alberto Cárdenas Pérez, de 41 (tenía antecedentes por droga en 2018) y Danilo Daniel Pincay Bohórquez. Dos de las seis personas heridas son dos niñas, de 5 y 8 años.

No me hizo caso, le dije que se acostara , pero era conversón y le gustaba sentarse en la vereda”.

Liliana, abuela de Joaquín

Con tristeza, un tío del menor de edad asesinado contó que Joaquín, quien era el único hijo varón de su hermana, recibió 37 impactos de proyectil, siete de ellos eran de armas, tipo fusil, que fueron empleadas por los matones.

BOLIVAR VERA

Durán: Fiscalía inicia investigación por el asesinato del concejal Bolívar Vera

Leer más

“El cuerpo de mi sobrino quedó destrozado, sus órganos internos, su cabecita, fue algo desgarrador, actuaron sin piedad, con saña, no les importó que fuera un niño, por Dios. Él estaba comenzando a vivir”, manifestó el allegado con su voz quebrada, a la vez que observaba con tristeza el cofre blanco donde reposan los restos de Joaquín, quien fue sepultado la tarde de ayer.

En la escena del crimen, agentes de Criminalística recogieron 42 vainas percutidas, calibre 9 milímetros, 17 vainas percutidas calibre 2.23, dos vainas calibre 12 y una bala deformada calibre 9 milímetros.

El coronel Marcelo Castillo, jefe del distrito Sur, informó que tras una persecución policial, uno de los sospechosos, Jhon Jairon Ceme Peña, quien cayó de la motocicleta en la que huía, fue detenido y puesto a órdenes de las autoridades judiciales. En la audiencia de formulación de cargos le dictaron prisión preventiva por asesinato. Tras la matanza, los criminales huyeron en una embarcación que los esperaba a orillas de estero Salado.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!